Expulsiones de Ángela Robledo y Mockus revela el tinglado de trampas que “POGREVERDISTAS” Petro y Claudia López quieren hacer a sus Electores y al Consejo de Estado

La estrategia, sin embargo, fue tan pobremente planificada, que en cuestión de meses cayeron los dos congresistas "ungidos" acusados por el Consejo de Estado.

Con la reciente sanción del Consejo de Estado a Ángela Robledo, “excandidata vicepresidencial” del “exterrorista” Gustavo Petro, se rebela en el país un nuevo capítulo de la política tramposa que caracteriza al “progreverdismo”.

En concreto, tanto Antanas Mockus como Ángela Robledo, se convirtieron con el paso de los años en los coequiperos de dos polémicos activistas de izquierda radical como Claudia López y Gustavo Petro. Así las cosas, era solo cuestión de tiempo para que Mockus y Robledo siguieran las directrices del exterrorista y la candidata congresista, lo que finalmente se aglutinó en las pasadas elecciones al Congreso.

En el caso de Mockus, el millonario contratista cayó en los cantos de sirena de Claudia López, quien lo convenció de que cometa la trampa de encabezar la lista al congreso de “Los Verdes”. En el caso de Ángela Robledo, la trampa consistía en saltar del “progresismo” del exterrorista Petro, como candidata a la vicepresidente, a ser elegida al congreso con el aval de otro partido. En ambos casos, las trampas fueron atajadas por el consejo de Estado, y hoy, tanto Mockus como Robledo pierden sus curules.

El episodio que acaba de abrir el Consejo de Estado con las sanciones impuestas a Robledo y Mockus, representaban para la mayoría de la ciudadanía colombiana la consecuencia lógica de hacerle trampas al estado y burlar la ley. No obstante, tanto Petro como Claudia López insistían en que sus ungidos representaban la renovación. La estrategia, sin embargo, fue tan pobremente planificada, que en cuestión de meses cayeron los dos congresistas acusados por el Consejo de Estado de violar la ley, y los días por venir pueden definir un nuevo rumbo para los movimientos políticos de Petro y Claudia López.

Finalmente, es importante plantear la guerra a las instituciones, a través de la trampa, que los dos políticos han iniciado en Colombia, peleando decisiones del Consejo de Estado en sus cuentas de Twitter, mientras el acervo probatorio de las ilegalidades de Robledo y Mockus se acrecentan en los juzgados. Esta conducta, que en otras ocaiones es castigada por la ciudadanía, sin embargo, no ha generado los mismos efectos en Colombia, la situación tendria como origen la avanzada carga ideológica con que la población joven asume la política. Desde esta perspectiva, aunque Claudia López y Gustavo Petro sigan engañando a sus electores, el Consejo de Estado ha demostrado que los dos líderes son tramposos, y que sus ungidos Robledo y Mockus, no eran mas que apéndices de la corrupción que siempre ha anidado en Colombia. 

Nuestros anunciantes

Flower

Flower



Loading...