Por compararlo con “criminales” Claudia López pide disculpas a Petro; ex cabecilla de M19 capturado con 3 revólveres largos en expediente judicial de 1985

Otro informe judicial de la época declara en detalle los delitos de captura imputado al antiguo cabecilla Petro en el M19, Gustavo Petro, capturado con 3 “revólveres largos con más de 50 cartuchos cada uno, 6 bombas de fabricación casera y propaganda subversiva”.

Hace pocos momentos, luego de haberlo relacionado con el grupo narcotraficante “Los Pepes”, la candidata Claudia López ha tomado la decisión de “disculparse” con el antiguo cabecilla terrorista del M19, Gustavo Petro.

Como se sabe, el M19 fue uno de los grupos financiados por Pablo Escobar, cuyo cartel de Medellín utilizó los servicios urbanos del M19 y posteriormente se bifurco en el Cartel de Medellín y “Los Pepes”, en cabeza de los hermanos Castaño Gil.

En medio de la acertada asociación de López, cuya madre también militó en el M19, la “candidata a la alcaldía” tomó la decisión de pedirle una disculpa al antiguo cabecilla.

En sus palabras:

En esos y muchos más propósitos coincidimos (refiriéndose a la funesta alcaldía de Bogota de Petro) y, aún en los que no coincidimos, siempre ha primado el mutuo respeto. Excúsame por el desafortunado y mal interpretado comentario de pps. Nada tenía que ver con equipararte a ti ni a nadie con criminales ni en desconocer tus logros.

Las disculpas de López con Petro por compararlo con “criminales” no obstante no deja de ser curiosa, considerando que Petro fue un cabecilla del grupo narcotraficante y terrorista M19, imputado por un juez sin rostro por la comisión de delitos de crímenes atroces.

Como ha informado originalmente El Nodo:

“Según el artículo de El Espectador, de título, “Justicia al Holocausto”, Petro hace parte de la plana mayor del grupo secuestrador, por lo que se incluye en el listado por responsabilidad ante los hechos del Palacio de Justicia. Textualmente el informe señala: “Juez sin rostro dicta 31 autos de detención, sin excarcelación, contra la plana mayor del M19, por los trágicos hechos del palacio de justicia, y envía el proceso a la Corte Suprema de Justicia para que esta determine si el entonces presidente Belisario Betancourt incurrió en el delito de homicidio culposo. Los delitos que protagonizó el M19 no son conexos con los delitos políticos por los cuales fueron indultados. “”

A lo que otro informe de 1992 agrega:

"Las conductas que se imputan a Navarro y a los restantes ex miembros de la cúpula del M19 (incluido Petro) están previstas en el Estatuto Antiterrorista y según el juez constituyen delitos atroces. Los delitos se derivan del asalto y el incendio del Palacio , dijo una fuente de la jurisdicción de Orden Público. Hay evidencias suficientes que demuestran la responsabilidad de los guerrilleros en el incendio .La resolución de acusación o auto de llamamiento a juicio implica la detención inmediata de los afectados con la medida, sin que haya posibilidad alguna de excarcelación.”

Como en su momento lo emitió el juez:

“La cúpula del M19 incursa el proceso sin beneficio de excarcelación correspondía a los siguientes responsables de crímenes atroces: Gustavo Petro, Antonio Navarro Wolff (ex constituyente), Germán Rojas Niño (ex constituyente), Marco Antonio Chalita (ex constituyente), Otty Patiño (ex constituyente), Vera Grave (senadora), Libardo Parra Vargas, Rosemberg Pabón Pabón (ex constituyente), Jesús Arjaid Artunduaga, Evert Bustamante (senador), Rafael Arteaga, José Yamel Riaño, Remberto Artunduaga, Gerardo Ardila, Rafael Ernesto Vergara, Carlos Augusto Erazo, Eduardo Chávez, Jaime Bermeo Cruz, Alix María Salazar, Clara Elena Enciso, María Rosalba Vásquez, Jaime Navarro Wolff, Ramiro Lucio (representante a la Cámara), y Carlos Alonso Lucio.” “

Adicionalmente, otro informe judicial de la época declara en detalle los delitos de captura imputado al antiguo cabecilla Petro en el M19, Gustavo Petro, capturado con 3 “revólveres largos con más de 50 cartuchos cada uno, 6 bombas de fabricación casera y propaganda subversiva”.

Concretamente, el informe detalla cómo durante la captura, en 1985, Gustavo Petro cumplía el doble oficio de ser concejal de Zipaquirá mientras en secreto desarrollaba obligaciones terroristas y delincuenciales hasta que la policía dio con su captura:

“ ese 24 de octubre se realizaron operaciones simultáneas de allanamientos en Cajicá y Zipaquirá, ya que había información sobre almacenamiento de armas en esos dos municipios. A la 1 de la tarde los uniformados llegaron a la casa de Ana Sofía Murcia y encontraron en su patio un túnel o caleta en donde se escondían Gustavo Petro, en ese entonces concejal de Zipaquirá, Luis Alberto López y Héctor Alirio Borbón. Los tres tenían revólveres largos con más de 50 cartuchos cada uno y el material explosivo hallado en ese lugar. El decomiso tuvo lugar en el barrio Bolívar 83, que era un fortín del M-19”

Nuestros anunciantes

Flower

Flower

Flower



Loading...