El nombre que Daniel Coronell ocultó al New York Times en su estreno como “Columnista”

Años mas tarde, el mismo gobierno de Juan Manuel Santos, ahora en calidad de presidente de la República, entregaba una millonaria concesión a un grupo dirigido por Daniel Coronell.

Con ocasión de la salida del contratista del gobierno Santos, Daniel Coronell, de la revista SEMANA en Colombia, y la reciente propaganda de medios internacionales en acompañar una campaña de desprestigio de las fuerzas armadas iniciadas por la ONG de izquierda Human Rights Watch, Coronell habría escrito una columna en el periódico New York Times, “explicando” las razones de su salida de la revista colombiana.

El escrito, originalmente publicado el pasado 5 de junio, establecía relaciones paranóicas entre el fenómeno de los denominados “falsos positivos” con los recientes protocolos contra insurgentes de las fuerzas militares colombianas. En el escrito, a pesar de que Coronell no cuenta con ninguna prueba, el contratista y comunicador hace un recuento del fenómeno de las ejecuciones extrajudiciales ocurridas durante el Ministerio de Defensa de Juan Manuel Santos, de quien posteriormente en su gobierno recibiría una millonaria concesión para administrar el “Canal UNO”.

En la “confesión” de Coronell, sin embargo, diversos ciudadanos y periodistas se han extrañado por la forma extraña en la que este oculta mencionar el nombre de Juan Manuel Santos, quién posteriormente fue elegido como receptor del “Premio Nobel de Paz”, pero quien a su vez, fue el único funcionario de alto rango de la administración Uribe que se disculpó por su responsabilidad en el escándalo de los “falsos positivos”.

El ocultamiento de nombre de Santos es notable en la columna de Coronell, donde el contratista escribe literalmente:

“Al menos 2200 civiles inocentes han sido asesinados por militares y presentados como guerrilleros muertos en combate, según las cifras de la Fiscalía General de la Nación. La etapa más crítica de esas ejecuciones extrajudiciales tuvo lugar entre 2006 y 2009. Meses después de la expedición de una directiva del Ministerio de Defensa de la época, que premiaba con ascensos, permisos y bonos en efectivo a los uniformados que produjeran más “positivos”, como se llama la muerte en combate de enemigos en el argot militar colombiano.”

 

De esta manera, Coronell oculto a su nuevo medio de comunicación, una fundamental verdad para entender los fenómenos de ejecuciones extrajudiciales entre el periodo 2006 y 2009, y es que Juan Manuel Santos en calidad de Ministro de Defensa fue el principal responsable de la política de las fuerzas armadas absuelto en una investigación el pasado 4 de Agosto de 2010.

La información fue adicionalmente documentada por diversos medios de comunicación del país, donde se confirmó que un fiscal delegado ante la Corte Suprema archivo la investigación preliminar abierta a Santos, lo que fue presentado como un nuevo triunfo judicial del entonces ministro de defensa. Como fue presentado por medios de la época:

“Un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia archivó una investigación preliminar contra el presidente electo, Juan Manuel Santos, y el comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León, por ejecuciones extrajudiciales. La diligencia, a la que aún sigue vinculado el ex comandante del Ejército, general Mario Montoya, actual embajador en República Dominicana y Haití, tenía que ver con el caso de los "falsos positivos", un escándalo en el que militares mataban a jóvenes y luego los presentaban como "bajas en combate" y por ello recibían permisos especiales y hasta dinero.”

Posteriormente, el mismo gobierno de Juan Manuel Santos, ahora en calidad de presidente de la República, entregaba una millonaria concesión a un grupo dirigido por Daniel Coronell, donde este extrañamente se dedicó a tratar de abrir investigaciones sin fundamento contra la oposición de Santos, lo que posteriormente oculto en su columna del New York Times.

Nuestros anunciantes

Flower

Flower

Flower



Loading...