En vulgar video, nombre de Mártir “Guillermo Cano“ es usado para presentar “Cagadones“ de El Espectador por su sobrino Fidel Cano

Ante los hechos, lastimosamente casas editoriales como El Espectador actúan de forma articulada con poderosos medios como la Revista SEMANA, que al ser dirigida por el sobrino del presidente Juan Manuel Santos –Alejandro Santos- logran soterradamente modificar la opinión pública a los intereses del actual gobierno, que protege a la vez con celo los intereses de los narcotraficantes de las FARC.

Un insólito caso de uso del nombre del valiente periodista Don Guillermo Cano, mártir del ataque frontal al narcoterrorista Pablo Escobar, ha sucedido hace pocos días desde el periódico El Espectador. En concreto, la dirección del medio, en cabeza de Fidel Cano, ha presentado en tono humillante su nombre para anunciar de forma burlesca lo que llama los “cagadones “ del periódico El Espectador, caracterizado bajo su dirección por defender la impunidad de los narcoterroristas de las FARC como distintos a los narcoterroristas Paramilitares.

En concreto, en el video, se ve al sobrino del mártir del periodismo Don Guillermo Cano, refiriendo su nombre para presentar con insolencia lo que llama:

“Premio Guillermo Cano se revuelca en su tumba al cagadón de El Espectador del año”

La situación del uso del nombre del valiente periodista Guillermo Cano para hacer presentaciones vulgares en un video de adolescentes que frecuentemente usan palabras subidas de tono, es un nuevo escenario de manipulación de la historia colombiana, en aras de distorsionar con doble racero los responsables de la violencia terrorista.

Durante los últimos años, con ocasión de las conversaciones del mandatario Santos con el grupo narcotraficante FARC, el periódico El Espectador y la revista SEMANA se han caracterizado por ser los más activos mecanismos de propaganda del gobierno nacional en los medios escritos. El uso del nombre del fundador del periódico El Espectador, sin embargo, para temas que rayan con la vulgaridad o la burla, es un nuevo indicador de la decadencia del medio sin antecedentes en la historia del país.

En concreto, la historia del Don Guillermo Cano estuvo caracterizada -desde la fundación del periódico El Espectador-, por la dignidad en su manejo de los asuntos periodísticos, y por su firmeza en no establecer diferenciaciones entre terroristas y narcotraficantes, independientemente de sus falsas justificaciones ideológicas. El uso de Don Guillermo Cano para presentar videos de días de inocentes, en vez de rescatar su baluarte moral para defender las instituciones por encima de los terroristas del Cartel de Medellín, las FARC o las AUC, es un  indicador más de la instrumentalización de la historia colombiana por casas editoriales con marcadas ambigüedades en distinguir el terrorismo de las instituciones.

Finalmente, este tipo de manejos burlescos y cínicos de la historia Colombiana para distraer a la población de la degradación editorial de un medio prestante como el Espectador, se articula con productos de sensacionalismo presentado por jóvenes, que recientemente llegó al extremo de inventar la existencia de un contrato de $177 mil millones de pesos para afectar directamente la alcaldía de Enrique Peñalosa. Ante los hechos, lastimosamente casas editoriales como El Espectador actúan de forma articulada con  poderosos medios como la Revista SEMANA, que al ser dirigida por el sobrino del presidente Juan Manuel Santos –Alejandro Santos- logran soterradamente modificar la opinión pública a los intereses del actual gobierno, que protege a la vez con celo los intereses de los narcotraficantes de las FARC.

Recientemente, el narco asesinó de alias “Popeye” reconoció la participación plena del cartel de Medellín en el asesinato del valiente periodista Don Guillermo Cano. El uso de su nombre -implacable contra las mafias terroristas del país- para la presentación de productos basura, podría ser por ello un caso insólito de transfiguración de la historia política y periodística de Colombia a los intereses editoriales de figuras como Santos y los narcos de las FARC.

Nuestros anunciantes



Loading...