Lo que hizo posible la libertad fue la gradual evolución de la disciplina de la civilización que es al mismo tiempo la disciplina de la libertad.
Friedrich Hayek

Síguenos en FACEBOOK El Nodo Facebook Y TWITTER El Nodo Twitter

Indisciplina en el ejército. Parranda de 12 horas del Club de Suboficiales denunciados a la policía, indigna habitantes de Colina Campestre en Bogotá

En su momento la única persona sobre la cual recayó la responsabilidad fue sobre el entonces director, John Fredy Ordoñez, quien en el 2013 afirmó: “Haremos mediciones con unos sonómetros de las actividades que realizamos tanto de día como de noche”, dijo Jhon y agregó que le enviarán los resultados a Ambiente.

El Club de Suboficiales de Bogotá, durante años, con parrandas de hasta 12 horas por encima de los decibeles permitidos, en contra del código de policía, en medio del mayor hundimiento de las fuerzas armadas de Colombia, y a pesar de haber sido sancionados por la Secretaria del Medio Ambiente en el 2013, ha generado indignadas reacciones de los ciudadanos de la Colina Campestre en la Ciudad de Bogotá.

En concreto, la denuncia pública fue presentada en diversas redes sociales, en donde ciudadanos jóvenes, manifestaron con grabaciones como en medio del sector residencial, el establecimiento violaba extensamente los topes permitidos por la ley, violando el código de policía y sometiendo hasta en 3 kilómetros a los ciudadanos y personas mayores de edad que habitan el sector. Las denuncias se han repetido durante años, habiendo sido publicadas originalmente por el Periódico El Tiempo en el 2013, y reportandose una sanción a los responsables. Con el nuevo código de polícia, la sanción es penal, lo que sin embargo pone al gobierno nacional en una situación grave, debido a que sus actividades contra los habitantes del sector pueden ser consideradas delictivas.

La indignación de los ciudadanos se da en medio de los peores momentos para la imagen de la fuerza pública en Colombia, que durante los últimos años  ha perdido su autoridad frente a las decisiones que ha tomado el presidente de la Republica, y los numerosos escándalos de corrupción que afronta el gobierno nacional.

Como si fuera poco, los hechos ya habían sido denunciados desde años atrás, en momentos en los que la propia secretaria del medio ambiente (antes del nuevo código de policia), sancionó directamente el establecimiento por haber violado extensivamente los decibeles autorizados para la zona residencial, donde habitan también personas mayores de edad y familias.

DENUNCIAS DESDE EL Año 2011 QUE CONCUERDAN CON LA POSESIÓN DE JUAN MANUEL SANTOS

Concretamente, un artículo del periódico El Tiempo de la época, denunció como:

“Atendiendo el llamado de la comunidad, Secretaría de Ambiente visitó el club e hizo una medición, en un evento que se realizó el 20 de diciembre del 2012, y estableció que “la emisión de ruido generada por sus fuentes sonoras es de 73.9 decibeles, incumpliendo los parámetros establecidos en el artículo noveno de la Resolución No. 627 de 2006, para una zona residencial en horario diurno”.

Según esta norma, los decibeles permitidos en un sector residencial en el día son de máximo 65 y en la noche de 55, por lo que el club se estaba excediendo en 9 decibeles.

Aunque la visita fue el año pasado solo hasta hace pocos días la entidad notificó a los vecinos y al club de suboficiales sobre los resultados de la visita. Los vecinos recibieron con agrado la notificación de la entidad y aseguraron que estarán pendientes de los eventos que realice el club para que no perjudiquen su tranquilidad.”

Los hechos sin embargo han continuado, y junto con los problemas que afronta el presidente se suman a la caída de la imagen de la fuerza pública en cabeza del ministerio de defensa nacional.

En su momento la única persona sobre la cual recayó la responsabilidad fue sobre el entonces director, John Fredy Ordoñez, quien en el 2013 afirmó:

 “Haremos mediciones con unos sonómetros de las actividades que realizamos tanto de día como de noche”, dijo Jhon y agregó que le enviarán los resultados a Ambiente.

4 años más tarde, la denuncia ciudadana volvió a surgir este fin de semana, con el agravante de que el responsable violo el nuevo código de policía, e incumplió las obligaciones adquiridas en el 2013 ante la secretaria de la alcaldía de la época.

Adicionalmente los ciudadanos del sector se preguntan quién es el actual director del club, que viola la ley del código de policía, incumple las obligaciones adquiridas en el 2013, ignora a los ciudadanos y agrava la derrumbada imagen de la actual administración.

En menos de un mes, el escandalo presentado en el Club de Suboficiales no ha sido el primero. El 4 de Noviembre pasado, también en redes sociales, los afectados vecinos del barrio Colina Campestre, volvieron a denunciar los hechos. El ensordecedor ruido, además, afecta directamente conjuntos residenciales con personas mayores de edad, y se conoce de casos en los cuales ante las llamadas indignadas de los ciudadanos, los funcionarios del Club de Suboficiales habrían tirado el teléfono sin respuesta, contraviniendo el Código de Policía.

En el momento de la publicación de este informe, se reporta que continúan las actividades violando la disciplina del ejército, en una semana en la que la designación de la nueva cúpula ha llevado a la destitución de 8 generales.Adicionalmente, se desconoce el nombre del oficial responsable, que durante el día de hoy volvió a organizar las actividades ilegales, contra el código de policia y del cual se desconoce su identidad.  

Crea una nueva cuenta o Registrate para poder opinar

Nuestros anunciantes