Los 6 mil millones en "Contratos por la Paz" de Mockus con Santos

Lo extraño de la situación, sería sin embargo, que Mockus ahora es amigo de Santos y que en medio del escándalo de Odebrecht lo disculpo diciendo que hizo una “trampita”, a pesar de ser un contradictor de durante la contienda del año 2010, y enterarse que la misma superó los topes de financiación con dineros de la Multinacional

Hace más de un año, se revelaría en El Nodo los millonarios y cuestionados contratos que habría firmado la organización CORPOVISIONARIOS, perteneciente al exalcalde de Bogotá Antanas Mockus, con presidencia, por valores de $450 y 2.065 millones de pesos para promover la “cultura de Paz” en Colombia. Estos pequeños contratos, sin embargo, serían la punta del Iceberg de las relaciones contractuales de Mockus con la administración de Juan Manuel Santos.

En concreto, los contratos que hasta el momento habría firmado la organización CORPOVISIONARIOS sumarian una cuantiosa suma de cerca de $6 mil millones de pesos con el gobierno Santos enfocados a programas de sensibilización y “estrategia de cultura ciudadana” y en cuyos casos, varios de estos millonarios contratos no superarían los 12 meses de periodo de ejecución.

Uno de los más cuestionados contratos, sería el firmado por un valor de $2.065 millones de pesos otorgado por el Fondo Rotatorio del Ministerio de Relaciones Exteriores y celebrado a mediados del 2015. Sin embargo, como había sido denunciado por El Nodo no habría quedado claridad sobre el monto estimado de gasto del mismo y las actividades de la corporación; además, con una destinación presupuestal mensual de cerca de $172 millones de pesos.

Para el caso del contrato firmado con el DANE, se revelaría que este se había contratado por un valor de $47 millones de pesos, seguido otro contrato firmado por la suma de $699 millones  de pesos con ECOPETROL, para el desarrollo de una “consultoría” para impulsar un "cambio cultural en los comportamientos, actitudes y percepciones de los trabajadores, contratistas y comunidades, de impactos relacionados con el compromiso con la vida”.

Para el 2014 y una vez se diera la reelección del presidente Juan Manuel Santos, este firmaría un contrato con CORPOVISIONARIOS, a través de la Oficina del Alto Comisionado por la Paz, por valor de $480 millones de pesos, y cuyo objeto sería el de estimular la movilización ciudadana en busca de respaldo a los acuerdos Santos-FARC.

Para este mismo año, Antanas Mockus firmaría, un contrato con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar por valor de $285 millones de pesos y cuyo sería el de “aunar esfuerzos para orientar en la sensibilización de nuevas masculinidades a través de la implementación de acciones que permitan transformar las relaciones de poder hegemónicas que perpetúan la violencia basada en géneros…”. Posteriormente, para finales del 2015, CORPOVISIONARIOS firmaría otro contrato con el Banco de la República por valor de $517 millones de pesos cuyo.

Dos de los más cuantiosos contratos serían firmados para finales del 2015 y el 2016; el primero contratado con el Departamento de Prosperidad Social por un valor cercano a los $2 mil millones de pesos  Dos de los más cuantiosos contratos serían firmados para finales del 2015 y el 2016; el primero contratado con el Departamento de Prosperidad Social por un valor cercano a los $2 mil millones de pesos , para procesar y analizar información documental recaudada en los llamados Territorios de Paz. El otro contrato firmado con el Ministerio de Vivienda por un valor cercano igualmente a los $2 mil millones de pesos con el propósito de “aunar esfuerzos con miras a acompañar el proceso de estabilización social de los usuarios de viviendas gratuitas en la ciudad de Neiva –Cuarto centenario Fase IV- y el proyecto Plaza de Bolonia en Bogotá.”

Eventualmente contratos de esta naturaleza podrían implicar el acercamiento del gobierno nacional a través de partidas presupuestales con actores políticos que le puedan generar un mejoramiento en la percepción de la ciudadanía.  Lo extraño de la situación, sería sin embargo, que Mockus ahora es amigo de Santos y que en medio del escándalo de Odebrecht lo disculpo diciendo que hizo una “trampita”, a pesar de ser un contradictor durante la contienda del año 2010, y enterarse que la misma campaña superó los topes de financiación con dineros de la Multinacional.

Nuestros anunciantes



Loading...