Lo que hizo posible la libertad fue la gradual evolución de la disciplina de la civilización que es al mismo tiempo la disciplina de la libertad.
Friedrich Hayek

Síguenos en FACEBOOK El Nodo Facebook Y TWITTER El Nodo Twitter

Porqué el “traslado” de Santrich es una victoria de FARC que obliga EXTRADITAR a todo el Secretariado

Con ocasión de las campañas presidenciales actuales, ninguno de los candidatos ha manifestado abiertamente su disposición a ejecutar de manera inmediata medidas de extradición exprés del secretariado del grupo narcotraficante. Esa ambigüedad programática ha logrado extenderse, sin excepción, a todas las propuestas programáticas vigentes en campaña.

El reciente traslado del narcotraficante alias “Jesus Santrich”, con el paso de los días, implica cada vez más una victoria estratégica en el proceso simbólico del terrorismo, acostumbrado a plantear ante la opinión publica falsos dilemas morales. En concreto, el narcotraficante es uno de los miembros más detestados del grupo terrorista, y ha posado como mano derecha del narco asesino Iván Márquez por años. Su traslado reciente a una de las sedes de la conferencia episcopal colombiana, por ello, se convierte es un paso estratégico de la batalla mediática de las FARC, o en su defecto, en un preámbulo para una fuga rápida, como otros analistas han denunciado. Ante estos hechos, debe de nuevo plantearse en el debate público colombiano, proceder a la extradición exprés e inmediata de todo el secretariado del grupo narcotraficante. Si no es así, las posibilidades de gobernanza de la administración entrante se reducirán a un contexto planteado por la delincuencia.

Las prestezas dilatorias para ejecutar el traslado del narcotraficante fueron llevadas a cabo por el congresistas Iván Cepeda, en conjunto con el equipo jurídico del grupo narcotraficante, personas del clero, el representante de las Naciones Unidas, y miembros en la clandestinidad que no han surgido a la opinión pública. Ante los hechos, es claro que toda la carga logística asociada a su traslado, no es más que una parafernalia teatral para lograr dominar el escenario de la opinión publica colombiana, preludio para acciones más audaces que les permitan a las FARC posicionarse estratégicamente con un juego a dos bandas, desde la legalidad y la ilegalidad.

Con ocasión de los términos establecidos en el pacto de la Habana, la capacidad de maniobra de un gobierno entrante esta irremediablemente amputada. Incluso en un escenario de mayoría parlamentaria, es notable que el lobby terrorista del narcotráfico, desde el congreso, a través de los medios de comunicación, y con la financiación del estado, logrará debilitar sustancialmente el marco de influencia comunicacional de la administración entrante, incubando de nuevo una semilla para el fortalecimiento del radicalismo de izquierda en el país.

Con ocasión de las campañas presidenciales actuales, ninguno de los candidatos ha manifestado abiertamente su disposición a ejecutar de manera inmediata medidas de extradición exprés del secretariado del grupo narcotraficante. Esa ambigüedad programática ha logrado extenderse, sin excepción, a todas las propuestas programáticas vigentes en campaña. Tal apuesta, sin embargo, no solamente activa un dispositivo de protección de la impunidad del secretariado, sino así mismo, facilita una matriz de incubación de nuevas estrategias de oxigenación del terrorismo narcotraficante, impidiendo al gobierno entrante abordar un escenario de gobierno cuya prioridad radica en la extirpación de más de 200mil hectáreas de cultivos de coca.

Ante la inminente victoria política del secretariado del grupo narcotraficante, es prioritario que las campañas presidenciales hagan pública su postura irrestricta de proceder a la extradición del secretariado (independientemente de la amenazas del Consejo de Estado), rompan relaciones con Cuba y Venezuela, eliminen cualquier tipo de contacto público con el grupo narcotraficante ELN, y establezcan una maniobra inmediata y eficaz de barrido de las cientos de miles de hectáreas de coca en el territorio. Junto con estas medidas, el mandatario deberá manifestar la apertura de investigación a partidos políticos que como las FARC, el polo democrático u otros, establezca alianzas con grupos radicales asociados al partido comunista colombiano, ilegalice la incorporación en Colombia de ideologías de extrema, y proceda a la cancelación de organizaciones internacionales que financian tanques de pensamiento de extrema en el territorio.

Nuestros anunciantes

Single donation

Si te gusta este contenido, considera apoyarnos. Cualquier apoyo es importante.

  • Otro valor: $

Apoyar ahora



Loading...