Incremento acelerado de producción de cocaína en Colombia del 2014 pudo haber fortalecido finanzas de organizaciones terroristas en más de 47 millones de dólares

Colombia volvió a superar al Perú como principal productor de cocaína en el mundo. A diferencia del Perú, que pasó de 23.000 a más de 31.000 hectáreas de cultivo erradicados en el periodo, Colombia incremento el número de sus áreas cultivadas de 48.000 a 69,000, lo que se estima pueda este año cuadrar las finanzas de numerosas organizaciones criminales.

Según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, al cierre del año 2014, Colombia volvió a superar al Perú como principal productor de cocaína en el mundo. A diferencia del Perú, que pasó de 23.000 a más de 31.000 hectáreas de cultivo erradicados en el periodo, Colombia incremento el número de sus áreas cultivadas de 48.000 a 69,000, lo que se estima pueda este año cuadrar las finanzas de numerosas organizaciones criminales.

Al cierre del año 2013, se estimaba el kilo de base de cocaína comercializado por las FARC tenía un costo de entre 250 a 300  dólares. Al cierre del año 2014, partiendo de un  valor estimado de pasta de base de cocaína de 300 dólares, se estima que los ingresos derivados del crimen organizado en Colombia pudieron haber cerrado el año 2014 en total de 164 millones de dólares. En suma, unos $47 millones de dólares más a los percibidos en el año 2013, cuya cifra estimada fue de 107 millones.

La numerosidad de las fallas del gobierno de Juan Manuel Santos, vuelve al cierre del año 2014 a ubicar a Colombia como el principal productor de cocaína y de pasta de coca del planeta.  Con la situación, y un presupuesto principalmente gastado en política gubernamental dirigida a la agenda de las negociaciones de la Habana con la organización terrorista de las FARC, las expectativas sobre la penetración de dineros del narcotráfico para alimentar las actividades del crimen organizado en Colombia se perfilan como extremadamente preocupantes.

 

Cuadro de total de ingresos estimados

 

Solo hasta el cierre de Octubre, la policía y el ejército nacional habrían incautado la mayor cantidad de cocaína de la historia reciente, con un aproximado de 209 toneladas. Sin embargo, las cifras ocultan que al cierre del año 2014, el incremento estimado de toneladas de base de cocaína producida en Colombia fue de 188, lo que quiere decir que no solamente no ha incautado proporcionalmente más cocaína de la producida, sino menos que en el año 2014.

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Colombia pasó en el 2013 de producir un total estimado de 358 toneladas métricas a 546 en el 2014, lo que constituye el mayor incremento de producción de cocaína en la historia desde el cierre de la zona de distensión de la administración de Andrés Pastrana. La situación se agrava si se tiene en cuenta que el consumo de cocaína no solamente no ha disminuido en Sur América, sino que ha aumento aceleradamente, lo que también se estaría percibiendo en los Estados Unidos.

Junto con la acelerada producción de cocaína y la indiferencia del gobierno frente a la sofisticación de las técnicas de producción y comercialización de las organizaciones criminales, el escenario político y de orden público colombiano para el año 2016 se ve perfila como dramático. Adicionalmente, según los términos de las conversaciones de la Habana y la poca información que tiene la opinión publica frente a los formatos de legalización de dineros provenientes del narcotráfico de organizaciones terroristas como las FARC, la capacidad de infiltración del crimen organizado en la vida política del país se muestra cada día mas como una realidad que el gobierno no afronta.



Loading...