Gustavo Petro cumple 59 años ocultando información sobre los 557 secuestros documentados del M19. Centro de Memoria Histórica

El pico de la actividad extorsiva del grupo terrorista M19, tuvo lugar entre los años de 1980 a 1985, destacándose entre las victimas el sindicalista secuestrado y asesinado José Raquel Mercado, presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia(CTC).

Con ocasión de la celebración de grupos radicales de extrema izquierda del cumpleaños del exterrorista Gustavo Petro, numerosas personas se preguntan por la información que tiene el activista sobre los más de 500 secuestros del grupo terrorista M19.

En concreto, la información hace parte del acervo documental del Centro de Memoria Histórica del país, donde se relata en detalle como el M19, por encima del Cartel de Medellín, se convirtió en la primera máquina terrorista de secuestros de Colombia, mucho antes de que Pablo Escobar (mecenas del M19) tomara la decisión de crear el grupo Muerte a Secuestradores, conocido con las siglas de MAS.

Al fuente original del documentos sobre la industrial del Secuestro del M19, adicionalmente fué publicada en su portal institucional, ubicado en la URL: http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/descargas/informes2013/secuestro/sociedad-secuestrada.pdf

Como ha relatado El Nodo en detalle:

El informe plantea con detalle, la industria del secuestro del paramilitarismo, el Cartel de Medellín, el M19, las FARC y el ELN, ubicando por encima de todos en su periodo de existencia, al grupo ilegal M19, con una suma que asciende a un total estimado de 557 secuestros, solo en el periodo de 1973 a 1988.

Textualmente, el pico de la actividad extorsiva del grupo terrorista M19, tuvo lugar entre los años de 1980 a 1985, destacándose entre las victimas el sindicalista asesinado José Raquel Mercado presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia(CTC) , el  excandidato presidencial del Partido Conservador Álvaro Gómez Hurtado, Camila Michelsen y otros, entre decenas de ciudadanos. 

Conforme al informe del Centro Nacional de Memoria Histórica, el M19 convirtió más que ningún otro grupo terrorista, al secuestro extorsivo como la principal fuente de financiación para dotación militar, logística, y de armamento.

Textualmente:

“El primero de los cinco periodos de análisis inicia en 1970 y finaliza en 1989. Allí se presenta la primera gran expansión de la violencia. Aparecieron los grupos guerrilleros, que se expandieron en un escenario de exclusión y disputa, y surgieron los grupos paramilitares. Este periodo representó los Inicios de la industria del secuestro, cuando este delito aún no era una amenaza real para el Estado colombiano ni para la sociedad en general”.

Imágenes y panfleto de autoría del secuestro y asesinato del sindicalista Jose Raquel Mercado por el M19

Así las cosas, el informe señala como el secuestro se convirtió para el M19, en la principal fuente de presión financiera y extorsiva, superando con creces a las FARC, los paramilitares, el ELN o el antiguo EPL.

“Cuando apareció el secuestro como fenómeno al interior de la sociedad colombiana en las décadas de los años setenta y ochenta, se presentaban en promedio 113 casos al año. Ya para ese entonces la guerrilla se convirtió en el principal autor. En este periodo, esta actividad era perpetrada preponderantemente por el M-19, que en dicho momento histórico combinaba las motivaciones políticas y propagandísticas con fines económicos. Aunque el número de secuestros en esa época era inferior a lo observado en décadas posteriores, los secuestros de José Raquel Mercado, Presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia; Hugo Ferreira Neira, exministro de agricultura; y Álvaro Gómez Hurtado, dirigente y político conservador, causaron en su momento un profundo impacto entre la opinión pública.”

Al respecto, y en medio de la evidencia sobre la actividad de secuestro institucionalizado del M19, otro informe reciente relaciona como el grupo terrorista fué el primero en llevar su conducta criminal extorsiva a niveles inimaginables, incluso para el cartel de Medellín. En sus propios términos:

El primero en entender el apalancamiento y en aplicar la práctica del secuestro en toda su extensión fue Jaime Bateman Cayón, Comandante en Jefe del M-19.
El M-19 (se acogió al proceso de amnistía en 1991) refinó y llevó el método de la ‘retención revolucionaria’ a dimensiones desconocidas para los grupos guerrilleros en ese entonces. Sus objetivos eran políticos, propagandísticos y económicos.67 Otros grupos guerrilleros adoptaron rápidamente esta práctica, y, el secuestro se convirtió en una epidemia incontrolable para las autoridades colombianas en los años noventa. Aunque la guerrilla insiste en utilizar la expresión ‘retención de personas’, el motivo detrás de la gran mayoría de secuestros es económico (...) La evidencia de infiltraciones también salió a la luz en el caso de la comunidad judía colombiana. En 1984, los grupos guerrilleros M-19 y ELN empezaron a secuestrar a hombres de negocios e industriales adinerados de la comunidad judía, quienes habían adquirido pólizas a su nombre de empresas inglesas. Según parece, estos grupos guerrilleros lograron infiltrarse en los archivos con esta información mediante otro miembro de la comunidad judía y obtuvieron así el listado de los beneficiarios y la suma por la cual estaban asegurados. Entre 1984 y 1989 se presentaron más de 40 secuestros, uno tras otro, de miembros asegurados de la comunidad judía. Y en todos estos casos, el negociador entre la familia y los secuestradores era el mismo hombre: Víctor Sassón. Estas sospechosas extorsiones llegaron a su fin tras el asesinato de Sassón, quien se cree que filtró la información a la guerrilla en primer lugar. El asesinato fue atribuido al servicio secreto israelí, Mossad.

Fuente: https://paxencolombia.org/wp-content/uploads/2016/01/La-industria-del-secuestro-en-Colombia.pdf

Finalmente, años después de la desmovilización del grupo narcotraficante y terrorista, existen en la legalidad 2 principales criminales de la época con conocimiento sobre la sistematicidad de la industria del secuestro del M19, Gustavo Petro y Antonio Navarro. En medio de las celebraciones del cumpleaños del exterrorista, numerosos ciudadanos se preguntan porque guardan silencio frente a los mas de 557 secuestros del M19 documentados por el Centro de Memoria Histórica. 

Nuestros anunciantes

Flower

Flower

Flower



Loading...