Lo que hizo posible la libertad fue la gradual evolución de la disciplina de la civilización que es al mismo tiempo la disciplina de la libertad.
Friedrich Hayek

Síguenos en FACEBOOK El Nodo Facebook Y TWITTER El Nodo Twitter

En portada de Odebrecht, Alejandro Santos de SEMANA "Olvidaría" tío Santos que recibió USD$400 Mil por contratos

A diferencia de las estimaciones de SEMANA, el propio gerente, Roberto Prieto, confirmo el delito, afirmando en micrófonos públicos de la emisora BLU Radio para el país que: Prieto aceptó que las leyes electorales colombianas prohíben aceptar dinero de una empresa extranjera y no declarar as cuentas en los libros de contabilidad. ​

Un insólito caso de desinformación acaba de ser llevado a cabo por la Revista SEMANA, dirigida por Alejandro Santos, sobrino del presidente Juan Manuel Santos, al olvidarse en su importante portada denunciando en Latinoamerica a los mandatarios afectados por la empresa Odebrecht, incluir a su tío, el presidente de Colombia cuyo gerente confirmó el ingreso sin registrar de $400 mil dólares, según él, en afiches de Juan Manuel Santos.

Como si fuera poco, el director de la revista, olvido también que luego de los ingresos del dinero de Odebrecht, el propio gerente de la campaña acepto públicamente el delito, y el gobierno en funciones firmó multimillonarios contratos con la multinacional Brasilera, incluida la adicion de la via Ocaña Gamarra por $800 mil millones de pesos que terminó beneficiando propiedades de familiares de una de sus ministras en funciones.

La conducta de la Revista SEMANA no se había presentado antes en la historia de Colombia y pone de relieve la cercanía entre la administración del presidente Juan Manuel Santos con la selección de información relevante para el país en la casa editorial.

A diferencia de las estimaciones de SEMANA, el propio gerente, Roberto Prieto, confirmo el delito, afirmando en micrófonos públicos de la emisora BLU Radio para el país que: Prieto aceptó que las leyes electorales colombianas prohíben aceptar dinero de una empresa extranjera y no declarar as cuentas en los libros de contabilidad. 

Ante las preguntas sobre la operación, finalmente el gerente de la campaña Santos Presidente 2010, Prieto afirma: 

"No es legal, usted tiene toda la razón, eso no se lo voy a negar (...) esa fué una operación irregular (...) la gente que participó en el fondeo de eso tiene que aceptar que desde la génesis eso fué irregular" (…)"Yo acepto mi responsabilidad por ordenar los afiches, y la gente de la campaña tendrá que responder"

Los 5 delitos que insólitamente olvidó la Revista SEMANA

En total, a la revista dirigida por el sobrino del presidente se le “olvidó” registrar los siguientes 5 delitos o irregularidades graves.

  1. La campaña no reportó en sus cuentas el ingreso de $400.000 dólares de la firma Odebrecht, lo que es una obligación de todas las campañas políticas, y más de aquellas a presidencia de la Republica.
  2. La campaña pudo haber violado excesivamente los topes de financiación de campañas debido a que en los dos últimos periodos electorales a presidencia de la república en Colombia, todas las campañas ubicadas en primer y segundo lugar bordean por pequeños valores los límites establecidos por el Consejo Nacional Electoral.
  3. La campaña recibió dinero de una multinacional extranjera, lo que quiere decir efectivamente que se financiación internacionalmente para gobernar en Colombia.
  4. La campaña operó con superioridad de condiciones financieras y logísticas, secretamente, lo que la ubicó automáticamente en superioridad frente a las demás campañas políticas que compitieron por la presidencia de la república de Colombia.
  5. La campaña automáticamente puede haber recibido el dinero en calidad de soborno para inversiones ulteriores de la firma Odebrecht en Colombia, debido a que, a diferencia de las demás campañas, Juan Manuel Santos si llego a ser presidente de la república, y como está comprobado, Odebrecht se ha visto beneficiado con multimillonarios contratos con el gobierno nacional.

En redes, al darse cuenta, los ciudadanos han procedido profusamente a hacer la respectiva denuncia:

Nuestros anunciantes