ELN bloquearía diálogos para negociar a partir de las concesiones de Santos a las FARC

Esto quiere decir que, mientras las FARC no negocien su impunidad, el ELN no dejara el negocio del narcotráfico, que pertenece en actividades e ingresos a las dos organizaciones terroristas al tiempo.

El grado de coordinación entre los mandos medios y bajos de la organización terrorista FARC y el ELN, hacen esperar el peor diagnóstico de la capacidad institucional del estado para controlar las demandas estratégicas de las dos organizaciones. El error de dar alcance internacional a un proceso de conversaciones con organizaciones que iban en decadencia, les permitió a estas oxigenarse diplomáticamente para reactivar su capacidad de influencia en los asuntos del ejecutivo, lo que incrementa los niveles de impunidad y aumenta las alarmas en materia de seguridad, debido al incremento acelerado de producción de coca desde el 2014.

Adicionalmente, la equivocada decisión del gobierno de dar legitimidad al mismo tiempo a las dos organizaciones, facilita la estrategia expansiva post acuerdo de los dos grupos terroristas. En este sentido, la organización terrorista ELN no cederá hasta que no verifique para ella las concesiones del actual gobierno con la organización terrorista FARC.

 

LA AUDACIA DEL ELN PARA PARALIZAR LAS CONVERSACIONES CON SANTOS

 

ELN SE SABE CON MEJORES EXPECTATIVAS Y BENEFICIOS QUE LA ORGANIZACIÓN TERRORISTA FARC

Desde finales de marzo, el gobierno nacional se ha visto paralizado por la negativa de la organización terrorista ELN de continuar con las conversaciones con el gobierno nacional. [pullquote] La decisión y audacia del ELN, radica en el hecho de que estratégicamente, a sus cabecillas les conviene recorrer el camino de las conversaciones a partir de las concesiones del gobierno de Juan Manuel Santos con la organización terrorista FARC.   [/pullquote] Adicionalmente, las responsabilidades por acciones de alto impacto social y humano de las incursiones armadas del ELN respecto a las FARC son proporcionalmente despreciables, lo que le asegura a esta organización terrorista expectativas mayores en torno a los beneficios que puede adquirir del gobierno nacional.

 

O.T. ELN CUENTA CON LA EXPERIENCIA EN CUBA DEL EQUIPO DE NEGOCIACIONES DE LAS FARC

Como si el primer elemento no fuese lo suficientemente grave el ELN inicia el proceso de conversaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos con la experiencia y la identificación de exigencias que durante los últimos meses ha acumulado de los procesos de conversaciones en Cuba de las FARC. Esto, es, los miembros del secretariado y de la mesa de diálogo de la organización terrorista FARC, por su cercanía con los cabecillas del ELN, se convierten en los principales asesores de negociación con los enviados del gobierno de Juan Manuel Santos.

Adicionalmente, en la actualidad, las dos organizaciones comparten información estratégica sobre los procesos de comercialización y distribución de coca, así como sobre las actividades de diplomacia terrorista facilitada por las concesiones del gobierno central de iniciar sus conversaciones por fuera de Colombia, utilizando “países garantes” que tratan a las dos organizaciones como interlocutores válidos.

ELN MANEJA RUTAS DE SALIDA DE COCA DE LAS FARC Y CO ADMINISTRA PLANTACIONES

[pullquote] La cercanía militar de las dos organizaciones, está adicionalmente avalada por el grado de coordinación estratégico de ambas en lo concerniente a la producción y comercialización de cocaína en Colombia.   [/pullquote]Así, mientras que las concesiones del gobierno central con la organización terrorista FARC facilitan al secretariado su capacidad de saltarse la legislación nacional, el ELN se convierte al mismo momento en el co-administrador de la producción y comercialización de cocaína. Esto quiere decir que, mientras las FARC no negocien su impunidad, el ELN no dejara el negocio del narcotráfico, que pertenece en actividades e ingresos a las dos organizaciones terroristas al tiempo.

La coordinación comercial del negocio de la cocaína en Colombia, se facilita a través de las negociaciones del gobierno de Juan Manuel Santos, al tratar separadamente a las dos organizaciones terroristas. Mientras las dos organizaciones den a la opinión publica la apariencia de pertenecer a estructuras logísticas distintas, la división de la atención del gobierno central lo debilita estratégicamente, además de institucionalizar la distinción entre las dos, facilitándoles su capacidad de intimidación de las instituciones del país.

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual.



Loading...