Exministro Alejandro Gaviria arremete a críticos y dice que defender a Pablo Catatumbo es una "posición ética"

Gaviria daba a entender que defender al secretario terrorista de FARC en la completa libertad, es una de 2 "posturas éticas".

Luego del revuelo en las redes sociales de Colombia donde el exministro en un tono detallado y romántico relató su encuentro con el terrorista del secretariado de FARC, Pablo Catatumbo, ante las críticas, hace pocas horas arremetió dando a entender que su defensa airada de la impunidad de Catatumbo (trabajador de Pablo Escobar y Ex terrorista del M19 y FARC), es una "posición ética". 

En sus propias palabras, a pesar de conocer el crecimiento desbordado a mas de 200 mil hectareas de coca y la absoluta libertad del secretariado de las FARC, Gaviria escribió: 

"Colombia está dividida casi por la mitad en dos grupos. Uno considera que "cualquier impunidad es inaceptable, una afrenta a las víctimas". Otro que "algo de impunidad es necesaria, la única forma de evitar víctimas futuras". Unos consideran a los otros moralmente perversos. Y viceversa. El diálogo parece imposible. La polarización, casi insalvable. 
Deberíamos, creo, tratar de entender las razones del otro. No en busca de un consenso imposible, sino de un entendimiento que logre, al menos, poner en cuestión la supuesta perversidad moral de quienes piensan distinto. De eso depende, del entendimiento mutuo en medio de posturas éticas opuestas, la posibilidad de una paz duradera. "

Con su justificación, Gaviria daba a entender que defender al secretario terrorista de FARC en la completa libertad, es una de 2 "posturas éticas", lo que inmediatamente generó indignado rechazo en las redes sociales del país. 

Como se sabe, Pablo Catatumbo tiene 41 ordenes de captura y es procesado por delitos de lesa humanidad, narcotráfico, secuestro, y condenas sumadas que superan los 240 años de prisión. Catatumbo adicionalmente inició su vida criminal en el M19, de donde habría sido cercano a Pablo Escobar, para posteriormente ubicarse como cuadro terrorista en las FARC. 

En efecto, un reciente informe de El Espectador, relata como: 

Nacido en marzo de 1953 en Cali e integrante del Secretariado de las Farc desde 2008, Jorge Torres Victoria o Pablo Catatumbo es un curtido guerrillero de 60 años que inició su vida clandestina en Medellín desde mediados de los años 70, pero no en las Farc, donde hoy ejerce un mando natural por su proyección política y militar, sino en el M-19, en tiempos en que la mafia afianzaba su poder. Incluso se dice que hizo parte del grupo que Pablo Escobar tuvo prisionero para rescatar a Marta Nieves Ochoa, antes de anunciar la creación del MAS. Después de su experiencia en el M-19, Torres Victoria volvió a su región de origen y se vinculó a las Farc. 

Nuestros anunciantes



Loading...