¿Petro y FARC criminales en Brasil? Cámara de Jair Bolsonaro resuelve criminalizar “Comunismo”, “Nazismo” y “Lucha de clases”

Art. 2º La Ley nº 7.716, de 5 de enero de 1989, pasa a vigilar con las las siguientes modificaciones en sus artículos 1 y 20, caput y § 1, en los siguientes términos: (...) fomento al embate de clases sociales. (NR)

Hace pocos momentos se acaba de confirmar que la Cámara de Diputados del Congreso Brasileño, con base en una propuesta emitida por el hijo de Jair Bolsonaro, Eduardo Bolsonaro, contempla en este momento proceder inmediatamente a la criminalización y prohibición de la ideología comunista, nazista y de apología de lucha de clases en Brasil.
 

Al respecto, se sabe que el Decreto Reglamentario de la medida ante la cámara de diputados es el proyecto de ley Nº 5358/16, el cual taxativamente establece la criminalización de la apología del comunismo.

El decreto establece la sentencia en los siguientes términos:

El Congreso Nacional decreta:

Art. 1 Queda modificada la redacción de la Ley nº 7.716, de 5 de enero de 1989 y de la Ley nº 13.260, de 16 de marzo de 2016, para criminalizar la apología al el comunismo.

Art. 2º La Ley nº 7.716, de 5 de enero de 1989, pasa a vigilar con las las siguientes modificaciones en sus artículos 1 y 20, caput y § 1, en los siguientes términos:

"Art. 1. Serán castigados, en la forma de esta Ley, los crímenes que resultan de discriminación o prejuicio de raza, color, etnia, religión, procedencia nacional o de fomento al embate de clases sociales. (NR)

(...)

Art. 20. Practicar, inducir o incitar la discriminación o preconcepto de raza, color, etnia, religión, procedencia nacional o fomentar el embate de clases sociales. (NR)

§ 1º Fabricar, comercializar, distribuir o vehicular símbolos, emblemas, ornamentos, distintivos o propaganda que utilicen la cruz suástica o gamada, la hoz y el martillo o cualquier otra otros medios para la divulgación favorable al nazismo o al comunismo. "(NR)

Art. 3º La Ley nº 13.260, de 16 de marzo de 2016, pasa a vigilar con las enmiendas en su artículo 2, caput, la supresión del § 2º respectivo y la inclusión del inciso III al artículo 5, en los siguientes términos:

"Art. 2º El terrorismo consiste en la práctica por uno o más individuos de los actos previstos en este artículo, por razones de xenofobia, discriminación o preconcepto de raza, color, etnia y religión, o de fomento al embate de clases sociales, cuando cometidos con el fin de provocar terror social o generalizado, exponiendo el peligro persona, patrimonio, la paz pública o la incolumidad pública. (NR)

LA JUSTIFICACIÓN JURISPRUDENCIAL E HISTÓRICA DEL DECRETO DE JAIR BOLSONARO

Conforme al protocolo establecido en la Cámara de diputados del Brasil, la justificación del proyecto de ley establecido por Eduardo Bolsonaro con el visto bueno de padre, resuelve detalladamente los argumentos políticos para proceder a la criminalización del comunismo, nazismo y la apología a la lucha de clases considerando los antecedentes terroristas, genocidas e históricos de los hechos.

Literalmente el proyecto establece:

“Los regímenes comunistas mataron a más de 100 millones de personas en todo el mundo y aún así, agremiaciones de diversos matices, que defiende ese nefasto régimen, enmascarando las reales caras del terror en ideales de igualdad entre las clases sociales.

Lo que ocurre, de hecho, es el continuo fomento de formas subliminal, velada o incluso ostensiva, de la lucha entre grupos distintos, que se materializan en textos periodísticos, falsas expresiones culturales, adoctrinación de la educación, de las actividades político-partidarias entre otras, siempre con la pseudo intención de la búsqueda de la justicia social.

En nombre de esos "ideales" los adeptos de esa ideología están dispuestos a todo y ya han perpetrado toda suerte de barbarie contra agentes del Estado Estado que objetivaron neutralizar su "causa".

En Brasil, especialmente en las décadas de 1960 y 1970, muchos integrantes de grupos criminales justificaron innumerables actos terroristas por, en que se oponen al llamado régimen militar, gritando luchar por la democracia, cuando, de hecho, tenían por alcance implantar la "dictadura del proletariado".

La mentira es el oxígeno de esos canallas travestidos de idealistas del bien común. Cuando sea posible repiten, incansablemente, mantras que distorsionan la realidad de la historia y manipulan el inconsciente colectivo vendiendo la idea de la perfección del comunismo y la satanización de todo lo que a él se contrapone.”

Ante los hechos, figuras como el congresista de extrema izquierda y exterrorista Gustavo Petro, asi como los terroristas comunistas de las FARC, no solamente tendrían vetada su entrada al Brasil en los años por venir, sino que sería literalmente procesados y criminalizados por sus activismo radical y terrorista, aún legal en Colombia.

Nuestros anunciantes



Loading...