Visita de Ministro de Relaciones Exteriores alemán sería una trampa del gobierno para legitimar impunidad de las FARC ante la CPI

  • Sharebar
Adicionalmente, la Corte Penal Internacional podría reclamar jurisdicción sobre masiva impunidad de negociación de “Paz” en Cuba, lo que se complementaria con el hecho de que la visita del canciller alemán se da incluso a pesar de que la organización terrorista no ha entregado armas, ni menores de edad en sus filas.

En las últimas horas, la Canciller María Ángela Holguín habría confirmado la visita del Ministro de Relaciones Exteriores alemán Frank-Walter Steinmeier a Colombia, programada para el 13 de Enero. La visita de Steinmeier sin embargo, rompería la neutralidad alemana y legitimaria violaciones flagrantes al derecho internacional que la organización terrorista FARC querría saltarse reuniéndose con un alto cargo diplomático de la Comunidad Europea, a pesar de haber incurrido en delitos de lesa humanidad, no prescriptibles para la Corte Penal Internacional.

Estados Unidos, Rusia, China, Alemania y Francia, son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, que aunque no tiene injerencia directa sobre la Corte, facilitaria la diplomacia internacional para tratar de lavar crímenes de lesa humanidad en jurisdicciones donde estos países tienen intereses. En detalle, el derecho a veto de Alemania, le permite "evitar que el Consejo haga aplicación del derecho que tiene a solicitar a la Corte la no iniciación o suspensión de una investigación en curso ante la Corte", en lo que técnicamente se denomina "veto invertido".

De hecho, según el estatuto, "La investigación de los hechos que fueran constitutivos de delitos se puede iniciar por tres formas (art. 13):

Por remisión de un Estado Parte a la Corte de una situación particular.
Por solicitud del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (donde se aplica el veto invertido).
De oficio por el Fiscal de la Corte."

Así, la visita del Ministro de Relaciones exteriores le serviría al presidente Santos para tratar de blindar la impunidad jurídica de las FARC, en el escenario de que estas sean posteriormente solicitadas por la Corte Penal Internacional.  EL problema, sin embargo, es que los crímenes de lesa humanidad cometidos por la organización narcotraficante, no prescriben, por ello, la visita iría en contra de los verdaderos intereses de Alemania, en medio de una caída de la popularidad de Angela Merkel con ocasión del terrorismo extremista musulman en su propio territorio.

Adicionalmente, la Corte Penal Internacional podría reclamar jurisdicción sobre masiva impunidad de negociación de “Paz” en Cuba por medio del primer y tercer término del estatuto, lo que se complementaria con el hecho de que la visita del canciller alemán se da incluso a pesar de que la organización terrorista no ha entregado armas, ni menores de edad en sus filas.

La misión permanente de la Corte Penal Internacional es la juzgar a las personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, de guerra, de agresión y de lesa humanidad. En los últimos años, definidos cabecillas de organizaciones terroristas en Colombia cumplen con las condiciones de persecución judicial, principalmente los miembros de las antiguas autodefensas narcotraficantes y la narco guerrilla de las FARC o el ELN. De esta manera, la visita del Ministro de Relaciones exteriores alemán legitimaria los intereses del presidente Santos y las FARC temporalmente, pero sería una de las peores decisiones de política exterior alemana de los últimos años.

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual.

Publicidad

WORKSPOT

Coworking Bogota - WORKSPOTBOGOTA