Los falsos testigos con los que Iván Cepeda hizo su carrera política

Iván Cepeda había promovido un debate en el año 2011 contra Álvaro Uribe Velez, y utilizado sus declaraciones para publicar el libro “Por las sendas del Ubérrimo, en el que recoge declaraciones de “Pablo Hernán Sierra”, actualmente investigado por falso testimonio

En los últimos días, en una investigación del programa “Los Informantes”, se demuestra que el senador investigado por fraude procesal  Iván Cepeda, no solamente tuvo oportunidad de visitar a los falsos testigos de procesos contra Luis Alfredo Ramos y Álvaro Uribe, sino que al parecer a través de su círculo pudo haber ejercido presiones para que las falsas declaraciones de los falsos testigos se extendieran a cambio de rebajas de pena y mejoramiento de condiciones carcelarias, y que incluso no solamente tuvo contacto repetido con el falso testigo, sino que personalmente visitó al propio Carlos Areiza en la carcel de Itaguí para cambiarlo de patio -lo que comprobaría su cercanía con el delincuente-. Adicionalmente, con los falsos testimonios, Iván Cepeda había promovido un debate en el año 2011 contra Álvaro Uribe Velez, y utilizado sus declaraciones para publicar el libro “Por las sendas del Ubérrimo", en el que recoge  versiones creadas de “Pablo Hernán Sierra”, capturado condenado en el gobierno anterior y actualmente investigado por falso testimonio. El propio delincuente utilizado por Cepeda, habría afirmado que Luis Alfredo Ramos le había dado su aval para la Alcaldía del municipio de Santo Domingo en noviembre de 1994, pero luego se comprobó que Ramos nunca dio ese aval ya que en esa época era alcalde de Medellín.

En detalle, cuando el falso testigo Pablo Hernán Sierra conoce a Carlos Areiza –testigo estrella de Iván Cepeda en los procesos contra Álvaro Uribe-, este, le dice: 

“venga… si quiere yo por medio de una ONG lo puedo sacar del país, le consigo plata (…) usted sabe que a mí me quiere mucho el señor Iván Cepeda, si usted nos colabora pues aquí se queda (…) o de pronto le molestan la familia… y usted sabe que yo soy ñaña de Iván Cepeda, Iván Cepeda lo entregó a usted”.

Aunque Iván Cepeda había negado cualquier conocimiento o contacto con los delincuentes, se sabe según pruebas de la procuraduría que no solamente los conocía, sino que los había visitado personalmente en las cárceles. En medio de la contradicción, cuando a Iván Cepeda se le pregunta de cómo conoció a su falso testigo, el senador investigado afirma luego de recibir una llamada que le informaban que el delincuente solicitaba su mediación para entregarse; “me dirigí a Medellín, me dijeron que este señor se iba a entregar en Bello, y allí llegué con la defensoría del pueblo… yo… pues… le pedí que se subiera a mi vehículo… porque… usted entenderá era una responsabilidad que yo había asumido…”.

En una carta escrita de puño y letra, luego de que el falso testigo revelara que su testimonio contra Luis Alfredo Ramos era mentira, Carlos Areiza afirma que durante el momento del recorrido de Bello a la cárcel con Iván Cepeda, este le ofreció 100 millones de pesos. Areiza además afirma en la carta que recibió presiones para que declarara en contra de Álvaro Uribe Vélez y su hermano Santiago Uribe. En concreto el texto de su carta dice que posteriormente; “además el señor Carlos Franco Sánchez, abogado y persona de confianza del representante Iván Cepeda, el señor Carlos Contreras de la ONG “Nuevos y Mejores Caminos”, el señor Alberto Guerrero y el suscrito (Carlos Areiza), donde se plantea las formas de declarar falsamente y organizar un plan o complot para enlodar a la familia Uribe Velez, el señor Jose Obdulio Gaviria y el caso de Luis Alfredo Ramos”.

En medio de las pesquisas, Iván Cepeda afirmó que estas personas mentían. En sus declaraciones afirma que “supuestamente yo voy y busco a esta gente en las cárceles… les hago ofrecimientos de dinero… para que impliquen a políticos…”. Lo que sin embargo la procuraduría habría comprobado es que a los testimonios escritos de Carlos Areiza, se sabe que Iván Cepeda visitó al menos en dos ocasiones al delincuente Pablo Hernán Sierra -alias Alberto Guerrero- en la cárcel, visitas de las que exigen los registros de ingreso del senador investigado por su propia voluntad. Adicionalmente, se conoce que el senador visitó al propio falso testigo Carlos Areiza en la carcel de Itaguí para cambiarlo de patio.Por otra parte, el propio Pablo Hernán Sierra se retractó de sus acusaciones iniciales, lo que deja sin piso junto con las declaraciones de Carlos Areiza el sustento jurídico con el que el senador ha hecho su carrera política, y se suma al hecho de su cercanía personal y sus visitas repetidas -antes negadas- a los delincuentes paramilitares.

En concreto, las declaraciones de Areiza revelan que sus acusaciones contra Luis Alfredo Ramos, Álvaro Uribe y otros no solo eran falsas, sino que fueron fabricadas por el buscando beneficios penitenciarios y recibiendo presiones de políticos. Adicionalmente, los testimonios comprueban efectivamente que en más de una oportunidad se reunieron con el senador Investigado Iván Cepeda, que había públicamente negado haber visitado a delincuentes en las cárceles, pero que no solamente se contradice con el registro carcelario de la carcel de Itaguí, sino con los libros de visitas de los detenidos Carlos Areiza y Pablo Hernán Sierra, y que luego en medios de comunicación se vió obligado a aceptar que efectivamente se movilizó en su propio carro con el falso testigo desde Bello hasta la carcel de Itaguí. 

Déjenos su opinión o inscribase a nuestro Newsletter mensual.



Loading...