Acusaciones contra Palomino podrían ser cortina de humo para ocultar crisis de credibilidad de negociaciones con organización terrorista FARC. Procurador solicita explicaciones

Lo que se evidenciaba como un escándalo surgido por cartas anónimas y sospechas sobre inversiones patrimoniales, solo aparentaba ser una cortina de humo para desviar la atención de la ciudadanía sobre la crisis de las negociaciones de presidencia con la organización terrorista FARC y el dramático hundimiento de la popularidad del presidente pasando de un 52% a un 63% de DESFAVORABILIDAD en solo 7 días.

Durante la última semana algunos periodistas y medios de comunicación comenzaron a publicar información que aparentemente revelaría delitos del comandante de la policía nacional . Entre los principales medios y periodistas   se destacan la Revista Semana, EL Periódico El Espectador, la periodista Vicky Dávila y el periodista Daniel Coronel.  Curiosamente, también durante la última semana, y solo una semana después de que Datexco presentara los resultados de su encuesta sobre el proceso de paz y el gobierno; el sábado 5 de Diciembre la Encuesta Colombia Opina - realizada por Ipsos para RCN Radio y Televisión, La F.m. y SEMANA-, presenta un dramático hundimiento de la popularidad del presidente Santos ubicando su imagen favorables en solo un 34% y su imagen negativa pasando de un 52% a un 63% en solo 7 días.

Hasta la fecha sin embargo, lo que se evidenciaba como un escándalo surgido por cartas anónimas y sospechas sobre inversiones patrimoniales, solo aparentaba ser una cortina de humo para desviar la atención de la ciudadanía sobre la crisis de las negociaciones de presidencia con la organización terrorista FARC, al punto de que el día de ayer, luego de se conocieran las supuestas “pruebas” contra el comandante de la policía, el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez anunció que la comisión de investigación que anuncio Santos no lo convence, y que por las inconsistencias entre las supuestas denuncias realizadas por los periodistas Daniel Coronel y Vicky Dávila sobre la acusaciones que ejecutaron contra el comandante de la policía, exigía de antemano definir si los resultados de las indagaciones de una “comisión especial” anunciada por el presidente Santos serán conocidos por esa entidad.

Ante la situación, y las acusaciones que en masivos medios de comunicación los periodistas Vicky Davila y Daniel Coronel llevaron  a cabo por distintos medios, incluida la emisora La FM y la Revista Semana; la propia revista tuvo el día de ayer que dar un paso al costado y publicar una nota en la que afirma que es la propia Procuraduría la que “está preocupada por la forma como operará la comisión que conformó la Presidencia para investigar el escándalo”  en el que se ha buscado vincular al general Rodolfo Palomino. Paradójicamente, ante las acusaciones, el propio General Palomino no solo acudió a ofrecer su propia declaración de renta, sino que afirmó que concentraría esfuerzos en la protección de los comunicadores.

En la misma nota, la Revista Semana horas mas tarde, y días después de que publicara la Columna de Daniel Coronel, transcribió las demandas de la Procuraduría, afirmando que como se justificaban las demandas de la entidad, “es necesario precisar cuál es el fundamento jurídico de la creación de ese equipo investigador. Además, debe indicar claramente quiénes lo integrarán y cuáles serán sus competencias”.

Lo que se confirmaría, es que con el paso de los días las supuestas revelaciones se fueron desinflando al punto que al cierre de la semana parecían más especulaciones espurias para tratar de desviar la atención de la ciudadanía sobre la crisis del proceso de negociaciones con la organización terrorista FARC y el acelerado hundimiento de la popularidad del presidente -que al cierre del fin de semana pasado ascendía a más de un 63% de inagen negativa en el país-.

Ante el manejo de los medios, y las propias declaraciones de presidencia para supuestamente conformar una comisión de investigación contra el comandante de la policía, la Procuraduría público en su portal inquietudes respecto a la decisión del gobierno de crear una “comisión especial”. Como lo enuncia el comunicado del día de ayer, “Concretamente se consulta sobre ¿cuál es el fundamento legal y cuáles las facultades para la designación de dicha comisión?; y se solicita a la ministra que indique la naturaleza jurídica, las funciones y composición, a lo que se agrega que  allegue el acto de constitución del mismo.”

Finalmente, ante las inconsistencias de lo que supuestamente era denuncias contra el comandante de la policía nacional y la acelerada reacción de Juan Manuel Santos de presentarse a la nación para crear una "comisión especial", la entidad solicitó de la comisión que supuestamente el gobierno crearía, “que se aclare cuál es la calidad que ostentan sus miembros y cuál es el tipo de vinculación, además, que aclare si los resultados de la gestión que adelante esta comisión serán remitidos a los entes de control.” Al día de hoy, sin embargo, la atención sobre la falta de legitimidad del gobierno central para continuar con las negociaciones con la organización terrorista FARC  se desviaron luego de la cortina de humo de las acusaciones contra el comandante de la policía, lo que de continuarse en la próxima semana, demostraría el alcance de selectos periodistas para definir la agenda informacional y política del país, a través de medios de comunicaciones de alta influencia como la Revista Semana, el periódico El Espectador o el Tiempo. 



Loading...