Liga Femenina en Colombia, ¿problema o recurso?

El caso es que hoy, no existe una fecha acordada para el regreso de la competencia, pues no saben cuándo podrán empezar los entrenamientos y solo unos equipos han estipulado el protocolo de bioseguridad haciendo pruebas PCR.

Primero se habló en agosto de que el regreso del fútbol profesional femenino en Colombia sería para mediados de septiembre. Hace dos semana, Nicole Regnier, Jugadora de Equidad, afirmó en reunión virtual organizada por Acolfutpro, “que la liga femenina podría comenzar el 3 de octubre”. Y ahora, Lina Arciniegas, jugadora de Millonarios, ha afirmado para El Nodo que “la fecha tentativa está para mitad de octubre”.

Análisis deportivo de Miguel Hernández @miguelpregonero

El caso es que hoy, no existe una fecha acordada para el regreso de la competencia, pues no saben cuándo podrán empezar los entrenamientos y solo unos equipos han estipulado el protocolo de bioseguridad haciendo pruebas PCR. Lo que preocupa, no sólo a los entrenadores sino a las jugadoras, que ya llevan casi un año sin competencia profesional.

Acolfutpro (Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales), ha realizado el 8 de septiembre una reunión extraordinaria, con las representantes de los clubes femeninos, donde se le envió una carta el presidente de la Dimayor (División Mayor del Fútbol colombiano), Fernando Jaramillo, solicitándole su apoyo para esclarecer el tema del fútbol femenino en 2020 y que se estipule una fecha certera acercada a la realidad.

Las Dudas

La pregunta es, por qué la Dimayor no organizó un protocolo con fases sanitarias para el regreso de la Liga Profesional Femenina, al mismo tiempo que lo hizo con la liga masculina, sabiendo que las mujeres llevaban inclusive más tiempo sin competir. Es por eso que para Lina Arciniegas, “al fútbol femenino en el país le falta mucho para poder llamar a liga completamente profesional, ya que estamos compitiendo dos o tres meses al año”.

Y es que los problemas en el fútbol femenino en Colombia vienen de base, en Estados Unidos, por ejemplo, la liga femenina es considerada la mejor del mundo, y es por hoy, el lugar donde son mejor pagas las jugadoras profesionales; Además, de que tiene como punto principal  que sus equipos solo cuenten con 3 extranjeras, incentivando al crecimiento de sus jugadoras locales, lo que ya las ha llevado a coronarse cuatro veces campeonas del mundo y a conseguir cuatro medallas de oro en los Juego Olímpicos.

Diferente a Colombia que por equipo hay casi ocho extranjeras, lo que sin duda no aporta al crecimiento del talento nacional, pues “fortalecimos los equipos nacionales de otros país, tipo Costa Rica, Venezuela, Chile, Argentina, países que en los últimos años han crecido muchísimo y que no eran una competencia tan fuerte como lo son ahora”, destaca Lina Arciniegas. Sin dejar de mencionar, la diferencia de sueldo que tiene el fútbol masculino al femenino.

Cerca a la cancelación, en marzo de 2019, tras las acusaciones de jugadoras de acoso sexual y laboral en el fútbol de mujeres, la Dimayor  habló de cancelar la liga femenina en Colombia, basado en que no había jugadoras para realizarla, tema que afortunadamente no trascendió, pero si creó opiniones erradas e inoportunas, como la de Gabriel Camargo, máximo accionista de Deportes Tolima, que indicó que la liga femenina era “un caldo de cultivo de lesbianismo”.

Y es que el fútbol femenino ha luchado como sí siempre jugara con uno menos para poder mantenerse en competencia. En Brasil, hace unas semanas, confirmó la Confederación Brasileña de Fútbol que habrá igualdad de ingresos tanto para hombres como mujeres en las distintas selecciones del país, lo que es una gran victoria para estas deportistas.

En la Liga Profesional Femenina de Fútbol de Colombia también han habido pequeñas victorias que han demostrado por qué se debe apoyar esta disciplina; en primer lugar, tras llevar sólo dos ligas profesionales jugadas en 2018, el equipo femenino, Atlético Huila, se coronó campeón de la Copa Libertadores de América Femenina; y en segundo lugar, ya son 11 equipos profesionales de la máxima categoría del fútbol nacional que le han apostado a este proyecto y ya  tienen presencia en la liga de mujeres.

Lo Bien Hecho

De igual forma, el desarrollo y crecimiento de la liga femenina en el país ha ido lento pero seguro, pues pese a que las dificultades económicas del los clubes de fútbol en Colombia son muy grandes y que los patrocinios para el fútbol femenino no son muy lucrativos, las mujeres están hoy a la espera de su fecha de inicio de competencia de la liga en su cuarta versión.

La transmisión en  televisión también ha sido algo positivo, pues siempre que se pasó un partido del fútbol femenino era tendencia nacional número uno en twitter. Es por eso que la Dimayor desde la temporada pasada, organizó una iniciativa, en la que logró muchos seguidores; ésta se basaba, en que los partidos de la liga femenina fueran antes del los partidos de la liga masculina en los mismos escenarios, con eso las personas podían ir a los estadios y ver antes del partido masculino, los partidos femeninos.

Finalmente, todo parece indicar que es un tema económico y de preferencias. Lina Arciniegas hace un reflexión mientras espera la confirmación de la fecha de inicio de la Liga o por lo menos la de la activación de entrenamientos, “las personas tiene derecho a dudar del fútbol femenino, pero yo estoy segura que les puede gustar mucho. Todo es un proceso, como ahorita pueden abstenerse a verlo y a generar opiniones encontradas, pero en el futuro eso va a cambiar”.

Nuestros anunciantes



Loading...