La macabra arma utilizada por las FARC y el ELN: Las dolorosas cifras que han dejado las minas antipersonal en nuestro país

La macabra estrategia de las minas antipersonal, ejecutada en su mayoría por grupos terroristas de izquierda, como FARC o ELN, han dejado un inimaginable número de víctimas en el país durante más de 5 décadas.

La macabra estrategia de las minas antipersonal, ejecutada en su mayoría por grupos terroristas de izquierda, como FARC o ELN, han dejado un inimaginable número de víctimas en el país durante más de 5 décadas. Al día de hoy, los responsables de acabar con los sueños y las metas de miles de colombianos, siguen en la libertad, algunos en La Habana, protegidos por el régimen castrista, otros en Venezuela, protegidos por la dictadura de Maduro y otros más en el Congreso de nuestro país, protegidos por el blindaje jurídico que les ha otorgado la denominada JEP.

En el marco del día internacional por la sensibilización contra las minas antipersonal, el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), reveló las cifras de personas afectadas por esta macabra estrategia. Según el CNMH, 9,823 colombianos han sido víctimas de una mina antipersonal. En su mayoría, las víctimas han sido los miembros de nuestras Fuerzas Armadas, aunque los niños y jóvenes no han quedado de lado, pues el 30% de las víctimas corresponden a esta población.

Igualmente, el informe devela que los mayores perpetradores de tan cruel acto, han sido los grupos terroristas y radicales de izquierda. Los departamentos más afectados por este flagelo han sido Antioquia, Nariño y el Meta, los 3 territorios han contado históricamente con una alta presencia de frentes del grupo terrorista FARC y del ELN.

Así mismo, el director del CNMH, Darío Acevedo, recalcó que en Colombia es en el único país que se utilizan las minas antipersonal. Un arma que, sin duda alguna, va en contravía al Derecho Internacional Humanitario, pues con las mismas se afectan no solo al Ejército de nuestro país, también a la sociedad civil.

Desafortunadamente, y como viene sucediendo en Colombia desde el 2015, los mayores perpetradores de este crimen, hoy están libres. Por un lado, los cabecillas del ELN, se encuentran en Cuba luego de las fallidas negociaciones con el gobierno de Iván Duque. Los cabecillas FARC que se encuentran en la legalidad, son ahora mismo congresistas, en donde gracias al nefasto Pacto de la Habana, han podido evitar ir a la cárcel por sus atroces crímenes. Finalmente están los frentes activos de las FARC, los líderes de dichos frentes, hoy se encuentran refugiados en Venezuela, con la protección del régimen de Maduro. 

En cualquier otro país, el uso de minas antipersonal sería castigado por la justicia con una pena severa. En Colombia, por el contrario, los tenemos legislando en nombre de todos los ciudadanos.

 

Nuestros anunciantes



Loading...