La FARSA de la “Anticorrupción”: Como la doctrina del ELN y el M19 vuelve a unir a Claudia López y León Valencia

Rafael Enrique Simanca, afirmaría que: “cada dos años, desde 1990, se recibía un plan de trabajo de los mandos, entre ellos, alias ‘Gonzalo’ (León Valencia), quien habría participado en, por lo menos, 30 secuestros entre 1991 y 1993, entre ellos el del ganadero Calixto Benavides”.

La reciente unión del peligroso ex comandante terrorista del ELN, León Valencia, con la polémica política de izquierda Claudia López para "combatir la corrupción", tiene elementos de fondo que no son conocidos para la opinión pública de Colombia. En concreto, los lazos que vinculan a los dos personajes, están no solo asociados a las labores de activismo político de izquierda, lo que benefició al grupo narcotraficante FARC, sino a la historia con organizaciones narcotraficantes y criminales que los une.

Aunque para muchas personas en Colombia no es sabido, León Valencia fue uno de los comandantes terroristas del ELN beneficiados por sus crímenes con los indultos que el estado concedió en 1994. A pesar de ello, declaraciones libres del desmovilizado de la guerrilla Rafael Enrique Simanca, alias ‘Gilberto’, lo acusan de delitos conexos durante el comienzo de la década de los noventa, años en los que su influencia como insurgente creció en la organización terrorista ELN.  En concreto, las declaraciones de alias Gilberto, llevaron a que, en el año 2001, el entonces fiscal general de la nación, abriera de nuevo investigaciones contra el cercano colaborador de la revista SEMANA León Valencia, debido a los claros indicios por crímenes de lesa humanidad, entre los cuales se cuentan al menos 30 secuestros, en los que podría haber estado directa o indirectamente involucrado.

Por su parte, el caso de Claudia López se asocia directamente a la militancia de su familia en el grupo terrorista M19 (concretamente de su madre), para la época en la que todavía no se había integrado la organización criminal a la legalidad, y al parecer, desde antes de que el M19 se aliara con el Cartel de Medellín para protagonizar la toma del Palacio de Justicia.

Como se sabe, el M19 fue la organización terrorista que más desarrollo la práctica del secuestro en su época, superando incluso los secuestros del entonces Cartel de Medellín (en cabeza de Pablo Escobar) y el Cartel de Cali (en cabeza de los hermanos Rodríguez Orejuela). Como si fuera poco, una circular reciente del Consejo Nacional Electoral en Colombia, emitida luego de una solicitud formal ante la entidad, confirmaría que el denominado “Partido Verde”, también conocida como la “Alianza Verde”, corresponde efectivamente a la personería jurídica del grupo secuestrador M19, pero que fue posteriormente cambiada para desviar la atención de la población.

Así las cosas, los antecedentes de Claudia López y el “ex terrorista” del ELN León Valencia no serían solamente profesionales, sino además doctrinarios e ideológicos, lo que pone a la democracia Colombiana ante un peligro solo agravado por la llegada de las FARC al poder (apoyado por los dos polémicos activistas).

Como se sabe, Claudia López no solamente ayudo al proceso de dominio de las instituciones del grupo narcotraficante FARC, sino que (hasta donde se sabe), nunca ha denunciado las acciones terroristas de su nuevo socio, quién según declaraciones ante las autoridades del propio testigo mencionado habría hecho parte de delitos de inmensa gravedad.

Rafael Enrique Simanca, afirmaría que:

“cada dos años, desde 1990, se recibía un plan de trabajo de los mandos, entre ellos, alias ‘Gonzalo’ (León Valencia), quien habría participado en, por lo menos, 30 secuestros entre 1991 y 1993, entre ellos el del ganadero Calixto Benavides”.

 

La situación adicionalmente llevó a generar sendas investigaciones de la Fiscalía General de la Nación, que posteriormente fueron desviadas por la influencia mediática del “ex cabecilla”, de quién se conoce su cercanía con la Revista SEMANA  y su amistad (en sus propias palabras) con los narcotraficantes y terroristas alias “Pablo Beltrán” y “Antonio García”.

Como si fuera poco, en declaraciones recientes, se refirió a los dos peligrosos terroristas en los siguientes términos:

 "En noviembre de 2007 me encontré con Nicolás Rodríguez Bautista (Gabino), comandante general del Ejército de Liberación Nacional (ELN), y pudimos hablar y discutir en un ambiente de respeto sobre la situación del país y sobre la necesidad de la reconciliación. También había hablado largamente con Pablo Beltrán y Antonio García. Eran mis antiguos compañeros en el Comando Central del ELN".

Pruebas de supervivencia de Alvaro Gomez, suministradas por el M19 horas posteriores a su secuestro

La reciente alianza de López con León Valencia, por ende, debe llevar a activar las alarmas de la ciudadanía Colombiana, hoy dominada por activistas del ELN y el M19, y en riesgo además de ser dominada doctrinaria e ideológicamente por las FARC, desde el Congreso y a través de sus aliados en la legalidad (y la ilegalidad).

Nuestros anunciantes



Loading...
Imagen de Sofía Gaviria Correa
Sofía Gaviria Correa
Imagen de Abelardo De La Espriella
Abelardo De La Espriella
Imagen de Jaime Arturo Restrepo Restrepo
Jaime Arturo Restrepo Restrepo