"Animalista" colombiana en SEMANA compara vida de una cucaracha con la vida de un niño como "dilema moral"

Una gran controversia ha generado las declaraciones de la vocera de Animaturalis Internacional, Andrea Padilla, quien a través de programa de televisión de la revista Semana dijo que es un “dilema moral” decidir entre la vida de un niño y una cucaracha.

[pullquote]Una gran controversia ha generado las declaraciones de la vocera de Animaturalis Internacional, Andrea Padilla, quien a través de programa de televisión de la revista Semana dijo que es un “dilema moral” decidir entre la vida de un niño y una cucaracha.[/pullquote]

El hecho ha dejado consternadas a varias personas, incluso a la misma periodista, María Jimena Duzán, quien al escuchar la respuesta de la defensora de los animales, replanteó la pregunta, poniendo a su invitada la comparación entre salvar la vida de un niño y de una cucaracha, a lo que Padilla no respondió, al considerar que “la situación es ficticia” y la vida de cada ser vivo depende de “los intereses” de su entorno.

El hecho se presenta a raíz del debate que por estos días ha generado el regreso de las corridas de toros a la plaza Santamaría de Bogotá, lo que ha formado posiciones contrarias por cuenta de quienes apoyan ese tipo de eventos y animalistas que en prevención de la vida y derechos de los animales, han protagonizado situaciones de orden público, como las registradas el pasado 22 de enero en la que se registraron varios ciudadanos heridos a causa de la turba enardecida que se tornó violenta.

La controversia que ha girado alrededor del tema de la tauromaquia de regreso a la Plaza Santamaría, (después de cuatro años de que fueran suspendidas por decreto de la anterior administración distrital), [pullquote]ha llevado a ese tipo de diálogos en los que aferrados defensores de los animales han alegado que la práctica de los toreos, peleas de gallos, rejoneadores, novilleros y cualquier hecho que involucre agresión entre y contra los animales, debe ser suspendida en su totalidad.[/pullquote]

Por el otro lado están las personas que sienten ese tipo de experiencias como hechos culturales que han tenido los colombianos durante décadas, por lo que defienden su posición y critican la actitud de los defensores de los animales como actos de doble moral que crean confusión a la ciudadanía, pues toman como precedente hechos como los registrados en la protesta de 22 de enero, cuando varios de los manifestantes que alegaban el derecho de los animales, se vieron involucrados en gestas violentas que generaron ataques físicos y verbales a las personas que no comparten sus ideales.

Aunque el tema sigue siendo un hecho de que continuará generando debate alrededor del mundo, para el caso específico de Colombia, la decisión de lo que debe ocurrir en el territorio nacional con los espectáculos que impliquen animales, estará en manos del Congreso de la República, quien tendrá dos años para decidir sobre el tema, luego de que un fallo de la Corte Constitucional así lo decretara.

Sería hasta en ese momento que el Legislativo tome una decisión al respecto, cuando los colombianos conocerán cuáles serán los derechos que obtendrían los animales a través de la legislación en Colombia. Sin embargo, sea cual fuese la decisión, esta no dejaría satisfechas a todas las personas, por lo que correspondería a cada quién hacerse su propio planteamiento sobre lo que está bien o no, en cuestión de los animales que, por cuestiones morales o religiosas, han llegado al punto central de la discusión de cómo debe ser su convivencia entre los humanos.  

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual.

Nuestros anunciantes



Loading...