“Me fui del municipio porque me iban a matar, pero ellos no se quedaron con esa y mataron algunos familiares míos” José Vitonás: menor reclutado por las Farc.

Vitonás cuenta en su relato, que al interior del grupo terrorista FARC aprendió actividades escabrosas como el reclutamiento ilegal de menores.

José Antonio Vitonás es un colombiano que a muy corta edad fue reclutado por el grupo terrorista FARC. El día de ayer, narró a Caracol Radio los engaños de los que fue víctima y las atrocidades a las que eran sometidos él y sus compañeros, por parte de los comandantes FARC. Una historia que se repitió con miles de jóvenes y que sigue estando en la impunidad.

Vitonás contó que fue reclutado a los 13 años. Inocente de lo que se venía para él, siguió las instrucciones de 3 dirigentes indígenas que le aseguraron que salía de su casa para ir a estudiar. Su sorpresa y desilusión fue de mayores proporciones cuando luego de irse de casa, no había llegado a un salón de clases, había llegado a un campamento guerrillero.

Cuando José Antonio preguntó por la razón de su presencia en el campamento si él iba era a estudiar, un guerrillero le respondió “usted acá no vino a estudiar, el estudio lo aprenderá en la universidad de la vida, usted aquí vino a la guerrilla”. Ante tal respuesta, el menor no tuvo otra alternativa que comenzar a acatar instrucciones criminales por parte de sus comandantes.

Vitonás cuenta en su relato, que al interior del grupo terrorista FARC aprendió actividades escabrosas como el reclutamiento ilegal de menores, el manejo de armas y cómo ser un comandante. Sus estudios se habían desviado forzosamente y ahora estaban encaminados al camino del terrorismo y la clandestinidad.

José contó que a los niños que intentaban escapar de las FARC y eran descubiertos, los obligaban a cavar sus propias tumbas y luego uno de sus compañeros estaba obligado a pegarle un tiro de gracia en frente de los demás. 

Cuando José Antonio decidió desmovilizarse, lo hizo consciente del riesgo que iba a correr su vida, pues como todos lo sabemos, las FARC al ser un grupo narcotraficante, se comporta como tal y quien no quiera seguir en la ilegalidad, termina siendo asesinado. Desafortunadamente, no fue él a quien asesinaron, pero sí a varios familiares. En palabras de José “Cuando me desmovilizo […] me fui del municipio porque sabía que me iban a matar, pero ellos no se quedaron con esa y mataron algunos familiares míos”.

La historia de José Antonio Vitonás es una prueba más de los horrores que vivieron miles de niños al interior del grupo terrorista FARC. Lo irónico es que, a pesar de los múltiples testimonios y pruebas que describen las atrocidades de las FARC, hoy sus cabecillas siguen libres y en la impunidad ¿Cuándo llegará el día en que pagarán por sus crímenes cometidos?

 

Nuestros anunciantes



Loading...