Lo que hizo posible la libertad fue la gradual evolución de la disciplina de la civilización que es al mismo tiempo la disciplina de la libertad.
Friedrich Hayek

Síguenos en FACEBOOK El Nodo Facebook Y TWITTER El Nodo Twitter

Como Pilatos, Izquierda colombiana se lava las manos con narcomasacre de 7 personas en el Cauca y 209 mil hectareas de COCA

La falta de control territorial del gobierno nacional sobre Argelia ha disparado las finanzas de las FARC (mal llamadas disidencias), el ELN, las BACRIM y residuos criminales de los antiguos grupos denominados paramilitares. La razón se debe precisamente a la cercanía de la zona con el casco urbano de la localidad –a solo 10 minutos-, y las posibilidades de transito ilegal de estupefacientes desde la zona montañosa del departamento con el pie de monte costero.

La reciente masacre de 7 personas en el Cauca, ha puesto en evidencia el carácter hipócrita de la izquierda Colombiana que durante años desvió la atención sobre el incremento de los cultivos de coca que financian el ELN, el paramilitarismo, las FARC, las BACRIM, y todas las expresiones narcotraficante del país.

En concreto, la reciente masacre de 7 personas en el corregimiento de Argelia, en el Cauca, está directamente relacionada con el fortalecimiento de los grupos narcotraficante de la región, que aprovechando la abundancia de plantaciones en la zona, busca dominar los corredores territoriales de salida de coca para llevar los cargamentos al pacífico. Adicionalmente, el planteamiento se corrobora porque el hallazgo, corresponde precisamente al paraje que une los corregimientos de Sinaí y la Belleza,  a minutos del casco urbano donde se disputan el dominio narcotraficante todas las facciones criminales de guerrilla y paramilitares.

Concretamente, las fuentes oficiales asignadas a la oficina de control de cultivos ilícitos del Ministerio de Defensa Nacional, estiman que el 95% de las plantaciones ilegales de la zona están destinadas a la producción de coca, contabilizando en la zona de la narco masacre (Argelia) un total 3.500 hectáreas sembradas, ubicándolo como el 2do corregimiento en Cauca con la mayor cantidad de cultivos ilícitos.

Adicionalmente, la falta de control territorial del gobierno nacional sobre Argelia ha disparado las finanzas de las FARC (mal llamadas disidencias), el ELN, las BACRIM y residuos criminales de los antiguos grupos denominados paramilitares. La razón se debe precisamente a la cercanía de la zona con el casco urbano  de la localidad –a solo 10 minutos-, y las posibilidades de transito ilegal de estupefacientes desde la zona montañosa del departamento con el pie de monte costero.

Adicionalmente, la peligrosidad de la zona, en la que ELN, FARC, BACRIM y otros grupos narcotraficantes disputan el tráfico de cocaína, se debe también a la competencia que existe entre este corregimiento y el municipio de El Tambo, en convertirse en el mayor proveedor de cocaína del área. Más exactamente, y a la fecha, solamente El Tambo supera a Argelia como el mayor nudo de poderes narcotraficantes, debido a que precisamente supera las 3.500 hectáreas de cultivos de la zona donde se presentó la masacre.

El grado de peligrosidad de la región, y el acelerado incremento de la influencia de los grupos narcotraficantes, incluso ha generado una estructura de abastecimiento de gasolina insólito en medio de los territorios de salida de droga. En concreto, según declaraciones ciudadanas entregadas otros medios como SEMANA, “en ese municipio donde casi no circulan carros, existen 18 estaciones para la venta de gasolina y la mayoría en zona rural; y en solo un operativo incautamos 200 bultos de cemento”

Así las cosas, la zona de la masacre se presenta como una de las grandes beneficiadas del incremento acelerado de los cultivos ilícitos que permitió la administración de Juan Manuel Santos, lo que de nuevo pone como carne de cañón a los pobladores de la región, y sirve de alimento a las facciones narco terroristas para escalar su nivel de presión sobre los corredores de salida de coca.

En este momento, y utilizando políticamente la tragedia, numerosos activistas de izquierda en el país se hacen los de la vista gorda con la principal causa de fortalecimiento de los grupos narcotraficantes en la zona, y en contraste, realizan acusaciones desorganizadas, extraviadas e infundadas sobre la influencia de lo que denominan “paramilitarismo”, que no es otra cosa que el narcotráfico mimetizado en las FARC, el ELN, las BACRIM y los antiguos reductos paramilitares.

La situación sin embargo pone en evidencia la estrategia irresponsable de personas que hacen política con la tragedia que acorrala a la población civil, que no es otra que el fortalecimiento acelerado del narcotráfico en Colombia, que durante la administración de Juan Manuel pudo haberse quintuplicado logrando en conjunto acumular más de 921 toneladas métricas de cocaína al cierre del año 2017.

Nuestros anunciantes

Single donation

Si te gusta este contenido, considera apoyarnos. Cualquier apoyo es importante.

  • Otro valor: $

Apoyar ahora



Loading...