Lo que hizo posible la libertad fue la gradual evolución de la disciplina de la civilización que es al mismo tiempo la disciplina de la libertad.
Friedrich Hayek

Síguenos en FACEBOOK El Nodo Facebook Y TWITTER El Nodo Twitter

Sin pruebas ante la fiscalía Martín Santos acusa a familia completa de “Paramilitar”

La acusación pública del hijo del presidente, adicionalmente, implica una difamación expresa contra el derecho constitucional al buen nombre tanto de la joven denunciante como de sus padres y hermanos, que, a la fecha, no tienen ninguna acusación formal del ente investigador, ni problemas con la justicia. Adicionalmente, se da en un canal de comunicación público, con la autoridad del ser el hijo del presidente de la República y en un escenario delicado de orden público en el país, por lo cual la joven denunciante consideraría salir del país ante amenazas.

En los últimos días, la joven Lina María Quintero, que públicamente admitió ser medio hermana de un paramilitar condenado con quien admite no tener contacto desde que era una niña, publicó un video criticando los diálogos de presidencia con el secretariado de la organización narcotraficante FARC en Cuba.

Ante la magnitud de sus declaraciones, los medios la entrevistaron preguntándole por su medio hermano, a lo que la joven añadió: “No somos hijos de la misma madre, es una persona que pagó por sus crímenes, yo no tengo por qué responder por él. Ustedes pueden ver mi pasado judicial”.

Ante la claridad de las declaraciones de la joven y la viralidad de su video, el hijo mayor del presidente Juan Manuel Santos, Martín Santos, sin pruebas presentadas a la Fiscalía General de la Nación, sin embargo, acuso públicamente en la red social Twitter a la familia completa de la joven denunciante, acusándola de “paramilitar”.

En concreto, el hijo del presidente escribió: “Vídeos en redes de familia paramilitar en contra de proceso vs. Apoyo proceso paz de víctimas reales. Dice mucho!”

Lo cierto, es que la acusación hecha por el hijo del presidente, en su cuenta con más de 73.000 seguidores en Colombia, configura una grave acusación penal contra todos los integrantes de la familia de Lina María, hecho que se produce al parecer sin ninguna prueba que justifique la imputación.

La acusación pública del hijo del presidente, adicionalmente, implica una difamación expresa contra el derecho constitucional al buen nombre tanto de la joven denunciante como de sus padres y hermanos, que, a la fecha, no tienen ninguna acusación formal del ente investigador, ni problemas con la justicia. Adicionalmente, se da en un canal de comunicación público, con la autoridad del ser el hijo del presidente de la República y en un escenario delicado de orden público en el país, por lo cual la joven denunciante consideraría salir del país ante amenazas.

Adicionalmente, como informó el medio Minuto 30, Quintero es “comunicadora social y periodista de la Universidad Eafit, tiene 26 años y cuanto tenía 10 las FARC secuestraron a su padre, Hugo Quintero durante 21 días, luego de pagar por él un rescate de mil millones de pesos”.

Hasta el momento, no existiría claridad respecto al alcance de la acusación del hijo del presidente, quien adicionalmente es director de la organización “Buen Gobierno”. La situación, sin embargo, no deja de ser grave, considerando que la publicación en la red social lleva más de dos semanas, y al parecer el líder político no tendría interés en retractarse de sus actos o resarcir a la familia por las consecuencias de su acusación.

 

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual.