La colonización Sueca de Colombia: “Del enfoque de género al aterrizaje del LOBBY Gay y de Paz con dineros de McDonalds”

A pesar del evidente sesgo ideológico, el instituto Kroc y sus labores de activismo político en Estados Unidos y Suecia, obtuvo sus recursos directamente de los Estados Unidos, concretamente por una donación de 50 Millones de dólares de una de las viudas del fallecido fundador de la corporación de comidas rápidas Mc. Donalds, de nombre Joan B. Kroc.

Con ocasión de la ambigüedad del gobierno nacional para poner fin al activismo de género incorporado en los acuerdos de la Habana con el grupo narcotraficante FARC, las actividades de la Embajada de Suecia para incorporar y apoyar activismo LGBT en Colombia podría haber alcanzado en los últimos días un nuevo nivel de desarrollo. Como se sabe, Suecia es probablemente el país con el mayor nivel de penetración de la ideología de género en el planeta, dejando desastrosos resultados sobre su tasa de natalidad, división familiar y fragmentación cultural. Ante el avance de las ONG radicales Suecas en Colombia, debido a la asignación del Nobel de Paz del gobierno Santos, y su grado de penetración diplomática en Colombia, las actividades del “Lobby LGBT o Gay” de Suecia, habría redoblado sus esfuerzos políticos en Colombia, lo que se constataría con reuniones con el gobierno nacional para “asegurar el enfoque de género en los acuerdos de paz”, así como otras actividades financiadas por ONG suecas, directamente vinculadas al activismo de género.

En concreto, la situación estaría formalizada por tres acciones. En primer lugar, la incorporación de los “asuntos de género” en la sociedad Colombiana, utilizando un relato neo marxista para dar la impresión de conflicto entre hombres y mujeres. En segundo lugar, mediante la presión diplomática de la embajada para incorporar agendas de ideología de género en los denominados “Acuerdos de Paz” firmados en secreto en la Habana, Cuba. Y en tercer lugar, mediante el activismo abiertos de los grupos y las iniciativas gay, bisexuales, “transexuales” de “ideología de género en el país”.

Al respecto, los tres pasos ya están en marcha, y demostrarían una peligrosa penetración cultural de Suecia en Colombia, destruyendo los valores familiares y culturales de la región, y colonizando peligrosamente al territorio para el ingreso de otro tipo de ideas y experimentos de ingeniería social.

EL PODER DEL INSTITUTO KROC EN COLOMBIA Y SU ARTICULACIÓN CON LA EMBAJADA SUECIA PARA PROYECTOS DE INGENIERIA DE GÉNERO Y “PAZ”

Uno de los principales actores detrás de la financiación de las actividades de la Embajada Sueca en Colombia, es el Instituto Kroc, presentado como un “centro de estudios de paz”, e involucrado directamente en la incorporación de los “Acuerdos de Cuba” con las FARC a través de diversas actividades directas y de intermediación con la Embajada de Suecia. En concreto, el Instituto Kroc, es un tanque de pensamiento en lo que se conoce como la “Ideología de Paz”, surgida de grupos radicales de izquierda europeos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, e instrumentalizada como nuevo cebo de reclutamiento de grupos de izquierda y partidos “social demócratas” en Escandinavia.

A pesar del evidente sesgo ideológico, el instituto Kroc y sus labores de activismo político en Estados Unidos y Suecia, obtuvo sus recursos directamente de los Estados Unidos, concretamente por una donación de una de las viudas del fallecido fundador de la corporación de comidas rápidas Mc. Donalds, de nombre Joan B. Kroc. En concreto, Joan Kroc, transfirió su capital heredado de su esposo en los Estados Unidos, directamente del emporio Mc. Donalds a la Universidad de Notre Dame, y concretamente al “Joan B. Kroc Institute for International Peace Studies”, abultando con 50 Millones de dólares el activismo internacional dirigido a “estudios de paz” que posteriormente, de forma muy hábil, serian redireccionados a Suecia, cuna de los “Premios Nobel de Paz”.

Desde 1986, el Instituto Kroc había carecido de la capacidad de influencia internacional para llevar su lobby internacional fuera de los Estados Unidos. Con la donación de Joan Kroc, sin embargo, Suecia, el principal líder de activismo de “paz y género” en el planeta, se apropió de parte de los recursos, articulando iniciativas de colonización cultural del gobierno sueco en el mundo. Una de estas iniciativas, el “Acuerdo de Paz” de la Habana entre las FARC y Juan Manuel Santos.

