PODCAST: La Voz de la Mayoría Silenciosa

Con victoria de Iván Duque sobre el narcocomunismo en Colombia se desinfla campaña de Gustavo Petro

La victoria del candidato Iván Duque genera una razonable y positiva expectativa para el próximo periodo presidencial reflejandose en la intención de voto del colombiano.

La cerrada pero contundente votación de 39.14% del candidato del Centro Democrático, Iván Duque, frente al 25.09% del candidato y ex terrorista del M-19 Gustavo Petro y el escenario de una sorpresiva alza en el tercer puesto del candidato del Partido Alianza Verde, Sergio Fajardo son una nuestra de que Colombia esta enfrentada entre el orden y la institucionalidad renovada frente al peligro de la implantación de un modelo totalitario y de corte comunista.

Los resultados que fueron dados por La Registraduria Nacional en un impecable trabajo histórico de transparencia y objetividad, entregando con el 99.65% en menos de una hora y media el total de boletines informativos de la primera vuelta electoral, confirmaría las predicciones democráticas de los colombiano y desinflaría las aspiraciones políticas de Gustavo Petro y el narcocomunismo en Colombia, si se destaca la intención de voto de miembros terroristas de las FACRC, al darse una cerrada "victoria" sobre Sergio Fajardo.

La muy alta participación por parte de la ciudadanía en los puestos de votación, que reduce la abstención a un 41%, revela circunstancialmente la preocupación del colombiano de querer cambiar los preocupantes escenarios actuales de desinstitucionalización del gobierno de turno, que llevó a garantizar a terroristas de una organización criminal escaños políticos, pasando por encima de la voluntad del pueblo y la constitución.

Por esta razón la victoria del candidato Iván Duque genera una razonable y positiva expectativa para el próximo periodo presidencial reflejandose en la intención de voto del colombiano. De esta forma, para la segunda vuelta son varios los escenarios que podrían presentarse sin descartar las alianzas que puedan surgir de esta pasada contienda electoral.

Dandose a conocer las actuales circunstancias, la segunda vuelta será mucho más reñida que la primera en cuanto al apoyo indiscutido de muchos sectores en grandes capitales y la región Caribe a opciones como Petro y Fajardo. 

La candidatura del Centro Democrático debe sin lugar a dudas dejar en claro que es la alternativa para que el país conserve su institucionalidad con los cambios necesarios en reversar impuestos lesivos para el comercio nacional, mayor enfoque de los recursos de programas sociales, posiciones claras en política internacional frente al narcotráfico, la no Impunidad del terrorismo y la situación actual de Venezuela bajo la dictadura de Nicolás Maduro. Sólo si el mensaje es claro y convoca a los sectores defensores de la familia, la institucionalidad, los valores fundamentales del país y un progreso con libertad de mercado y contenido social.

Sin descartarse un posible encuentro entre Sergio Fajardo e Iván Duque, el cual, como ya había sido analizado  por El Nodo, "la alianza Duque – Fajardo, permitiría al gobierno entrante asegurar el necesario nivel de gobernabilidad para contraponerse a la influencia de Venezuela en las elecciones presidenciales de Colombia, y asegurar una victoria inminente en la segunda vuelta, lo que aislaría la ascendente articulación institucional de las FARC, concedida por Juan Manuel Santos"

Nuestros anunciantes



Loading...