Lo que hizo posible la libertad fue la gradual evolución de la disciplina de la civilización que es al mismo tiempo la disciplina de la libertad.
Friedrich Hayek

Síguenos en FACEBOOK El Nodo Facebook Y TWITTER El Nodo Twitter

Por qué el abogado español de las FARC Enrique Santiago debe ser arrestado si viene a Colombia

La diplomacia narco marxista se ha activado en un momento crítico para la región. En concreto, la colonización institucional del comunismo regional, financiado por Hugo Chávez, azuzó el renacimiento del crimen internacional de base estatal, preparando el terreno para la impunidad de los principales carteles de la droga del continente. En ese escenario, Enrique Santiago, desde España, legitimo la economía narcotraficante de las FARC con el falso argumento de su condición de extranjero neutral.

Enrique Santiago, secretario del partido comunista español y asesor jurídico del grupo narcotraficante FARC, ha logrado en los últimos años manipular el ordenamiento jurídico nacional para facilitar el régimen de impunidad del secretariado del grupo terrorista. Su acompañamiento permanente a la banda criminal, logro en tiempo record lavar la imagen internacional –especialmente europea- de las FARC, acondicionando los antecedentes jurisprudenciales que permitan la impunidad total del secretariado, y asegurando el respaldo de colectivos de izquierda radical foránea. Por este y otros motivos, Colombia debe seriamente pensar en activar una orden de captura en su contra.

El rol de Enrique Santiago que hasta la fecha permanecía en una especie de limbo mediático, se ha hecho con el paso de los meses más importante, convirtiéndose en una figura que atenta fundamentalmente contra la constitución política de Colombia, y puente de articulación del terrorismo colombiano con las celulas del crimen internacional que cada año que pasa ahorcan más a las naciones de Europa. En este contexto, Enrique Santiago debe ser apresado de venir a Colombia, lo que configuraría un paso en la dirección correcta para que Latinoamérica erradique los satélites diplomáticos de las FARC en el extranjero.

La historia latinoamericana esta permeada por la influencia diplomática que el régimen dictatorial de los Castro ha tejido sobre la región. En esos históricos capítulos, la articulación doméstica del terrorismo internacional con satélites y representantes de la narco diplomacia, se ha convertido durante décadas en la gasolina que ha permitido al crimen lavar su imagen en el extranjero. En este contexto, la aparición de figuras seudo legales que defienden los intereses y activos del crimen desde el extranjero, ha sido para las FARC, los Castro, y los carteles de la droga, la bisagra estratégica para afinar las actividades dentro de los países en los que delinquen, mientras que aceitan su táctica diplomática para lavar sus capitales y presionar políticamente, desde afuera, a los gobiernos que los combaten desde adentro.

Durante los últimos años, y desde la llegada al poder de Juan Manuel Santos, la diplomacia narco marxista se ha activado en un momento crítico para la región. En concreto, la colonización institucional del comunismo regional, financiado por Hugo Chávez, azuzó el renacimiento del crimen internacional de base estatal, preparando el terreno para la impunidad de los principales carteles de la droga del continente. En ese escenario, Enrique Santiago, desde España, legitimo la economía narcotraficante de las FARC con el falso argumento de su condición de extranjero neutral. Con ello, sus labores aceleraron en Colombia el lavado de imagen de las FARC, y la creación del andamiaje jurídico para permear las instituciones.

Desde la época de las conversaciones en Cuba, y con ocasión del fortalecimiento diplomático de las FARC, Venezuela y Cuba, Santiago se destacó por ser el puente de conexión de todos los regímenes socios del narcotráfico Fariano, posando de escudero de derechos sociales, mientras la economía y las finanzas ilegales hundían a la región. Hoy, en medio del peor escenario de destrucción democrática del continente, Santiago se oculta en España, previendo  las consecuencias que su estratégico papel tuvo sobre el derrumbe de la libertad en Suramérica, y posando de áulico del terrorismo para los medios locales.

En medio de un país que afronta el peor escenario de dominio territorial de las FARC, la captura de Santiago, o su petición a un tribunal extranjero por los delitos de concierto para delinquir, serian el punto de partida para que la administración entrante recupere el tejido de legalidad perdido en Colombia. De lo contrario, su rol estratégico en la legitimación del narco marxismo internacional, permanecerá latente hasta la llegada de una nueva administración, lo que facilitaría la aspiración criminal de grupos narco chavistas en España como Podemos, que, aunque ridículos, representan un peligro real continental, para Europa y para Latinoamérica.

Crea una nueva cuenta o Registrate para poder opinar

Nuestros anunciantes


Loading...

Single donation

Si te gusta este contenido, considera apoyarnos. Cualquier apoyo es importante.

  • Otro valor: $

Apoyar ahora

El Nodo Colombia



Loading...
Imagen de Sofía Gaviria Correa
Sofía Gaviria Correa
Imagen de Abelardo De La Espriella
Abelardo De La Espriella
Imagen de David José Valencia
David José Valencia
Imagen de Juan David Escobar Cubides
Juan David Escobar Cubides
Imagen de Jaime Arturo Restrepo Restrepo
Jaime Arturo Restrepo Restrepo

Opinion

Imagen de David José Valencia
David José Valencia
Imagen de EL NODO
EL NODO
Autor invitado: 
Daniel Lacalle
Imagen de EL NODO
EL NODO
Autor invitado: 
Dario Acevedo Carmona