El silencio de Iván Duque ante la militarización acelerada de Nicolás Maduro

La única estrategia de persistencia del dictador es aprovechar la indiferencia del resto de mandatarios, incluido Iván Duque, para sigilosamente iniciar un proceso de fortalecimiento armamentista

El reciente anuncio del proceso de militarización de Venezuela con actores geopolíticos de peso, como China, Irán y Rusia,  pone en evidencia el desespero del narcotraficante Nicolas Maduro para iniciar un proceso de fortalecimiento bélico como única estrategia de supervivencia continental.

En concreto, en medio del acelerado éxodo de venezolanos al continente, y el silencio de los presidentes Latinoamericanos, la única estrategia de persistencia del dictador es aprovechar la indiferencia del resto de mandatarios, incluido Iván Duque, para sigilosamente iniciar un proceso de fortalecimiento armamentista que puede cambiar las cargas geopolíticas de la región.

Adicionalmente, la llegada a México del presidente de extrema izquierda Andrés Manuel López Obrador, abre las puertas para que Maduro, silenciosamente, renueve sus lazos con el comunismo continental, y fortalezca un triángulo de poder continental Cubano, Mexicano y Venezolano.

Por estos motivos, cobra hoy más fuerza la propuesta de expulsar o eliminar militarmente a Nicolás Maduro Moros, en medio del letargo que su propio régimen está propiciando en un país que vive literalmente en la hambruna y el desabastecimiento.

En ese panorama, es responsabilidad del presidente de Colombia, como principal afectado fronterizo de Venezuela, liderar el proceso de organización de intereses hemisféricos, alineando las fuerzas militares de Brasil, Chile, Estados Unidos, Panamá y Argentina, entre otros, para que en una operación limpia se lleve a cabo la supresión completa del núcleo del poder del chavismo, facilitando una transición acelerada a formatos de economía de mercado.

El silencio de Iván Duque ante los procesos de fortalecimiento militar, y de reorganización del núcleo duro del comunismo en el triángulo conformado por Cuba, México y Venezuela, por ello, es una claudicación suicida en un hemisferio que poco a poco entra en el concierto internacional como agente de presión política, al nivel de Europa y Asia.

Nuestros anunciantes



Loading...
Imagen de Sofía Gaviria Correa
Sofía Gaviria Correa
Imagen de Margarita Restrepo
Margarita Restrepo
Imagen de Juan David Escobar Cubides
Juan David Escobar Cubides
Imagen de Jaime Arturo Restrepo Restrepo
Jaime Arturo Restrepo Restrepo