PODCAST: La Voz de la Mayoría Silenciosa

Los 4.600 militares desaparecidos por las FARC. Revelador informe confirma la Barbarie FARC

Ante las cifras mencionadas anteriormente, que permitió construir el informe “Luces para la verdad”, lo único que nos queda a los colombianos es no olvidar.

Quizá quienes más sufrieron los vejámenes y atrocidades cometidas por el grupo terrorista FARC, fueron nuestras Fuerzas Armadas, quienes arriesgando su vida y la de sus familias, nos defendieron exitosamente, y por muchos años, de las organizaciones criminales que acechan al país.

Resulta entonces bastante incomprensible e incoherente, que sean justo las Fuerzas Armadas las víctimas del pacto de La Habana. Allí, se decidió que el presupuesto para su cartera de defensa se reduciría notablemente y que los miembros de la institución también debían ser reducidos. Adicionalmente, se creó un tribunal denominado “JEP”, que hasta el día de hoy se ha encargado de juzgarlos y dejar en libertad a los verdaderos victimarios, las FARC.

Aún más aberrante son las cifras reveladas por el General Javier Ayala, jefe del Departamento Jurídico Integral del Ejército Nacional. Según el General, de 1985 al 2019, más de 4,570 soldados fueron desaparecidos forzosamente, muchos de ellos se sometieron a 10 años de torturas mientras estaban secuestrados y 99 sufrieron violencia sexual. Además, 22,635 soldados fueron asesinados, 218.000 fueron despojados de sus tierras, 13,949 familias de militares fueron víctimas de intimidaciones y se reportaron 1110 casos de lesiones físicas y psicológicas.

Ante las cifras mencionadas anteriormente, que permitió construir el informe “Luces para la verdad”, lo único que nos queda a los colombianos es no olvidar. Quienes nos sometieron al terror durante mucho tiempo fueron las FARC, quienes asesinaron, torturaron, violaron y extorsionaron por muchos años, fueron las FARC, ese era su modus operandi y su política de actuación.

No es justo que ahora, por medio de la denominada JEP, se esté llevando a cabo una estrategia en la que los criminales resultan siendo las víctimas y los héroes del país terminan por ser los victimarios. No permitamos que nos reescriben la historia.

 

Nuestros anunciantes



Loading...