El imposible futuro político de la cúpula y el secretariado de las FARC

A la fecha, ocho miembros del 'Secretariado' y cuatro miembros del comando Central” han sido condenados por conductas de competencia de la Corte Penal Internacional, incluyendo delitos de lesa humanidad, genocidios y crímenes de guerra.

En las últimas horas, se conoció en Colombia del fallo de la  Corte Suprema que absolvió al principal jefe militar de las FARC, alias "Timochenko", por un caso de reclutamiento de menores de edad en Medellín. Al respecto sin embargo, cabe la duda de la estrategia que utilizará el gobierno nacional para no solo obviar las ordenes de captura, sino las mas de 1500 sentencias condenatorias que este grupo terrorista tiene en firme ante la justicia colombiana.

En las últimas horas, Jorge Perdomo, vicefiscal de la nación, indicó públicamente que el organismo levantará el inventario de delitos de lesa humanidad de las FARC; ante la necesidad de evaluar si dentro del prontuario se cuentan sistemáticos delitos de lesa humanidad, cuya responsabilidad del secretariado superaría la jurisdicción nacional. La situación jurídica de los miembros del secretariado de las FARC ante tal circunstancia, es tan grave que no es exenta de no ser definida ante los organismos internacionales así el gobierno nacional firme un acuerdo de "Paz" con la guerrilla en los meses venideros.

El derecho internacional ordinario contempla la persecución a personas que en cabeza de organizaciones criminales hayan violado gravemente el derecho internacional humanitario, ya sea actuando fuera de la ley durante el periodo en el que se cometieron los delitos, o dentro de las instituciones formales. Por este motivo, es muy probable que las obligaciones judiciales del secretariado del las FARC, no solamente sean con el gobierno colombiano, sino así mismo con organismos internacionales tales como la Corte Penal Internacional o la Corte Interamericana de Derechos Humanos. 

Finalmente, de acuerdo al ordenamiento político nacional, es importante señalar que la situación no solamente comprometería su futuro judicial sino también político, ya que a la fecha  218 miembros de las Farc y 28 del ELN, han sido condenados por genocidios y crímenes de guerra, lo que los imposibilitaría automáticamente para ejercer función pública en el territorio.

Desde el principio de las negociaciones, los jefes guerrilleros Luciano Marín, alias Iván Márquez; Ricardo Palmera, alias Simón Trinidad; Ricardo Téllez, alias Rodrigo Granda o ‘canciller de las Farc’; Jesús Carvajalino, alias Andrés París; y Luis Alberto Albán, alias Marco León Calarcá, suman en total mas de 340 medidas de aseguramiento, órdenes de captura y condenas.

En el caso de Rodrigo Echeverry Londoño, alias Timochenko o Timoleón Jiménez, tiene en su haber mas de 32 requerimientos judiciales por los delitos de terrorismo, homicidio, rebelión y lesiones personales. Al respecto, a pesar de que el gobierno nacional ha buscado levantar su orden de captura, se sabe además que el departamento de Estado Norteamericano, ofrece por su paradero la suma de 5 millones de dólares, a lo que se suma una orden de captura internacional por la Interpol.

Finalmente, Ivan Marquez, principal negociador de las Farc ante el gobierno de Colombia, tiene mas de 198 órdenes de captura, 66 medidas de aseguramiento y 28 condenas, entre los que se cuentan delitos como secuestro, homicidio, reclutamiento, rebelión, concierto para delinquir, desplazamiento forzado y narcotráfico, entre otros.

Nuestros anunciantes



Loading...