Las nuevas dinámicas del narcotráfico

Pero por entradas legales también lo pueden hacer, vía terrestre aprovechan la corrupción al interior de la guardia venezolana, les pagan un monto de dinero y pasan la droga, incluso en algunos casos es la misma guardia bolivariana la que pasa la droga por la frontera.

Antes de comenzar nuestro análisis, me gustaría recordarles que hace un par de días hablamos sobre la reserva de oro de Venezuela en Inglaterra. En las últimas horas un tribunal de dicho país decidió no entregarle las reservas de oro a Maduro, pues su Gobierno reconoce a Juan Guaidó como presidente legítimo.

Por: Luis Felipe Suarez @LuisfeSuarezS

Al respecto Maduro y su equipo se pronunciaron en contra de la decisión como era lógico, y afirmaron que les estaban robando el oro y que esto iba a afectar la adquisición de insumos para atender la crisis producida pandemia.

Sin embargo, la decisión tomada por Inglaterra es acertada. Por un lado, actúa coherente a su decisión de considerar a Juan Guaidó el Presidente legítimo.

Por otro lado, no fortalece a un régimen que está acusado de ser corrupto y narcotraficante, como el de Maduro, y no permite que ese oro sea usado para fortalecer las relaciones del vecino país con potencias extraregionales que quieren influir en Latinoamérica. Esto a su vez repercutirá en los grupos terroristas colombianos que están aliado con el el régimen de Maduro, pues de la venta de ese oro, seguramente recibirían insumos que les permitirían seguir manteniendo el control social sobre ciertas poblaciones.

Ahora bien, entremos en el tema del día. Las nuevas rutas del narcotráfico.

En este punto debemos ser claros, para los grupos narcotraficantes en Colombia la frontera venezolana (aérea y terrestre), es una ventaja muy grande que han aprovechado durante todos estos años.

Las múltiples entradas de dicha frontera, permiten a los narcotraficantes sacar la droga de Colombia por pasos ilegales

Pero por entradas legales también lo pueden hacer, vía terrestre aprovechan la corrupción al interior de la guardia venezolana, les pagan un monto de dinero y pasan la droga, incluso en algunos casos es la misma guardia bolivariana la que pasa la droga por la frontera.

Y vía aérea, localizan aeropuertos muy cercanos a la frontera, así cuando despegan, la Fuerza Aérea no alcanza a reaccionar antes de sobrepasar la frontera, y una vez en cielo venezolano, con el amparo de las autoridades, y muchas veces en alianza con el régimen, pueden volar libremente.

De Venezuela la droga normalmente sale hacia alguna isla del caribe (como Haiti o República dominicana) y de allí pasa a Estados Unidos. Es por esto que la decisión de estados unidos de poner una fuerza naval militar en el Caribe cerca a Venezuela, es lógica, y podría comenzar a dar resultados en la lucha contra el narcotráfico, pues la droga ya no solo se está pasando a los Estados Unidos vía México. Es más, los familiares de Nicolas Maduros que fueron arrestados por tráfico de estupefacientes, los atraparon justamente en Haiti, previo a un vuelo a Estados Unidos.

Ahora bien, hay cierto mito que nos dice que son los carteles mexicanos los que ahora manejan el tráfico de droga en Colombia, y que los grupos narcotraficantes en Colombia ya no son lo que eran antes con el cartel de Medellín, Cali y las FARC. Esto solo es un mito. Grupos narcotraficantes siguen existiendo en Colombia y por montones: Frentes activos de las FARC, ELN, AGC o Clan del Golfo, Rastrojos, Urabeños, EPL, La constru, Los contadores, y seguramente muchos más que se me escapan.

La diferencia es que ya no hay un solo grupo que monopolice el negocio, como pasaba antes con las FARC, ahora son múltiples grupos. Es por esto que los carteles mexicanos han venido al país a ver con cuál de estos grupos criminales prefieren negociar, y su presencia ha hecho que hayan tomado más relevancia en el país.

Pero no es todo, los grupos narcotraficantes colombianos además, ya no tienen a Estados Unidos como su ruta predilecta, han encontrado que enviar droga a Europa, Asia y Oceanía es mucho más rentable. Un kilo de coca en Estados Unidos cuesta 3 mil dólares, en Europa 10 mil, en China 50 mil y en Australia 100 mil dólares. Así que los narcos han comenzado a mirar hacia otras rutas, menos vigiladas y con mayores ganancias, para comercializar la droga.

Y francamente, en los últimos años hemos estado en bonanza de droga en el país. Desafortunadamente, en la negociación de la Habana, se firmaron acuerdos que lejos de debilitar le narcotráfico, lo fortaleció, por ejemplo, quitar herramientas eficaces a la hora de erradicar cultivos ilícitos, o reducir el número de integrantes de las fuerzas armadas en, al menos, 70,000 hombres. No es casualidad que las hectáreas de coca se hayan disparado alrededor del país luego del 2014.

Y ahora, como todos sabemos las rutas del narcotráfico de las FARC no fueron entregadas, tan solo 5 están en manos de las autoridades. Pero muchas rutas, se las quedaron los frentes activos de las FARC y otras las negociaron con otros grupos narcotraficantes. Se sabe que En el Catatumbo, las FARC negociaron una ruta de narcotráfico con el ELN. En el Urabá, también las FARC negociaron sus cultivos y sus rutas con los Urabeños. Y seguramente, sus contactos también iban incluidos.

Por eso es de vital importancia que las autoridades encuentren esas redes transnacionales que existen hoy de narcotráfico, y que en gran medida comienzan su estrategia en Colombia. No hay duda que hay grandes contactos en Venezuela, incluyendo al Gobierno, pero también deben haber grandes contactos en países como España, y en cada uno de los continentes a donde se está enviando droga, esas son las redes que hay que descifrar y atacar, lograr la desconexión entre los grupos narcotraficantes colombianos y sus tentáculos alrededor del mundo.

Un último punto es la forma en que están enviando la droga. Michas veces lo hacen con mulas, otras veces con mochileros, que son como mulas pero por fronteras terrestres (no hay que confundirlos con los mochileros que viajan conociendo), otras veces lo hacen por yates, submarinos y hasta cruceros. Y también lo hacen en dispositivos tecnológicos, que van pegados a una lancha y que una vez la policía detecta la lancha, se despegan y caen al fondo del mar, luego de la inspección de la policía, la lancha rastrea el cargamento con un gps y lo recoge y sigue su camino.

Todas estas rutas, contactos, estas estrategias de transporte de droga, y las herramientas que más ayuden a hacer eficaz la labor de la policía, son de vital importancia identificarlas, pues es la forma de desconectar las redes de narcotráfico transnacionales, que hoy en día siguen haciéndole mucho daño a Colombia.

¿Será que el narcotráfico en Colombia se debilitó o que sus formas de actuar cambiaron y hoy están aún más fortalecidos? Saquen sus propias conclusiones. 

 

Nuestros anunciantes



Loading...