Organización narcoterrorista Farc solicita que Estados Unidos financie su desmovilización

La petición estaría a un paso de hacerse realidad con el apoyo unánime de la ONU y la CELAC.

Como parte de las exigencias presentadas en los últimos días por las  FARC y como requisito para aprobar los acuerdos emitidos durante los dialogos de conversación en la Habana, y que posteriormente podria facilitar una eventual firma de la “paz”, el grupo terrorista solicitó durante su comunicado permitir que la financiación otorgada para el Plan Colombia se destinará a su desmovilización en el "postconflicto".

Esto quiere decir que la destinación de recursos que Estados Unidos gira con destino a seguir las políticas concedidas en 1999 dentro del Plan Colombia se destinaran a cubrir las medidas proteccionistas del estado para asegurar que el miembros del grupo insurgente continúen desarrollando sus actividades dentro del marco jurídico para la “Paz”. Lo anterior, a pesar de que según la  última estimación de la revista FORBES, los ingresos derivados del narcotráfico de la organización terrorista podrían haberse ubicado al cierre del año 2014 entre 100 y 200 millones de dólares, y los ingresos totales en $600 Mill USD. Se cree además que el Incremento acelerado de producción de cocaína en Colombia del 2014 pudo haber fortalecido las finanzas de la organización en más de 47 millones de dólares.

La petición estaría a un paso de hacerse realidad con el apoyo unánime de la ONU y la CELAC al verificar los dos últimos puntos del acuerdo denominados “acuerdo de justicia, reparación, y garantías de no repetición”, el cual salió a luz pública junto con el borrador conjunto para la próxima reunión entre los presidentes Santos y Obama para tratar temas relacionados con el aniversario del plan Colombia. Por otra parte, los recursos que puedan destinarse entrarían en contravía con los principios enunciados en primera instancia y los objetivos que buscaba el Plan Colombia, el cual surgió como apoyo a la iniciativa andina de combatir las drogas y crear así una estrategia antinarcóticos como la fumigación de cultivos para erradicar la Coca entre otras acciones militares. Lastimosamente, durante los últimos 6 las políticas del Plan Colombia con el actual gobierno han sido bajas e incluso nulas. Hecho al que se sumaría la eliminación de la fumigación, que contribuyó a un aumento acelerado de producción de coca al cierre del año 2014.

En principio el plan Colombia surgió como una voluntad conjunta de combatir estrictamente la producción y aumento de cultivos ilícitos y el flujo de este a los Estados Unidos; hecho que facilitaba aún más el crecimiento constante de ingresos a las organizaciones delictivas y terroristas como las FARC. Como lo ha analizado El Nodo, la situación es crítica, debido a que tanto las contemplaciones del Gobierno de permitir crear las jurisdicciones especiales como la creación de mecanismos para apoyar financieramente las actividades ilícitas de las FARC permitirán a futuro fortalecer estas organizaciones con miras a aprobar unos intereses políticos de las mismas.

Así mismo, y ante el silencio y no pronunciamiento en contra del mismo por parte del Gobierno Nacional, las FARC estarían buscando una vez más salir al paso de cumplir con sus obligaciones de en primera instancia reparar económicamente a sus víctimas y de asumir su responsabilidad ante hechos que atenten contra principios de derechos humanos.

Por tanto, la financiación que estaría buscando las FARC podría cubrir su desmovilización y aumentar su capacidad financiera para buscar a futuro entrar política y legalmente a la vida pública, además de financiar sus operaciones.



Loading...