PODCAST: La Voz de la Mayoría Silenciosa

El absurdo juicio político del que Trump salió bien librado

El juicio político de Trump terminó por confirmar lo que más de 74 millones de americanos esperaban, Donald Trump podrá seguir participando en política y seguramente lo volverá a hacer.

Luego de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, el país norteamericano ha estado sumido en distintos tipos de escándalos. En principio, el ex presidente Donald Trump puso en tela de juicio las elecciones, por fraude. Las razones saltaban a la vista, Trump empezó ganando en los estados más importantes, pero unos días después, los resultados ponían en dichos estados, a Joe Biden como ganador. Lo anterior es bastante raro, pues en Estados Unidos los resultados de las elecciones se dan en un mismo día y es improbable que todos los estados cambien su tendencia en pocas horas. 

Unas semanas después de las elecciones, el 6 de enero, día en que el Congreso de los Estados Unidos ratificó a Joe Biden como presidente, miles de norteamericanos salieron a las calles de Washington D.C. a protestar contra lo que consideraban un fraude electoral. Las protestas, que en su mayoría se dieron en el capitolio, se tornaron violentas, al punto que varias personas salieran heridas e incluso algunas fallecieron.

El partido Demócrata, cooptado en gran parte por el ala radical de izquierda representado en líderes como Alexandra Ocasio y Bernie Sanders, aprovecharon la coyuntura del momento y acusaron, sin alguna prueba relevante a Donald Trump por las violentas protestas del 6 de enero. Desde ese día, comenzó a plantearse el escenario de un posible segundo juicio político al ex presidente.

Según los demócratas, Trump era culpable de traición a los Estados Unidos y de apoyar la turba de manifestantes de principios del 2021. Lo irónico del asunto es que durante el 6 de enero y los días posteriores, Donald Trump, a través de algunos videos, llamó a la calma y a preservar el orden y la paz en su país. Es decir, mientras algunos norteamericanos, motivados por la injusticia en las elecciones, irrumpían violentamente en el capitolio, Trump en vez de apoyarlos, les pedía calma y reiteraba un mensaje de no violencia.

Lo mencionado anteriormente deja en claro que el juicio contra Trump solo se hacía con fines políticos. En otras palabras, la oposición de Donald Trump  quería acabar políticamente al ex presidente y buscaba tal vez una venganza por los 4 años anteriores en donde Trump había preservado las instituciones, y había sido estricto y duro con los promotores del socialismo del siglo XXI en su país.

Al final, el juicio político contra Donald Trump terminó siendo otra derrota más para los demócratas. Con 57 votos a favor y 43 en contra, el ex presidente Trump fue absuelto por el Congreso de los Estados Unidos. Los legisladores norteamericanos lograron desencasillarse de las rencillas políticas que en estos momentos polarizan a su país, para votar por los hechos, que demostraban a todas luces que Trump no tenía nada que ver con lo sucedido el 6 de enero.

El juicio político de Trump terminó por confirmar lo que más de 74 millones de americanos esperaban, Donald Trump podrá seguir participando en política y seguramente lo volverá a hacer, mientras que el partido Demócrata sigue mostrando que su objetivo es acabar con cualquier rival que esté en la oposición, a como de lugar.

 

Nuestros anunciantes



Loading...