PODCAST: La Voz de la Mayoría Silenciosa

Un fénix a la colombiana: El renacimiento de James Rodríguez

Pero de nuevo y sin pensarlo tanto, aparecía el admirador número uno del jugador cafetero, Carlo Ancelotti, está vez dirigiendo al Everton, quien pidió a la directiva traer a James Rodríguez a su nuevo proyecto deportivo, pues su intención era armarle un buen equipo al del favor en los pies, James o “Yeims”, donde jugara cómodo.

Llegó el momento de hablar, por fin, de James David Rodríguez, el jugador que hasta hace unos meses era el número 16, tanto en su camiseta, como en el orden de titularidad para el Real Madrid de Zinedine Zidane. Hoy, en Inglaterra, Rodríguez es reconocido y titulado por los medios como “la mejor contratación de la temporada” o inclusive, como “el robo de siglo”, y no porque el club español hubiera hurtado al Everton con la contratación, sino porque el club inglés sacó prácticamente gratis (25 millones) al jugador nacido en Cúcuta, Santander que hoy es estrella de los Toffes.

Análisis deportivo de Miguel Hernández @miguelpregonero

“A James es un placer verlo jugar, hace cosas hermosas en la cancha”.

Peter Crouch, ex delantero de la Selección Inglesa

Llegó el momento de hablar, por fin, de James David Rodríguez, el jugador que hasta hace unos meses era el número 16, tanto en su camiseta, como en el orden de titularidad para el Real Madrid de Zinedine Zidane. Hoy, en Inglaterra, Rodríguez es reconocido y titulado por los medios como “la mejor contratación de la temporada” o inclusive, como “el robo de siglo”, y no porque el club español hubiera hurtado al Everton con la contratación, sino porque el club inglés sacó prácticamente gratis (25 millones) al jugador nacido en Cúcuta, Santander que hoy es estrella de los Toffes.

Un romance de tiempos inmemorables volvió a encontrarse, esta vez se pusieron cita en la mítica Liverpool, Inglaterra. Por un lado, la zurda más prodigiosa dada por el país del café, James Rodríguez; y por el otro, un técnico que ha dirigido al Real Madrid, Milán, Juventus, PSG, Bayern Munich, Everton, entre otros, Carlo Ancelotti.

Desde el llamado de James al Real Madrid en el año 2014, posterior al Mundial de Brasil, donde el 10 quedó goleador de la Copa Mundo, el que siempre ha estado detrás de las mejores temporadas del colombiano en Europa ha sido Ancelotti. Cabe recordar que la mejor actuación del ex jugador de Banfield, en el club merengue, fue comandado por el técnico italiano, logrando en su primera temporada ser determinante, sumando 17 goles y 18 asistencias.

Tras el arribo de Rafa Benítez y de Zidane al banquillo de la casa blanca, el fútbol para James era cada vez más escaso, razón que llevó al jugador, formado en Envigado FC, a buscar nuevos horizontes con más minutos de juego. Una llamada desde Munich, Alemania volvía a poner en el radar a un jugador el cual, a diferencia de su llegada a Madrid, esta vez aterrizaba sin ritmo y con pocos minutos en sus piernas.

Sin embargo, el de siempre, el que fue indispensable para que James brillara, sabía cómo darle de nuevo la confianza. Con préstamo a dos temporadas y opción de compra, el Bayern Munich, pedido por Ancelotti, contrataba a James Rodríguez como su nueva estrella. En la temporada 2017-18, donde Rodríguez fue dirigido por el técnico italiano, el colombiano logró jugar 35 partidos, marcando 8 goles y siendo indispensable para la coronación del club bávaro de la Bundesliga, pues cada partido que James jugaba como titular el Bayern conseguía la victoria.

Pese al buen momento que mostró el cafetero en la primera temporada en Alemania, en la segunda no fue así, razón por la cual James David decide regresar a Madrid en busca de la revancha. Hace unos meses, en colombiano hizo unas declaraciones que cayeron muy mal en el entorno futbolístico, pues afirmó que “los alemanes trabajan mucho y que por cuestiones de frio y del idioma, decidió dejar el Bayern”.

Inmediatamente tanto ex futbolistas, como periodistas y fanáticos le reprocharon su falta de profesionalidad y justificaron la razones para que James no tuviera minutos en el Madrid. Mientras todo esto pasaba, el agente del jugador, Jorge Mendes, luchaba por conseguirle equipo al diez de la Selección Colombia. Finalizando el mercado para la temporada 2020-21 muchos rumores sonaban pero pocas realidades, James ya había sonado para el fútbol inglés, las supuestas novias eran el Manchester United, Arsenal o inclusive, Newcastle.

Pero de nuevo y sin pensarlo tanto, aparecía el admirador número uno del jugador cafetero, Carlo Ancelotti, está vez dirigiendo al Everton, quien pidió a la directiva traer a James Rodríguez a su nuevo proyecto deportivo, pues su intención era armarle un buen equipo al del favor en los pies, James o “Yeims”, donde jugara cómodo.

Hoy, con James lesionado y siendo duda para el partido contra el Southampton, el Everton es líder de la liga inglesa después de cinco partidos disputados, con James siempre siendo indispensable en esas victorias. Tras su llegada a Liverpool, el colombiano ha logrado marcar tres goles, tres asistencias, hacer 218 pases buenos, ser jugador del partido en una oportunidad y recuperar, hasta el momento, 23 balones. Sin dejar de mencionar, que su equipo le ganó al Tottenham y le empató al Liverpool, para los que dicen que el Everton sólo le hace buenos partidos a los equipos chicos.

Pero la pregunta es por qué Ancelotti saca lo mejor del jugador y otros técnicos no lo hacen; la respuesta es muy sencilla, a James se le debe dejar jugar, el fútbol de hoy es muy táctico y requiere mucho orden, eso es lo que quieren los técnicos en el viejo continente. Sin embrago, James es un prodigio que le gusta hacer lo que quiere en  cancha, ese es el secreto de Ancelotti, no lo limita en nada, lo deja jugar donde sea y hacer lo que quiera en el césped. 

Los latinos siempre fueron más comprensibles con los talentosos, en Argentina y Brasil, a los tocados por Dios, los dejan hacer lo que saben, pues ganan los partidos con su magia y los italianos son probablemente los más parecidos a los del este lado de hemisferio. James no podrá ser un jugador muy ordenado tácticamente, pero dele la pelota que el ve lo que nadie ve y hace lo que a muchos se les dificulta.

Por eso James Rodríguez hoy es estrella en la liga más competitiva del planeta, la Premier League, demostrando que muchos técnicos perdieron las oportunidad de sacar los mejor de él, por querer ponerlo a hacer o a jugar donde él no se siente determinante. Razón tiene Cafú, ex jugador brasilero, al decir que “James es un jugador fantástico, un jugador sensacional e inteligente”, pues su mayor virtud es su rapidez mental dentro del campo de juego.

Nuestros anunciantes



Loading...