Exportaciones colombianas llevan 4 años derrumbándose. DANE

Para el 2016, esta escena sigue siendo desalentadora. De acuerdo a información del DANE, para marzo de 2016 el total de exportaciones se ubicó en US$2.301 millones de Dólares, significando una caída del -33% respecto al mismo periodo del 2015, y una variación de -31,8% respecto al periodo facturado de Enero a marzo de los respectivos años 2015 y 2016.

Las más recientes cifras presentadas por el Departamento Nacional de Planeación en su último boletín emitido, para poner en contexto el balance de los 15 años del Plan Colombia, reflejarían un preocupante panorama sobre el manejo de la balanza comercial colombiana y la deuda externa; especialmente en el inicio de conversaciones del proceso de “Paz” a mediados del 2012. Durante los últimos cuatro años el país ha visto un hundimiento de sus exportaciones tanto a Estados Unidos, principal socio comercial como del resto del mundo. Lo más preocupante con ello es que, de algún modo, el hundimiento elimina por completo el crecimiento alcanzado durante el periodo 2008 al 2011, y por ende, los beneficios económicos obtenidos durante previos mandatos, en el que las cifras del Banco demuestran claros logros comerciales.

 

EL PRESIDENTE NO HABRIA DICHO LA VERDAD EN LA ULTIMA CUMBRE DE EXPORTADORES NACIONAL EN BARRANQUILLA

A las impresentables cifras, se suma la propaganda con inexactitudes del presidente de la República Juan Manuel Santos con anunciós de los que se desconocen sus motivaciones. En concreto, en la cumbre de cierre de exportadores del año pasado, el presidente afirmó:

“Yo hablaba de déficit comercial. Déficit comercial más o menos son 6 mil millones de dólares... Más todo lo que ustedes pueden aumentar las exportaciones. Entonces aquí lo que hay es oportunidades y una coyuntura muy favorable a los exportadores… Aquí lo que hay son oportunidades, o sea si la coyuntura económica hay oportunidades para los exportadores si hay paz, esas oportunidades se multiplicar geométricamente”.

Al contrario de las declaraciones de Santos, para el 2015, de acuerdo al informe presentado, el total de exportaciones se ubicó en un valor cercano a los $30 mil millones de Dólares y un total de $9 mil millones de Dólares con su principal socio Estados Unidos; para el 2012, año de inicio de las conversaciones en la Habana con el grupo guerrillero de las FARC, esta cifra se ubicaba en $60 mil millones de Dólares y $21mil millones de dólares respectivamente. Esto demuestra un hundimiento de casi el 50% del total de exportaciones y cerca de un 60% con su principal socio comercial.

[pullquote] Para el 2016, esta escena sigue siendo desalentadora. De acuerdo a información del DANE, para marzo de 2016 el total de exportaciones se ubicó en US$2.301 millones de Dólares, significando una caída del -33% respecto al mismo periodo del 2015, y una variación de -31,8% respecto al periodo facturado de Enero a marzo de los respectivos años 2015 y 2016. [/pullquote]Cifras preocupantes, que revelan la inoperancia fiscal y monetaria por parte del Ministerio de Hacienda.

Por otro lado, a estas desalentadoras cifras, el último informe presentado por el Banco de la República a diciembre del 2015 sobre deuda externa pública colombiana, permite revelar una crisis cercana a la presenciada en la década de los 90. Este informe revela las enormes variaciones de deuda externa colombiana desde la posesión del presidente Santos y desde la finalización del gobierno del expresidente Álvaro Uribe resaltando un alto incremento porcentual en los últimos 6 años.

Para el 2015, la cifra correspondiente a deuda externa pública se ubicó en $66.941 millones de Dólares, equivalente al 22,9% del PIB Nacional, una cifra preocupante y considerablemente alta comparada con años anteriores. Para el 2014, esta cifra se ubicó en $59.645 millones de Dólares, lo que se refleja para el 2015 en un incremento del 12,23% y cerca de un 69,27% desde el 2010, año en que fue posesionado como presidente de la república, Juan Manuel Santos.

El diagnóstico que se erige es desalentador explicado principalmente por el hecho del endeudamiento progresivo del país y una disminución considerable de ingresos de bienes transables, lo que comprobaría esta tendencia a la baja.

 

 

 

Así mismo, a los anteriores datos revelados se sumaría las bajas proyecciones del FMI en la última actualización desde enero de 2016 ubicando en 2,5% las proyecciones de crecimiento para Colombia, un decrecimiento de 3 a 2 cifras porcentuales, muy por debajo del crecimiento mundial para este mismo año.

Esto indicaría que la economía colombiana estaría pasando por uno de sus peores momentos si se resalta también la reducción de la perspectiva de la calificación de Colombia por Standard and Poor's de estable a negativo, y el incremento en el índice de precios al consumidor situándolo como uno de los mayores de los últimos siete años.

Sin embargo y a pesar que la caída en los precios del petróleo, el incremento del gasto público, la pérdida de valor del peso colombiano y la irresponsable administración de políticas fiscales durante los últimos años, las cuales influenciaron esta tendencia, el gobierno aún no se ha pronunciado ni ha tomado cartas en el asunto concentrándose únicamente en sacar adelante, las conversaciones en la Habana. La situación del país se vuelve cada vez más crítica; las perspectivas de crecimiento económico para el segundo semestre del 2016 no son para nada alentadoras y sin embargo, el gobierno ha utilizado en esto últimos meses los medios de comunicación para informar a la ciudadanía que Colombia marcha mejor que otros países de la región. El silencio sigue reinando en el gobierno Santos.

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual.



Loading...