EL ACTIVISMO DE LA EMBAJADA SUECIA Y EL INSTITUTO KROC PARA ASIGNAR “ENFOQUE DE PAZ Y GENERO” AL PACTO DE LA HABANA

Con la injerencia diplomática de la embajada de Suecia en Colombia, una vez otorgado el Premio Nobel de Paz a Juan Manuel Santos, la representación diplomática de este país, y el instituto Kroc acentuaría su influencia en territorio nacional. En concreto, el mas importante documento realizado por el instituto para asegurar su penetración de activismo político en Colombia, fue el “INFORME SOBRE EL ESTADO EFECTIVO DE IMPLEMENTACIÓN DEL ACUERDO DE PAZ EN COLOMBIA”, publicado en el año 2017, en donde menciona taxativamente lo que llama “el enfoque de género en la paz”, describiendo sus objetivos principales. En concreto, el informe confirma:

“El enfoque de género en el Acuerdo Final representa un hito en materia de construcción de paz a nivel internacional ya que ubica los derechos de las mujeres y a la igualdad de género en el centro del Acuerdo. Es una innovación del Acuerdo colombiano. En el texto se crean medidas y disposiciones concretas para promover la igualdad de derechos, la participación activa y la representación equitativa de las mujeres en la construcción de paz. La implementación efectiva de estas medidas y disposiciones con enfoque de género incrementará el desempeño y la calidad de la implementación del Acuerdo Final”

El objetivo del Instituto Kroc y la Embajada Sueca, sin embargo, se veía dificultado por la llegada al poder de un gobierno que rechace los acuerdos de la Habana. La ambigüedad de la actual administración frente al tema, y la aceptación de Iván Duque de ceder ante las presiones del Lobby europeo, sin embargo, habrían servido en los últimos días como nuevo punto de partido de la actividades diplomáticas de Suecia, perfeccionando esta semana una reunión con la vicepresidente Marta Lucia Ramírez, donde directamente se conversó “asegurar el enfoque de género en la implementación de los Acuerdos de Paz”. Lo anterior incluso, dos días después de posesionado Iván Duque en Colombia, en un comunicado presentado el pasado 9 de Agosto.

El abordaje ideológico, ya había sido además, presionado por la "Comisión Intereclesiastica de Paz" en Colombia, de la que hace parte el cercano colaborador del ELN Francisco de Roux, que en su página web, además, ha publicado directamente comunidados del Instituto Kroc promocionando el acuerdo de impunidad con las FARC.

DEL ENFOQUE DE GENERO AL ATERRIZAJE SUECO DEL LOBBY GAY EN COLOMBIA

La ambigüedad del gobierno colombiano en rechazar la ideología de género liderada globalmente por la Embajada de Suecia, así como la injerencia en los asuntos domésticos de ONG internacionales que avalan la impunidad de las FARC, han dado un nuevo aire al activismo de izquierda en Colombia, configurándose un peligroso panorama de política de estado en el que la colonización cultural de Suecia sobre las tradiciones colombianas puede generar una nueva catástrofe social.

Ante el avance diplomático de Suecia, la última semana presentó sus últimas cartas políticas, pasando del activismo de “equidad de género” directamente a la masificación del activismo corporativo del Lobby Gay en Colombia.

En concreto, tan solo 48 horas después de que la Embajada de Suecia lograra sentar en la misma mesa a la vicepresidente Marta Lucia Ramírez para hablar de “temas de Paz y género”; la misma embajada patrocinaba e inauguraba por primera vez en Colombia la primera rueda de negocios para el Lobby LGBT en el país, participando del lanzamiento las redes de la propia Embajada de Suecia en Colombia, e invitando a otras embajadas continentales apoyar el “mercado” que se esconde tras los grupos de gays, transexuales, drags y lesbianas en el país.

Ante los hechos, la Embajada habría hecho uso de su influencia en el “Consejo de Negocios e Inversión” del gobierno Sueco en Suramérica, patrocinando directamente la injerencia de la “Rueda de negocios LGBT” en Colombia, debido a su “potencial económico”.

La publicación del Consejo de Negocios sueco en Suramérica, se refirió en los siguientes términos a su participación:

“Ayer @cclgbtco inició la feria de negocios diversos #WETRADE2018. Suecia es uno de los países más amigables del mundo para la comunidad LGBTQ .Junto a @BusinessSweSA promovemos la igualdad de derechos y de acceso a oportunidades en la sociedad y dentro de las empresas.”

Ante los hechos, se confirmaría directamente que la inauguración en Colombia del activismo empresarial LGBT de la Embajada de Suecia en Colombia, fortalecería su presencia en Colombia para “iniciar” la “Feria de Negocios diversos”, lo que junto con su activismo diplomático para la “Paz”, financiado en parte por el Instituto Kroc, arrinconaría al gobierno de Iván Duque ante los intereses financieros y culturales de Suecia en la Región, tal y como lo habría estimado Humberto de la Calle Lombana pocos meses atrás.

 

Nuestros anunciantes



Loading...