¿Viva el Nuevo Poder?

  • Sharebar
Imagen de Jhon Jairo Armesto Tren
La celebración del Día de la Independencia –prefiero recordarlo como el Día de los Amigos o el Día de la Fiesta del Divino Niño o de San Elías, porque nunca hubo independencia-, estuvo marcada por el silencio unánime de los medios de comunicación, la abierta y descarada forma de proselitismo ante un Plebiscito aprobado sin sentencia y sin reglamentación ni acuerdo final en La Habana. Todo bajo la música de plañideras de banderas negras, intentonas de boicot y paros en Bogotá y un casi Estado de Sitio en Medellín.

.