Para Fidel Cano, secuestro de Salud Hernández sería “retención”

El mismo código, establece en su artículo 169 que el secuestro extorsivo es: “El que arrebate, sustraiga, retenga u oculte a una persona con el propósito de exigir por su libertad un provecho o cualquier utilidad, o para que se haga u omita algo, o con fines publicitarios o de carácter político”.

Ante la desaparición de la crítica periodista Salud Hernández, y la información de presidencia sobre su posible secuestro por el ELN, el periódico El Espectador, se habría referido al delito como una “retención”. Al respecto, llama con preocupación la posición del que puede ser el segundo periódico más importante del país, al utilizar eufemismos para referirse a un grave delito contra la libertad de prensa, la libre movilización de los ciudadanos, los derechos humanos, el código penal y el código de procedimiento penal.

En concreto, el código penal de Colombia, expedido bajo ley 599 del año 2000, establece taxativamente en su artículo 168 que el secuestro simple es “El que, con propósitos distintos a los previstos en el artículo siguiente, arrebate, sustraiga, retenga u oculte a una persona”.

El mismo código, establece en su artículo 169 que el secuestro extorsivo es: “El que arrebate, sustraiga, retenga u oculte a una persona con el propósito de exigir por su libertad un provecho o cualquier utilidad, o para que se haga u omita algo, o con fines publicitarios o de carácter político”.

Adicionalmente, se establecen agravantes para los casos en los que:

5. Cuando se presione la entrega o verificación de lo exigido con amenaza de muerte o lesión, o con ejecutar acto que implique grave peligro común o grave perjuicio a la comunidad o a la salud pública.

6. Cuando se cometa con fines terroristas.

7. Cuando se obtenga la utilidad, provecho o la finalidad perseguidos por los autores o partícipes.

8. Cuando se afecten gravemente los bienes o la actividad profesional o económica de la víctima.

9. Si se comete en persona que sea o haya sido periodista, dirigente comunitario, sindical, político, étnico o religioso en razón de ello.

10. Cuando se trafique con la persona secuestrada durante el tiempo de privación de la libertad.

Ante las evidencias expuestas por las autoridades y presidencia luego de más de 36 horas de desaparición de la periodista, se desconoce los motivos por los cuales el director del periódico colombiano utiliza un lenguaje que no se concilia ni con el código penal colombiano, ni con las funciones de información objetiva de los medios de comunicación para referirse al grave delito que presuntamente la organización terrorista ELN ha cometido contra la periodista Salud Hernández Mora.

Ante la extraña ambigüedad de la dirección del Espectador para referirso a un delito de esta gravedad, es necesario aclarar que a la periodista no le “retenieron” su material de trabajo, sino que se lo robaron, y que no la “retiene” la “guerrilla”, sino que la secuestra la organización terrorista ELN, considerada así por la Corte Europea de Derechos Humanos, el Departamento de Estado de los Estados Unidos, la Interpol  y la legislación nacional.

Déjenos su opinión o inscríbase a nuestro Newsletter mensual.



Loading...