Contratos, Canal y Dinero. 3 actos del sainete de “división” de SEMANA con Daniel Coronell que beneficia a Coronell, Alejandro Santos y Felipe López

Juan Manuel Santos escapa de Colombia. Con demandas en Estados Unidos y un canal multimillonario en el bolsillo, Alejandro Santos, sobrino del fugado presidente y Daniel Coronell, acuerdan separarse.

Hace pocas horas, el contratista del gobierno de Juan Manuel Santos, Daniel Coronell, ha hecho público en su red social Twitter un mensaje donde según dice, Félipe López, uno de los principales accionistas de la Revista SEMANA, ha comunicado la decisión de la empresa de cerrar su columna.

El texto de Coronell, como todo su historial de noticias falsas en la revista SEMANA, no muestra una sola prueba de los hechos, dando a entender que su salida obedece a una orden superior que por sus intereses, no se discutirá en público. De esta manera, Coronell aprovecha el último respiro de una relación que le permitió crear una narrativa falsa por años, mientras se hacía con el poder político para negociar con la administración de Juan Manuel Santos. Logrando su objetivo, el hoy contratista cierra en negocio saliendo de la revista SEMANA.

El sainete o farsa, sin embargo, tiene 3 momentos fundamentales que benefician a cada uno de los actores. En este sentido, la salida de Coronell de SEMANA goza de un escenario estratégico que beneficia los intereses, y los bolsillos, de la izquierda en general, de Coronell, Alejandro Santos y Felipe López.

PRIMERA ESCENA

Coronell y SEMANA se alían para producir noticias falsas y debilitar la sociedad civil fortaleciendo a Santos y a las FARC

La primera parte del sainete está protagonizado por los intereses de Coronell, como cabeza de periodismo especulativo de SEMANA, y la revista SEMANA dirigida por Alejandro Santos, para beneficiar a Juan Manuel Santos Calderón, tio de Alejandro. Para estos objetivos, SEMANA inicia una escalada de noticias falsas que dan con cárcel a algunos miembros de la antigua administración de Uribe, dirigidos por un fiscal de bolsillo, Eduardo Montealegre.

En esta alianza liderada por Coronell y SEMANA, los beneficios para todas las partes son evidentes. En primer lugar, las noticias sin fundamento de Coronell lo posicionan como “denunciante” de la derecha. En segundo lugar, Alejandro Santos, sobrino del presidente, recibe beneficios y posicionamiento de presidencia mientras su tío busca un premio nobel. Por su parte, Juan Manuel Santos obtiene el Nobel y la presidencia robada a Oscar Iván Zuluaga. La tripleta logra una trampa completa que los beneficia a todas, mientras somete a toda Colombia a la impunidad de las FARC y el poder del narcotráfico.

 

SEGUNDA ESCENA

Coronell y SEMANA se fortalecen, mientra Coronell gana una millonaria concesión regalada por Juan Manuel Santos

En medio del fortalecimiento de la alianza entre Juan Manuel Santos con la Revista SEMANA, el propio expresidente se da cuenta de los favores recibidos por el “periodismo” especulativo y sin sustento de Coronell. De esta manera, en una operación financiera, el hoy jefe de contenidos de UNIVISIÓN, Patricio Wills, gran coequipero de Daniel Coronell, apunta conjuntamente con el “periodista” para sacar una tajada aún superior, la Concesión del Canal UNO.

 

En este escenario, Daniel Coronell sabe que las cifras de publicidad en Colombia para pauta televisiva ascienden a $400 Millones de Dólares. Con esta cifra en la mente, Coronell lleva al extremo sus columnas delirantes en la Revista Semana, logrando la cárcel o exterminio moral de funcionarios como María del Pilar Hurtado, Edmundo del Castillo, Cesar Mauricio Velázquez, Luis Alfonso Hoyos, Oscar Iván Zuluaga, Luis Carlos Restrepo, Andrés Felipe Arias y Sabas Pretelt, entre otros.

En una convocatorio sin ningún otro oferente, en una crisis de credibilidad absoluta de la Revista SEMANA, Juan Manuel concede la concesión de Canal UNO a Daniel Coronell.

 

TERCERA ESCENA

La rentable alianza de Coronell con SEMANA es evidente al grado de iniciarse denuncias y demandas contra Coronell. La millonaria alianza de las partes se sella con la falsa salida que beneficia a todos

Con la millonaria concesión en el bolsillo, la salida de presidencia de Juan Manuel Santos, y la crisis de credibilidad y de suscripciones de la revista dirigida por el sobrino del expresidente, explotan sospechas sobre Coronell, la millonaria concesión regalada por Santos, la línea editorial de la Revista SEMANA, y los alcances jurídicos de las noticias falsas de Coronell contra figuras de anteriores gobierno.

El expresidente Juan Manuel Santos, toma la decisión de escapar del país, sumiendo a la nación al criterio de las FARC y de la falsa narrativa de la “Paz”, liderada por la Revista SEMANA. Denuncias penales en los Estados Unidos contra Daniel Coronell, incomodan a la propia revista, y la nueva adquisición de acciones de SEMANA, reflexiona sobre la crisis de credibilidad de esta y la falta de cercanía de sangre con el nuevo gobierno.

En esta tercera configuración, con demandas en los Estados Unidos y un canal multimillonario en el bolsillo, Alejandro Santos, sobrino del fugado presidente y Daniel Coronell, acuerdan separarse. La separación le permite a Coronell atender sus asuntos legales sin involucrar a SEMANA y atender su millonario Canal. Por otra parte, SEMANA se quita un problema legal y de credibilidad de encima, y luego de recibir favores del gobierno Santos, ahora se encamina a congraciarse con el gobierno de izquierda de Iván Duque.

Nuestros anunciantes



Loading...