Ministros de Santos objetarían solicitud de reactivar fumigaciones aéreas que buscan contrarrestar crecimiento de narco-cultivos en Colombia

Luego de la propuesta lanzada por el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, para que la fumigación aérea de cultivos ilícitos se reactive en el país, varios ministros del Gobierno presentaron su negativa sobre el hecho. A la negativa de combatir los narco-cultivos con fumigación aérea también se habrían sumado el ministro de Salud, Alejandro Gaviria y el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, quienes también habrían manifestado su inconformismo con la propuesta del Fiscal Martínez.

[pullquote]Luego de la propuesta lanzada por el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, para que la fumigación aérea de cultivos ilícitos se reactive en el país, varios ministros del Gobierno presentaron su negativa sobre el hecho.[/pullquote] Quienes no avalaron la idea fueron los ministros de Salud, Ambiente y justicia.

El hecho se habría presentado luego de que el Fiscal enviara una carta al ministro de Justicia, Jorge Londoño, con la propuesta de que convoque al Consejo Nacional de Estupefacientes, máxima autoridad que combate el narcotráfico en Colombia, para que se estudie la posibilidad de retomar las fumigaciones aéreas, luego de más de un año de que el Gobierno suspendiera la aspersión de glifosato en cultivos de coca.

Aunque el fiscal no habría expuesto el glifosato como solución al problema, la respuesta del ministro Londoño habría sido negativa, por lo que habría considerado que el Ministerio de Justicia no estaría dispuesto a desacatar la orden que habría recibido de la Corte Constitucional en el 2015, para que se suspendiera la aspersión de este químico en cultivos ilícitos.

[pullquote]A la negativa de combatir los narco-cultivos con fumigación aérea también se habrían sumado el ministro de Salud, Alejandro Gaviria y el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, quienes también habrían manifestado su inconformismo con la propuesta del Fiscal Martínez.[/pullquote]

Pesa a lo anterior, los argumentos del Fiscal estarían fijados en las masivas denuncias e informes en los que se habrían conocido el aumento exponencial en el número de hectáreas de coca cultivado en varias regiones del país, en los últimos meses. Por ello, Martínez argumentó en su carta que en 2012 el número de hectáreas cultivadas era el más bajo en el último siglo, al presentar una cifra de 47.788 hectáreas de coca, comparado con la actualidad, con cifras que revelarían que más de 100.000 hectáreas estarían sembradas con cultivos ilegales.

Con relación a lo anterior, lo que más llamaría la atención sería que durante los cuatro años en los que el Gobierno Nacional ha sostenido diálogos con las FARC, sería el tiempo en en que, según la carta del Fiscal, se habría incrementado en más de 50.000, el número de hectáreas de cultivo de coca en regiones como Cauca, Caquetá, Guaviare, Putumayo, Nariño y Norte de Santander; departamentos que representarían un 81% de los cultivos ilícitos en el país, según informe 2014-2015 de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC).

Adicionalmente, otros grupos armados ya estarían llegando a estas zonas para disputarse el control del narcotráfico, luego de una inminente desmovilización de las FARC como grupo guerrillero y narcotraficante.

Pese a esto, la intención del Gobierno, sería la de erradicación de cultivos de forma voluntaria, según lo que habrían acordado con las FARC en la Habana (Cuba), hasta el pasado 24 de agosto. Por ello, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, habría argumentado “que dado el fracaso de la erradicación manual y la aspersión aérea”, la única solución que pretendería presentar el Estado para eliminar los crecientes cultivos ilícitos en el país, estaría centrada a la voluntad de las comunidades para llegar a tal fin.

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual

Nuestros anunciantes



Loading...