La “Coalición” de izquierda que dilataría el Metro de Bogotá por (otros) 4 años

Con la "coalición", las iniciativas actuales ejecutadas y con disponibilidad presupuestal tendrán que ser reajustadas, acondicionadas o abolidas, lo que de facto dilata otros 4 años la construcción del metro de Bogotá.

Con ocasión del reciente anuncio del activista de izquierda Gustavo Petro, en el sentido de no dar su apoyo a ninguna candidatura que no concilie con el su “visión” de Bogotá, la revista SEMANA acaba de publicar un listado de figuras que se preparan a formar una nueva “coalición” de izquierda por Bogotá. El acontecimiento sin embargo no sería relevante, si no se advierte la peligrosidad de este nuevo grupo electoral. En concreto, de llegar al poder, la coalición irremediablemente dilataría la construcción del Metro de Bogotá por otros 4 años, lo que configura un escenario intolerable para la capital.

Según la publicación de la revista:

“el punto más álgido que existe para lograr la coalición es el metro de Bogotá, que es al fin y al cabo el eje trasversal de la campaña por la alcaldía, tanto en los candidatos de centro-izquierda como en los de derecha. Solo Morris le apostaría al metro subterráneo a toda costa, Celio Nieves y Jorge Rojas han dicho que revisarían primero la adjudicación antes de tomar una decisión. Petro ha propuesto incluso, que si Peñalosa deja contratada la primera línea, se puede pagar la indemnización y construirlo subterráneo. Pero esto es justo lo que asusta a candidatos como Claudia López, quien asegura que en caso de que Peñalosa adjudique lo ejecutará y buscará recursos para ampliarlo y que así no quede un “medio metro”. El peligro es que, de aceptar la propuesta de Petro, un alcalde podría caer en detrimento patrimonial. Aunque el presidente de la Colombia Humana insiste en que esto no pasará: “No es detrimento patrimonial. Claro, siempre habrá un contralor tan obtuso como el que tenemos hoy, que lo ponga así”, dijo en una entrevista hace un tiempo a SEMANA.”

La publicación sin embargo oculta, que de existir una coalición de izquierda conforme al peso electoral de Petro y Claudia López, todas las iniciativas actuales ejecutadas, con disponibilidad presupuestal y en proceso de factibilidad llevado a cabo por Enrique Peñalosa, tendrán que ser reajustadas, acondicionadas o abolidas, lo que de facto dilata otros 4 años la construcción del metro de Bogotá.

En concreto, la coalición estaría conformada por Gustavo Petro, Hollman Morris, Jorge Rojas, Claudia López, Luis Eduardo Garzón y Luis Ernesto Gómez, entre otros, todos ellos críticos del metro de Bogotá, y todos ellos airados “antipeñalosistas”.

En la práctica, sin embargo, Enrique Peñalosa no solamente ejecutó una administración excepcionalmente eficiente, sino que por primera vez en la historia de la ciudad dejó el metro a punto de iniciar oficialmente la construcción, y financiado. Así las cosas, de concretarse la coalición, y de ser elegida, Bogotá no solamente echará a la basura el trabajo articulado entre el gobierno nacional y la alcaldía de Peñalosa de los últimos años, sino que dilatará irremediablemente el metro, con seguridad, para ajustarse a las superfluas modificaciones planteadas por los candidatos de izquierda.

Nuestros anunciantes

Flower

Flower

Flower



Loading...