FARC mantienen operaciones militares y hostigamientos en Colombia - CERAC (ONU)

  • Sharebar
A lo anterior se sumarían los hechos de violencia presentados a principio de año y que dejaría como saldo el desplazamiento masivo de más de 570 personas en el municipio de Bagre en Antioquia, y que fue denunciado por la ONU y ocultado en principales medios.

De acuerdo al último boletín emitido por el Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto, CERAC, correspondiente al periodo comprendido entre el 21 de Febrero al 20 de marzo del presente año, se confirmaría la inoperancia del Gobierno y la falta de credibilidad de las instituciones para hacer cumplir los acuerdos emitidos y las serias violaciones al desescalamiento progresivo del conflicto armado en Colombia. En concreto, el análisis presentado por el Centro de Recursos, en lo que respecta al monitoreo sobre el desescalamiento del conflicto armado en Colombia, certifica que las FARC seguirían incumpliendo el acuerdo de suspender las hostilidades armadas a la población Civil. Hecho de principal verificación y atención en las conversaciones sostenidas en la Habana, Cuba. Lo más grave, es que estos hechos se presentan en pleno cese bilateral del fuego y en un periodo cumbre para decidir la firma del proceso de paz entre las dos partes; lo que demostraría que sería ampliamente incumplido por el grupo insurgente. Adicionalmente al reporte de datos de la última semana, se agrega que la violencia política en Colombia es creciente y cada vez más selectiva. Así. “Los asesinatos de líderes sociales, militantes de partidos políticos, y sindicalistas aumentaron un 35% en 2015 frente al 2014”.

Específicamente, el análisis refiere, como principales hechos de hostigamiento a la población, la continuación de extorsiones, basadas en la explotación de rentas ilegales; en este punto se menciona las extorsiones que se vienen adelantando en los primeros meses del año, la minería ilegal y el narcotráfico, entre otras no documentadas. Así mismo, se presentarían hostigamientos, de negociadores de las FARC en zonas afectadas por hechos de violencia antes y después del Cese Bilateral del fuego como el proselitismo armado ocurrido en la Guajira.

Paralelamente la CERAC advierte, que las cifras revelan al cierre del año pasado un claro escalamiento de los asesinatos con relación política. En Concreto, el número de muertes aumentó durante el año 2015, pasando de 78 a 105 casos, un incremento del 35%. De la misma manera: “Los militantes de partidos políticos y candidatos a cargos de elección popular asesinados presentaron un incremento de 66%, pasando de 15 a 25 casos, y los casos de funcionarios públicos, profesores y periodistas aumentaron un 31% de 29 a 38 casos.”

Los hechos mencionados anteriormente, estarían relacionados con los graves problemas de extorsión en zonas de alta influencia del grupo guerrillero como el Caguán en el que se destaca que el número de vacunas dirigidas a comerciantes, pobladores y ganaderos aumentó y cuya cifra se ubicaría alrededor de los $83.000 millones de pesos. Una cifra considerable si se tiene en cuenta que a principios del mes de febrero del presente año, el alcalde de San Vicente del Caguán, habría presentado la denuncia sin que en su momento se manifestará alguna muestra de apoyo por parte del gobierno.

A lo anterior se sumarían los hechos de violencia presentados a principio de año, denunciados por la ONU, y que dejaría como saldo el desplazamiento masivo de más de 570 personas en el municipio de Bagre en Antioquia. Este hecho se presentó en medio de conflictos de control de rutas de cocaína y territorio entre las organizaciones de las FARC y el Clan Úsuga de acuerdo al informe emitido por la ONU.

Sin embargo, no sería la primera vez que el grupo terrorista habría violado el desescalamiento progresivo del conflicto armado. En un anterior informe y presentado por El Nodo, las FARC habrían violado los acuerdos y compromisos establecidos en los diálogos de “paz” de la Habana en al menos seis veces, destacando los atentados y secuestros cometidos por este grupo terrorista durante el segundo semestre del 2015.

Ver [ http://elnodo.co/informecerac ]

Hasta el momento, ni las autoridades competentes, el alto ejecutivo ni los miembros de la mesa de negociación en la Habana por parte del Gobierno se han pronunciado al respecto frente a las anteriores denuncias. Lo que confirmarían la inoperancia del gobierno frente al escalamiento reportado por el Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto, CERAC.

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual

.