Lo que hizo posible la libertad fue la gradual evolución de la disciplina de la civilización que es al mismo tiempo la disciplina de la libertad.
Friedrich Hayek

Síguenos en FACEBOOK El Nodo Facebook Y TWITTER El Nodo Twitter

2 Vulgares Inconsistencias de la Corte Suprema de Colombia al interceptar sin orden judicial a Álvaro Uribe Vélez

La interceptación ilegal al ex presidente, sin embargo, se suma a las más de 100 horas de grabación que descansaría en su poder, con las que, sin embargo, no han podido imputar ninguna responsabilidad penal al ex mandatario, pero que, con tal de tratar de arrinconar la defensa jurídica, habría llevado a la Corte a cometer un delito penal.

Hace pocas horas, se acaba de confirmar que la Corte Suprema de Justicia de Colombia, habría ilegalmente interceptado al ex presidente de la Republica de Colombia Álvaro Uribe. La información fue directamente verificada por los principales medios del país, y por la gravedad de las testificaciones, configura uno de los peores escenarios de anarquía institucional en la historia de la república. Al respecto, existen varias inconsistencias que recaen sobre la Corte, que asegura que se trató de un “error”.

LA CORTE PRETENDE VULGARMENTE ASEGURAR QUE NO SABÍA A QUIÉN INTERCEPTABA AL INTERCEPTAR AL EX PRESIDENTE DE COLOMBIA

Varios medios de comunicación han confirmado la noticia. Al respecto, la Corte ha pretendido defenderse alegando que la interceptación se dio por “error”. Textualmente afirma:

"se ordenó la cancelación de la interceptación" en día 4 de abril de 2018. "La interceptación del abonado celular (...) obedeció a un hallazgo imprevisto e inevitable en la única instancia 51699"

Posteriormente afirmó:

"A través de una providencia diversa del 4 de abril de 2018, proferida en el radicado 51699, por Secretaría de la Sala y para lo que fuera el caso, se dispuso remitir un ejemplar del informe parcial 11-224772 del 28 de marzo de 2018, contentivo de los resultados de las labores de control y monitoreo telemático relacionadas con el abonado celular (...), junto con los anexos correspondientes. Es preciso resaltar que en el informe referido ni siquiera se especificó la identidad de la persona que empleaba la línea interceptada, en la medida que no resultaba pertinente ni relevante para tal actuación"

La tesis de la Corte es absurda debido precisamente a que en su justificación da lugar a entender que el teléfono interceptado fue justamente asignado a un sujeto parte de una investigación que correspondía a una persona diferente al expresidente Uribe. Sin embargo, es totalmente contradictorio pretender que la corte no sabía que la línea telefónica interceptada, así como la oficina de interceptaciones de la fiscalía, habría escogido precisamente la línea telefónica del ex presidente Álvaro Uribe si ni siquiera averiguar a nombre de quien estaba la cuenta.

 

LA CORTE EN LA JUSTIFICACIÓN DE LA PROVIDENCIA INSISTE EN QUE EL SUJETO INTERCEPTADO HACIA PARTE DE UNA INVESTIGACIÓN POR FRAUDE PROCESAL

Una de la afirmaciones de la corte descansa en la teoría de que esta estaba investigando sujetos parte de un proceso penal por fraude procesal y soborno. Al respecto, un informe de El Espectador sugiere que:

“El alto tribunal aclaró que, en todo caso, las actividades que se alcanzaron a registrar en dicha interceptación sí resultaban relevantes para el proceso que cursa en contra de Uribe en el radicado 52240 por los delitos de fraude procesal y soborno, por el cuál se le abrió investigación formal en su contra, que está relacionado con una supuesta manipulación al testigo Juan Guillermo Monsalve, quién lo ha señalado de tener supuestos nexos con paramilitares.”

La teoría sin embargo se cae de su propio peso debido a que no era precisamente el ex presidente la persona implicada en la "intención" de la interceptación, sino una persona sobre la cual descansa un proceso por asuntos ajenos al expresidente, lo que la corte posteriormente aprovechó para desviar la atención sobre la chuzada.

En los dos casos, la Corte habría evidentemente actuado de manera dolosa -durante varias semanas-, lo que se justificaría por el desespero de la misma por tratar de arrinconar judicialmente al expresidente de Colombia en medio de procesos seudo jurídicos que con el paso de los meses no han hecho más que desprestigiar a la misma Corte. La interceptación ilegal al ex presidente, sin embargo, se suma a las más de 100 horas de grabación que descansaría en su poder, con las que, sin embargo, no han podido imputar ninguna responsabilidad penal al ex mandatario, pero que, con tal de tratar de arrinconar la defensa jurídica, habría llevado a la Corte a cometer un delito penal.

Por la gravedad de los hechos, las redes sociales de Colombia se han llenado de mensajes de indignación:

 

Nuestros anunciantes

Single donation

Si te gusta este contenido, considera apoyarnos. Cualquier apoyo es importante.

  • Otro valor: $

Apoyar ahora



Loading...