“Crisis Group“ de George Soros y Santos llega a Colombia defendiendo a las FARC en El Espectador de Fidel Cano

Junto con la columna de “Crisis Group”, del que Juan Manuel Santos ahora hace parte del consejo consultivo principal, la llegada en pleno del poder del activismo radical de George Soros a través de El Espectador, se asienta en Colombia ante el silencio de presidencia de la República, incluso violando la soberanía política del país.

Kyle Johnson, un activista de extrema izquierda financiado por George Soros a través del “Crisis Group”, una ONG de activismo radical transfronterizo con sede en Nueva York, sería la persona que a través del periódico El Espectador estaría creando nuevas ideologías de justificación de las FARC con un artículo llamado “Entendiendo las disidencias: el papel de lo político y la ideología”, publicado el pasado 16 de Octubre. Las labores doctrinarias de Johnson en el continente, se ejecutarían en calidad de analista Senior del "Crisis Group", financiado por George Soros, y asesorado desde la plana mayor en Nueva York por el propio ex presidente Juan Manuel Santos.

En concreto, el artículo retoma la narrativa de extrema izquierda de justificar la existencia de grupos terroristas como las FARC, con el falaz argumento de su “ideología”, contraviniendo el estado de derecho Colombiano, y aliándose con bandas criminales y paramilitares con la misma ideología de las FARC, el terrorismo organizado.

El artículo escrito por el activista Kyle Johnson, además, se presenta como una alianza del periódico El Espectador con el portal Razón Pública, que es además financiado por la Ford Foundation, otra ONG internacional para activismo de izquierda global.

El Espectador, sin embargo, no revela que la ONG de activismo de izquierda “Crisis Group”, es uno de los proyectos de activismo radical más importantes de George Soros y su hijo, Alex Soros, quienes solo en el último año giraron más de 2 millones de dólares para la ONG, y la semana pasado posesionaron en pleno al expresidente Juan Manuel Santos como miembro consejero de la Junta en Nueva York.

La alianza de George Soros con El Espectador, bajo la dirección de Fidel Cano no sería nueva. En concreto, el periódico El Espectador bajo la dirección de Cano se ha convertido en el principal medio nacional de activismo de la ideología de género, a través de cinco formatos en los que manipula a jóvenes para crear material audiovisual, “Las Igualadas”, “Sin Closet”, “La Pulla”, “Del 1 al 5” y “La Prohibida”. Este último presentado por un joven disfrazado de mujer como parte de la agenda Ideológica de travestismo, promocionado con el apelativo de izquierda de “transgenerismo”.

Hasta el momento, sin embargo, se sabría con pruebas que capítulos del producto “La Pulla”, han sido originados en alianza de El Espectador con la Open Society Foundation de George Soros.

Adicionalmente se sabría, que algunas transmisiones de “La Pulla”, fueron directamente financiadas por la Open Society en alianza con un proyecto de activismo llamado “Instinto de Vida”. Al remitirse al portal oficial en idioma español de Instinto de Vida, se puede comprobar sin embargo que los socios del proyecto se dividen entre fundadores, asociados, aliados y “apoyo”, refiriéndose a ingresos económicos para el programa.

Finalmente, entre los “Medios Aliados”, el programa confirma la existencia del periódico Colombiano de izquierda “El Espectador”.

Como si fuera poco, al revisar de la docena de “aliados” y “asociados”, se ve al final del portal que el único “apoyo” público, es directamente la Open Society Foundation. Esto quiere decir, que la Open Society Foundation, dirigida por George Soros, es la única ONG de activismo radical pública que financia el programa “Instinto de Vida”, que a su vez patrocina productos en el Espectador como “La Pulla”.

Junto con la columna de “Crisis Group”, del que Juan Manuel Santos ahora hace parte del consejo consultivo principal, la llegada en pleno del poder del activismo radical de George Soros a través de El Espectador, se asienta en Colombia ante el silencio de presidencia de la República, incluso violando la soberanía política del país.

Nuestros anunciantes



Loading...