El listado de terroristas que el Fiscal buscaría blindar ante la Corte Penal Internacional

De hecho, el propio fiscal General de la Nación, obviando compromisos adquiridos del estado colombiano ante organismos como la Corte Penal Internacional, habría afirmado días atrás que: "Si hay reconocimiento de responsabilidad no hay lugar a cárcel, ni a prisión por delitos de lesa humanidad o por crímenes de guerra"

En los últimos días, el fiscal general de la nación, Eduardo Montealegre, en diferentes medios de comunicación afirmó que los delitos de lesa humanidad de las FARC podrían ser perdonados. En la actualidad sin embargo, de acuerdo a los convenios firmados por Colombia y a su rol de miembro de la Organización de las Naciones Unidas, el país no podría obviar las responsabilidades de actos criminales masivos en contra de la población civil cometidos por organizaciones terroristas, lo que confirmaría que la fiscalía colombiana mentiría en lo que respecta a su obligación con compromisos de derecho internacional.

De hecho, el propio fiscal General de la Nación, obviando compromisos adquiridos del estado colombiano ante organismos como la Corte Penal Internacional, habría afirmado días atrás que: "Si hay reconocimiento de responsabilidad no hay lugar a cárcel, ni a prisión por delitos de lesa humanidad o por crímenes de guerra que se hayan cometido en medio del conflicto, la sanciones serán sanciones restrictivas de la libertad en algún lugar del territorio pero que no tengan el equivalente a cárcel o a pena prisión efectiva de la libertad".

En teoría, las declaraciones del fiscal podrían estar contempladas para permitir la impunidad de miembros del secretariado de la organización terrorista FARC en Colombia, lo que a los ojos del gobierno nacional parece legítimo. En la realidad sin embargo, la jurisdicción de la Corte Penal Internacional para perseguir crímenes de lesa humanidad como los cometidos por miembros del secretariado incluye también a Colombia. Con ello, la posibilidad de que personas como Iván Márquez escapen de la justicia ordinaria nacional e internacional puede no solo puede ser inexacta sino ilusorias.A pesar de ello, la fiscalía para blindar a los terroristas estaría intentando manipular sus responsabilidades. Como lo detalló recientemente el propio fiscal, las actas del proceso "no calificarán provisional o definitivamente sobre si los máximos cabecilla de las Farc han cometido delitos de lesa humanidad o crímenes de guerra"

Sin embargo, en concreto, las declaraciones del fiscal Montealegre para legitimar cuentas bancarias, responsabilidades por reclutamiento de menores de edad, prácticas masivas de abortos, tráfico de cocaína o ejecuciones masivas en tomas militares contra la población civil; serian abiertamente falsas. A diferencia de las intenciones del Fiscal Montealegre, la misión permanente de la Corte Penal Internacional es la juzgar a las personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, de guerra, de agresión y de lesa humanidad. En los últimos años, definidos cabecillas de organizaciones terroristas en Colombia cumplen con las condiciones de persecución judicial, principalmente los miembros de las antiguas autodefensas  narcotraficantes y la narcoguerrilla de las FARC o el ELN. Por ello, las obligaciones judiciales internacionales, a pesar de las intenciones del fiscal, pesarían por ende sobre definidas personas que en este momento se encuentran en la Habana. En lo que respecta a miembros activos de la organización narcoterrorista FARC, entre los posibles perseguidos se contarían los siguientes nombres;

Rodrigo Echeverry Londoño, alias Timochenko o Timoleón Jiménez. Ciudadano colombiano que tiene en su haber más de 32 requerimientos judiciales por los delitos de terrorismo, homicidio, rebelión y lesiones personales. Adicionalmente presenta 162 órdenes de captura por varios delitos y una "circular roja".

Iván Márquez. Principal negociador de las Farc ante el gobierno de Colombia, tiene más de 198 órdenes de captura, 66 medidas de aseguramiento y 28 condenas, entre los que se cuentan delitos como secuestro, homicidio, reclutamiento, rebelión, concierto para delinquir, desplazamiento forzado y narcotráfico, entre otros.

Rodrigo Granda. Miembro del Estado Mayor Central de las Farc e integrante de la Comisión Internacional del movimiento terrorista con sede en Costa Rica.

Jorge Torres Victoria alias 'Pablo Catatumbo' : Tiene actualmente 23 procesos activos por el nuevo sistema penal y 18 por el antiguo. Es investigado por su responsabilidad en los delitos de terrorismo, rebelión, reclutamiento, homicidio, secuestro y narcotráfico. Cursan contra el miembro de la organización terrorista procesos activos en las sedes de la Fiscalía de Pasto, Popayán, Cali, Bogotá, Medellín y Riohacha. Actualmente tiene una "circular roja" de la Interpol .

Milton de Jesús Toncel Redondo alias "Joaquín Gómez": Acusado de ser el autor intelectual del secuestro y muerte del gobernador del departamento de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar. Como encargado de las finanzas de las FARC, Gómez está a cargo de las relaciones de la organización con los grupos de narcotraficantes, supervisando la producción y distribución de droga e imponiendo sobre ella el llamado "impuesto revolucionario" a carteles de droga y campesinos cocaleros

Félix Antonio Muñoz Lascarro alias "Pastor Alape": Es acusado de ser el supervisor de todo el suministro de cocaína en el Magdalena Medio, de participar en la implantación de la política de drogas de las FARC para controlar la producción, procesamiento y distribución de cientos de toneladas de cocaína destinadas a Estados Unidos y a otras partes del mundo.



Loading...