Con 73% de rechazo Santos arrastra a Colombia al “Colapso” – Análisis de El Nodo

Mientras la imagen del presidente se hunde, la población colombiana cada vez más se ve aterrorizada ante las decisiones y los beneficios que le otorga a las FARC.

La última encuesta nacional Ipso – Napoleón presenta uno de los escenarios más difíciles de la democracia colombiana en su historia. El Presidente de la República tiene un rechazo que puede ser superior al 73%. Con estos resultados no solo se confirma el hundimiento de la credibilidad del presidente, sino también el hundimiento de la legitimidad del gobierno y de la tarea de gobierno que ejecuta a espaldas de la población. Al cierre de la publicación se estima que el rechazo puede ser superior, ya que extrañamente la encuesta solo revela que un 3% no se pronunció frente a la pregunta.

Adicionalmente, la desfavorabilidad del 73% representa la mayor pérdida de popularidad de un mandatario en la historia de Colombia. De hecho, Santos llego al poder apoyado por un 80% de la población en el momento de la posesión de su primera presidencia. El desplome por ello es un indicador de que los colombianos tienen memoria para entender cuál fue su origen, con cuales promesa se hizo gobernar y la contradicción de sus acciones a espaldas de los ciudadanos que lo eligieron.

Mientras la imagen del presidente se hunde, la población colombiana cada vez más se ve aterrorizada ante las decisiones y los beneficios que le otorga a las FARC, la que fuera la más poderosa organización terrorista de Colombia. En las últimas semanas, los hechos más recientes de crisis política, se presentan cuando el gobierno cuando propone la asignación de curules directas para miembros de las FARC, la transición de la justicia ordinaria a la especial para beneficiar miembros de grupos terroristas o el reciente programa de “pedagogías por la paz”, confirmando que Colombia se acerca aún más un punto de desinstitucionalización sin retorno.

Los colombianos entienden que observan a un estado que se apacigua ante una organización terrorista, que la justicia está politizada, que el fiscal es amigo del presidente y que en vez de castigar los actos delictivos, los premia al otorgarles caminos y nuevos protocolos para que, bajo principios constitucionales, no se castigue el incumplimiento al orden constitucional y jurídico de Colombia.

El presidente y su gobierno se hunden, y en el hundimiento, se están llevando a Colombia por delante. El siguiente es un breve balance de los últimos elementos que demostrarían que con cada día que pasa, la falta de decisión en el gobierno central puede llevar al país al colapso en cuestión de meses:

  • La  Empresa Colombiana de Petróleos Ecopetrol, al cierre del año 2015 no solo no registró ganancias sino que por primera vez en toda su historia acumulo pérdidas  de 3.9 Billones de Pesos, aproximadamente 1.200 millones de dólares.
  • Vitrina mediática  de terroristas a través de casas editoriales como la revista Semana y otros medios de comunicación es patrocinada por el Gobierno a través de millonarios contratos que han sido revelados por el NODO ( ver articulo “Contratistas por la paz”).
  • Hasta el 3 de Febrero de 2016, según información publicada sobre los millonarios negocios que el fondo por la paz de Juan Manuel Santos ha firmado, se podría constatar que el mayor contratista beneficiado habría sido el propio comisionado de “Paz”, Sergio Jaramillo, quien a través de su organización y a título personal habría firmado contratos con el gobierno hasta por más de 11.500 millones de pesos.
  • Masiva indignación de los habitantes del municipio de Carmen de Chucuri en Santander, contra la iniciativa de rendir homenaje a la organización terrorista ELN en cabeza del congresista investigado Iván Cepeda y Ángela Robledo. Silencio del gobierno central.
  • Extorsiones de las FARC pueden ascender a más de 83.000 millones de pesos al año solo en la zona de San Vicente del Caguán. Silencio del gobierno central.
  • Silencio del gobierno a celebración de terrorista Camilo Torres, en 72 horas el saldo fue de 35 acciones terroristas.
  • Derrumbe de más del 35% de las exportaciones con respecto al año anterior. . Silencio del gobierno central.
  • Las importaciones cayeron en un 15%. . Silencio del gobierno central.
  • Ante el hundimiento de la economía y el derroche del estado en sectores no productivos durante los últimos años, se incrementa la necesidad de incrementar la tasa tributaria nacional
  • La estrepitosa caída al cierre del año 2015 de la bolsa de valores de Colombia, y el inseguro panorama de inversión del país, generó un retroceso del precio de las principales acciones de Colombia a niveles del año 2009.
  • Con la caída en los precios de las acciones, los inversionistas han visto que sus inversiones han perdido valor aceleradamente desde finales del 2014, lo que verificaría el reporte de inversiones de Bloomberg que ubica a la bolsa colombiana como la de mayor caída en el planeta al cierre del año 2015.
  • A pesar de que Colombia no confrontaría un bloqueo económico de la Unión Europea como Rusia, ni el grado de desinstitucionalización venezolano (tasa oficial), el país presentaría al cierre del año 2015 el peor manejo de política monetaria del planeta, superando de lejos frágiles economías africanas y regímenes fallidos del vecindario como Argentina.

  • Se estima que el incremento de ingresos mínimo por concepto del crecimiento de la producción de cocaína haya podido generar ganancias de hasta 47 millones de dólares adicionales. Finalmente, como se ha referenciado previamente en EL NODO, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Colombia pasó en el 2013 de producir un total estimado de 358 toneladas métricas a 546 en el 2014, lo que constituye el mayor incremento de producción de cocaína en la historia desde el cierre de la zona de distensión de la administración de Andrés Pastrana. Al cierre del 2015 se estiman un volumen de entre 680 y 800 toneladas.

 

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual.



Loading...