Latinoamérica en alerta ante los USD$7.4 Millones que George Soros donará al activismo judicial de Izquierda radical de Rodrigo Uprimny hasta el 2025

George Soros le permitiría al activismo judicial de izquierda tener un colchón aproximado de mas de $7.700 millones de pesos por año.

Latinoamérica en alerta ante el peligro de USD$7.4 Millones que George Soros donará al activismo judicial de Izquierda radical de Rodrigo Uprimny hasta el 2025

El pasado 10 de Enero, la página oficial de la Open Society Foundation, el principal apéndice de financiación del activismo radical de izquierda en el mundo de George Soros, anunció públicamente la destinación de USD $2.6 Millones de dólares para la ONG de extrema izquierda "Dejusticia", liderada por el activista judicial colombiano Rodrigo Uprimny. La donación, tal y como acostumbra la Open Society, estuvo "justificada" por la necesidad que manifiesta George Soros de crear una sociedad "mas justa". 

En medio de los anuncios, la Open Society además se comprometió a conseguir hasta USD$7.4 millones de dólares para la misma ONG hasta antes del año 2025, en una necesidad de "traer justicia a los grupos menos favorecidos".

La verdad, según el historial de activismo político transnacional del magnate financiero, es que Soros es el mayor financiador directo de todas las causas de extrema izquierda en el planeta, desde el abortismo radical en los Estados Unidos, hasta la legalización de la marihuana y cocaína el latino américa. 

 


Es con base en tales proyectos políticos, que el dinero que próximamente donará la Open Society a la ONG de activismo judicial de izquierda representa no solamente un riesgo sobre la soberanía del pais, sino además sobre el equilibrio geopolítico de la región, afectado por numerosos colectivos demagógicos cuyos principales puentes estratégicos han sido Cuba y Venezuela. 

El activismo terrorista de George Soros como legitimador de las FARC. De USD$2.6 Millones a USD$7.4 Millones hasta antes del año 2025

Ante las distintas preocupaciones que implican la llegada de mas de USD$ 7 Millones de dólares para el activismo judicial de izquierda radical de "DeJusticia", es importante mencionar algunos antecedentes europeos de países que tomaron definitivamente la decisión de expulsar a George Soros y sus ONG en Europa. 

En concreto, a pesar de que durante la administración de Juan Manuel Santos numerosas ONG de izquierda en Colombia se favorecieron, a partir del ingreso de multimillonarias partidas presupuestales de la Open Society Foundation, es importante recalcar que durante ese mismo periodo, numerosos países tomaron la decisión de cerrar las puertas a la Open Society y sus organizaciones ,al punto de incluirla en una lista de organizaciones a favor del terrorismo. 

En concreto, tanto Rusia como Austria han tomado la decisión de cancelar, restringir y limitar las actividades de la Open Society Foundation en su respectivo territorio. Adicionalmente, el pasado 20 de Junio, y ante la escalada de activismo ideológico en Hungría, el país europeo tomó la decisión definitiva de prohibir absolutamente las inversiones de George Soros en ese territorio a través de una "Ley Antisoros". 

Al respecto, literalmente el gobierno húngaro, ante el inminente crecimiento del activismo de extrema izquierda que buscaba legitimar la Open Society con su política de "Puertas abiertas" en el país manifestó: 

"El pueblo húngaro espera legítimamente que el gobierno utilice todos los medios necesarios para combatir la inmigración ilegal y las actividades que lo ayudan", escribió el ministro del Interior, Sandor Pinter. Pinter agregó: "El paquete de políticas para detener a George Soros sirve para ese objetivo, convirtiendo a la organización de la inmigración ilegal en una ofensa criminal. Queremos usar las nuevas leyes para evitar que Hungría se convierta en un país de inmigrantes".



La situación que se presenta en Colombia como principal satélite de Soros en Suramérica, no sería nueva para algunos países europeos, debido al crecimiento acelerado del activismo anti soberanía financiado a través de la Open Society a numerosos satélites que se hacen pasar por "organizaciones defensoras de derechos humanos", pero que al final solo buscan legitimar discursos de división política radical de izquierda. 

En el caso colombiano, el proceso de legitimación de impunidad del grupo narcotraficante y terrorista FARC, estuvo a cargo de 2 principales cerebros ideológicos en la legalidad. Sergio Jaramillo y Rodrigo Uprimny. En ambos casos, las ONG lideradas por los activistas judiciales, antes o después del proceso, fueron financiadas con sumas multimillonarias por la Open Society Foundation. 

Para el caso de Sergio Jaramillo, se conoce que la Open Society giró decenas de miles de dolares que fueron re direccionados por la ONG "Ideas para la Paz", de la cual Jaramillo fué durante años su director, antes de convertirse en el principal "negociador" de Juan Manuel Santos para el proceso de impunidad que legitimó al grupo narcotraficante FARC. En el caso de Uprimny, a través de la ONG de activismo judicial de izquierda "DeJusticia", Open Society se convirtió rápidamente en su mayor mecenas, lo que lo convierte hoy en el principal puente de George Soros en Latinoamérica. 

El presupuesto que mas de $7 mil millones por año que alcanzaría a lograr "DeJusticia" con las contribuciones de George Soros

Con las nuevas contribuciones de George Soros a través de la Open Society "DeJusticia", el tanque de pensamiento de extrema izquierda alcanzaría hasta el 2025 un presupuesto de $23.200 millones de pesos. En concreto, los USD$7.4 Millones de dólares que plantea girar la Open Society a la ONG fundada por Uprimny en Colombia, le permitiría al activismo judicial de izquierda tener un colchón aproximado de mas de $7.700 millones de pesos por año, para financiar causas de colectivos de izquierda. 



La situación por su evidente dimensión financiera y económica, representa un claro peligro político, cultural y sistémico para la región, agobiada por décadas de activismo demagógico de extrema izquierda que se nutría ideológicamente de los regímenes totalitarios de Cuba y Venezuela. 

Con la nueva donación, se estima que una nueva ola de activismo de extrema izquierda de reencaucharía en la región, lo que de nuevo vendrá a hinchar las arcas de los grupos de propaganda a favor de la ideología de género, ong pro abortistas, minorías étnicas divisionistas, grupos terroristas como las FARC, el ELN o el M19; y colectivos de legalización de droga, donde paradójicamente, Soros tiene grandes intereses económicos en la región. 

Nuestros anunciantes



Loading...