Surge nuevo grupo Para Guerrillero en Colombia, el MRC

El presupuesto que en este momento puede estar manejando la naciente organización paraguerrillera, puede estar por encima de la transacción conocida según las autoridades con el Cartel de Sinaloa.

Según los recientes informes de la fuerza pública, así como estudios de la ONU a través del Centro de Recursos para el Análisis de Conflicto (Cerac) la articulación de antiguos desmovilizados del paramilitarismo del Catatumbo con influyentes presupuestos y miembros de la organización terrorista FARC, está dando lugar al fortalecimiento de un nuevo grupo guerrillero en Colombia cuyo origen sería la Compañía de Milicias Resistencia del Catatumbo .

Según reciente informes, ha sido tal la expansión del grupo armado, que se tiene conocimiento que están realizando transacciones de cocaína en terreno colombiano con emisarios del Cartel de Sinaloa que llegan hasta el corregimiento de San Pablo, en Teorama. Al respecto se ha señalado que gran parte de las transacciones de cocaína en la zona estaba en cabeza de las fracciones re fortalecidas del EPL y del ELN. Sin embargo, en medio de los procesos de negociación y definición de fuentes de abastecimiento de la droga, se sabe que pudo haber existido una transacción de hasta 3.000 millones de pesos en dólares provenientes de México, con la nueva alianza conformada entre los antiguos militantes de las FARC y las bandas criminales de la zona con influencia en áreas de expansión cocalera.

EL MRC, haría alusión al antiguo brazo armado Compañía de Milicias Resistencia del Catatumbo, que junto con las antiguas conexiones de rutas de droga al exterior del extinto narcotraficante Víctor Ramón Navarro Serrano alias Megateo, habría rechazado incorporarse a las decisiones que desde Cuba el secretariado de la organización terrorista FARC busca imponer al resto de militantes.  Según fuentes del periódico “La Opinión” en Cucuta, se estima que “Para nadie es un secreto que las hectáreas cultivadas con coca en Norte de Santander han aumentado de manera alarmante, pasando de 6.944 en 2014 a casi 10.000 en el presente año. Esto se verá reflejado en la última medición que haga el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de la ONU. Mientras en el departamento haya coca no se va a sentir una paz real”.

Con ello, la unión de fracciones del extinto grupo narcotraficante de alias Megateo con los militantes de resistencia de la organización terrorista FARC, estarían retomando los procesos de salida de coca del Catatumbo con destino a los Estados Unidos  a través de México.

En la actualidad, adicionalmente, se estima que las movilización de hombres tanto de la delincuencia común como de las FARC hacia la zona puede estar estrechando la fortaleza militar del nuevo grupo paraguerrillero, cuya área de concentración es la subregión colombiana del Catatumbo, ubicada en el noreste del departamento de Norte de Santander, que se extiende entre la Cordillera Oriental de Colombia y el Lago de Maracaibo, por lo cual se le ha llegado a considerar la región como "transfronteriza" con Venezuela.

El presupuesto que en este momento puede estar manejando la naciente organización paraguerrillera, puede estar por encima de la transacción conocida según las autoridades con el Cartel de Sinaloa. Para el analista del conflicto John Marulanda, “ya hay muestras de eso”, pues “ gran parte de los frentes del sur del país están dedicados al narcotráfico totalmente, más del 40% de la cocaína sale por allí, por lo que (…) la creación de grupos delincuenciales de esa índole (son) formados por reductos de las Farc”. Ante la certeza del grupo, la apreciación se refuerza como tesis para el surgimiento de fenómenos de alianza entre los actores asociados a la producción, elaboración, preparación, transporte y comercialización de la cocaína producida en la región.

El surgimiento del grupo paraguerrillero finalmente, se da en zona de influencia excepcional para plantación de la hoja del alcaloide. En la actualidad, el Catatumbo es una zona muy disputada por grupos al margen de la ley, ya que sus condiciones climáticas se prestan para cultivar en gran escala la hoja de coca, materia prima para la fabricación de cocaína y otros alcaloides ilegales.

Finalmente, con ocasión de la decisión del gobierno central en el año 2014 de detener los procesos de fumigación de cultivos ilícitos en el país, dado el proceso de conversaciones en Cuba con la organización terrorista FARC, se estima que solo en la zona de concentración del MRC, hayan pasado de 6.944 en 2014 a casi 10.000 al cierre del año 2015. Adicionalmente, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Colombia pasó en el 2013 de producir un total estimado de 358 toneladas métricas a 546 en el 2014, lo que constituye el mayor incremento de producción de cocaína en la historia desde el cierre de la zona de distensión de la administración de Andrés Pastrana. Al cierre del 2015 se estiman un volumen de entre 680 y 800 toneladas. Con estas cifras, los presupuestos de organizaciones terroristas como el naciente MRC se concilirían con las estimaciones de gasto militar insurgente en los meses por venir. 



Loading...