Selección de países garantes sería un triunfo diplomático histórico para terroristas del ELN

  • Sharebar
En primer lugar, las instituciones del estado no se ponen al lugar del terrorismo. En segundo lugar, los actores que regulan el proceso deben ser objetivos.

Países garantes de ELN serían la peor estrategia política en la historia del gobierno Santos

En las últimas horas, los detalles sobre el inicio de conversaciones con la organización terrorista ELN han inundado los medios de comunicación y redes del país. La mayoría de conceptos sin embargo desconocen el elemento base de cualquier proceso de conversaciones con organizaciones terroristas. En primer lugar, las instituciones del estado no se ponen al lugar del terrorismo. En segundo lugar, los actores que regulan el proceso deben ser objetivos. Con la selección de 6 países que durante décadas han directa o indirectamente avalado las acciones terroristas del ELN, el gobierno de Juan Manuel Santos por ello toma la peor decisión política de todo su gobierno.

NINGUNO DE LOS PAISES ES NEUTRO

La primera cualidad que salta a la vista en la selección de los 6 países garantes, es que ninguno de ellos es objetivo para respetar el rol del estado colombiano y ponerlo por encima de organizaciones terroristas como el ELN. Los seis países garantes tienen antecedentes de apoyo directo o indirecto al actuar terrorista de la organización, y de hecho han incluso apoyado judicial y diplomáticamente sus acciones, así como las acciones de las FARC. Con este concepto, la decisión de los países es un golpe de mano del ELN para adelantarse a una posición de dominio sobre el gobierno colombiano argumentando que los países garantes se identifican con su historia, y desplazando la capacidad de imponer autoridad del gobierno Colombiano.

En primer lugar, la selección de Cuba como país garante no solo legitima el régimen nepotista de la isla, sino que lo convierte de nuevo en un actor protagónico de la Latinoamérica, un modelo a seguir. Cuba por su naturaleza además tiene intención geopolíticas en Colombia y en Suramérica, y sus prácticas violatorias de derechos humanos son reconocidas en todo el continente.

En segundo lugar, Noruega, ubicado al Norte de Europa,  durante años ha sido influenciada por las acciones diplomáticas de Cuba y las guerrillas narcotraficantes de Suramérica. El país, por ello no solo desconoce la realidad del conflicto colombiano, sino que está permanentemente bombardeado con acciones de contacto social de las guerrillas del ELN y de las FARC que lo eliminan como garante objetivo de la institucionalidad y la historia republicana de Colombia.

En tercer lugar Venezuela es el régimen que militarmente más ha apoyado la reorganización terrorista y logística de las FARC y el ELN. Venezuela no solamente sabe que servir como garante para Colombia es un aire de vida para un gobierno anarquizado y dominado por el narcotráfico y la delincuencia, sino una nueva estrategia para renovar la izquierda radical y la influencia dictatorial en la región.

En cuarto lugar, Ecuador encuentra de nuevo como legitimación de su política incorporarse en la negociación, debido al natural desgaste de la administración de Correa, y su ideologizada concepción de la política continental.

En quinto lugar, Brasil, quien se encuentra en la peor crisis de sus últimos 50 años, está dominada por un gobierno que goza de solo el 14% de apoyo de la población y se ha identificado plenamente con las intenciones del régimen extinto de Hugo Chávez. Brasil, adicionalmente, es en este momento un país que busca imponer una agenda política influenciada por ideas que la han hecho sumirse en la peor crisis económica de las últimas décadas, y que a pesar de eso tiene tiempo de servir de apoyo a la administración de Juan Manuel Santos, con una popularidad del 13%.

Finalmente se encuentra Chile, quien teóricamente podría ser el único país objetivo, si no fuera por el hecho de que la reelección de Bachelet le ha servido a esta para impulsar medidas que hoy tienen insatisfecha a la mayoría de los chilenos, y que borran la imagen de su primer gobierno.

En conclusión, la selección de países garantes ejecutada por Juan Manuel Santos, no solamente legitima el actuar terrorista del ELN y reduce el campo de maniobra política del gobierno, sino que es un apoyo a regímenes desgastados y en crisis económicas que con ánimo de ganar legitimidad local, no les interesa lo que pueda pasar en Colombia.

5 DE LOS SEIS PAISES ESTAN EN PROFUNDAS CRISIS POLITICAS Y 2 DE LOS SEIS PAISES SON ABIERTAS DICTADURAS AISLADAS DEL RESTO DEL MUNDO

La selección de los “países garantes” no solamente en perjudicial para Colombia en lo local, sino también para Suramérica ante el mundo. De hecho Brasil, Venezuela, Cuba, Ecuador y Chile se encuentra en este momento en profundas crisis políticas, algunas de las cuales se remontan a décadas pasadas, y otras, más recientes como en el caso de Chile y Ecuador, crecen con cada día que pasa. Adicionalmente 2 de los seis países garantes del proceso son abiertamente dictaduras, lo que evidencia su carácter político y sus intereses favorecedores de la posición estratégica del ELN.

LA SELECCIÓN DE PAISES GARANTES ES UN TRIUNFO DIPLOMATICO PARA EL ELN

Hasta hace solo 3 años, el ELN era una narco guerrilla reducida militar, política y financieramente por el estado colombiano, lo que aseguraba su desaparición inmediata de continuarse con la estrategia del ejercito de los últimos años. Con el incremento de la producción de cocaína de los últimos 2 años, y la creciente influencia y expansión de las FARC en Colombia, la exposición del ELN no solo creció, sino que volvió a comenzar a significar una amenaza para el gobierno nacional. A pesar de esa suerte, el ELN hasta hace pocos días seguía siendo una organización prácticamente desconocida para la región e incluso para el mundo, lo que le permitía al gobierno controlarla política y diplomáticamente en un escenario de negociación.

Con la internacionalización de las conversaciones, el gobierno de Juan Manuel Santos lanzo al ELN al escenario internacional, poniéndola en un solo dia al mismo lugar de la institucionalidad de Colombia, y dándola a conocer en Europa y en los Estados Unidos. Con esta acción del estado, el ELN goza del mayor triunfo diplomático de su historia, ganando legitimidad, voz y capacidad de influencia local e internacional. Aun así para el Gobierno en cabeza del Ministro Cristo, el gesto de haber entregado a un secuestrado luego de una millonaria suma de dinero a cambio  les abrió las puertas a un ciclo de negociaciones que se inició este miércoles en Venezuela con la presentación de los delegados de esa Guerrilla y del Gobierno Nacional . Con esa desición se presenta un retorno no esperado al escenario nacional e internacional de una Guerrilla que estaba Militarmente derrotada y con aproximadamente 2000 hombres repartidos en el territorio Nacional.

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual