Lo que hizo posible la libertad fue la gradual evolución de la disciplina de la civilización que es al mismo tiempo la disciplina de la libertad.
Friedrich Hayek

Síguenos en FACEBOOK El Nodo Facebook Y TWITTER El Nodo Twitter

4 motivos por los cuales “Disidencias“de las FARC serían el brazo armado del Partido Político FARC

Los miembros de las “disidencias” de las FARC son histórica y organizacionalmente cuadros militares de la organización narcoterrorista FARC, cuyos comandantes terroristas en este momento gozan de la protección y los privilegios concedidos por el presidente Juan Manuel Santos.

El incremento de la violencia y los ataques a la fuerza pública en los últimos días, así como la rapiña de las llamadas “disidencias” de las FARC por robar las caletas de las ellas mismas antes de ser halladas por la ONU, genera más interrogantes que respuestas y pone en una situación absolutamente peligrosa e inestable a la fuerza pública, la población civil y al gobierno nacional. En concreto, son las denominadas “disidencias de las FARC” el brazo armado del partido político FARC?

Al respecto, es necesario tener en consideración 4 motivos estratégicos y de orden público de las FARC:

Partido Político y “disidencias” conservan las mismas siglas de guerra con las que han desangrado al país

Tanto el partido político FARC, legalizado a través del presidente Juan Manuel Santos en absoluta impunidad, así como las denominadas “disidencias” mantienen los mismos identificativos de guerra, representados en las siglas de las FARC o Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo. Lo que en cualquier escenario de amenaza terrorista doméstica en un país industrializado evidenciaría unidad de criterio y estrategia militar, en Colombia, sin embargo, es pasado por los medios de comunicación como una coincidencia. No obstante, la decisión del grupo narcoterrorista FARC de llamarse igual en su partido político, pone en evidencia su coherencia militar y su estrategia a largo plazo de instauración en el imaginario terrorista de los ciudadanos y del país. Para cualquier persona del común seria  evidente que si el grupo narcotraficante FARC tenía interés en cambiar la historia de Colombia en su paso a la legalidad, una mínima exigencia seria cambiar su nombre. El uso del mismo nombre sin embargo confirma su carácter estratégico e intimidatorio con la ventaja de estar cercanamente articulado en ideología con las denominadas “disidencias” que conservan los mismos distintivos y la misma plataforma política que el partido político.

Partido político y “disidencias” de FARC tienen exactamente la misma plataforma programática y política

A la fecha, tanto el partido político del grupo narcoterrorista FARC, así como las denominadas “disidencias” mantienen la misma plataforma política y programática, esto quiere decir, que directa o indirectamente son dos grupos en la “legalidad” y la ilegalidad que tienen objetivos militares, programáticos, gubernamentales, militares y terroristas comunes. Adicionalmente, la gran mayoría de las llamadas disidencias de las FARC usan cuadros militares instruidos en el grupo narcotraficante FARC, que ahora, combinando el peor de los escenarios para el país, cuenta con miembros en el Congreso de la Republica, lo que por ende, configura un panorama terrorífico para la institucionalidad y la historia colombiana.

“Disidentes” de FARC y miembros del partido político FARC se conocen por décadas, han delinquido juntos y podrían mantener contactos clandestinos

Los miembros de las “disidencias” de las FARC son histórica y organizacionalmente cuadros militares de la organización narcoterrorista FARC, cuyos comandantes terroristas en este momento gozan de la protección y los privilegios concedidos por el presidente Juan Manuel Santos. Los cabecillas de las denominadas disidencias, adicionalmente, por su rol marcial tienen o han tenido cercanía con los comandantes, subcomandantes, cuadros y razos del grupo narcotraficante FARC, que ahora goza en su mayoría con la legitimidad de obrar desde la vida civil, con la misma estrategia de expansión política en Colombia. Por este motivo, para nadie es un secreto, que en tanto las FARC se mantengan como grupo político con la misma plataforma que el grupo terrorista FARC, la cercanía y unidad de criterio entre las dos facciones trabajando en la “legalidad” y la ilegalidad no puede descartarse.

“Disidencias” de las FARC y partido político FARC configuran la mejor estrategia militar para el dominio territorial y político de Colombia, señalado en sus "Conferencias" históricas

Con un aumento acelerado de los cultivos de cocaína, llegando a la suma aproximadamente de 200.000 hectáreas cultivadas de la planta, tanto el grupo de “disidencias” de las FARC como el partido político de las FARC analizan que la situación política y de orden público de Colombia es una bomba de tiempo. Desde esta perspectiva, y conforme a las políticas de largo plazo de la organización narcotraficante FARC en sus numerosas convenciones nacionales a las cuales han sido incluso invitados miembros del Partido Comunista Colombiano, la unión o articulación directa de un brazo militar se convertiría en la mejor estrategia de las FARC para lograr incrementar los niveles de tensión política derivada de la amenaza al orden público de las “disidencias”, y el poder político del Partido FARC con curules, financiación, impunidad, influencia estratégica, territorios históricos, propiedades e impunidad garantizada por la administración de Juan Manuel Santos. En suma, la mejor estrategia político militar para incrementar los niveles de dominio militar, político y territorial en Colombia, facilitado por un gobierno blando y unas fuerzas armadas confundidas por los decretos que el mismo gobierno ha emitido para proteger a las FARC de ir a la cárcel.

Déjenos su opinión o inscríbase en nuestro Newsletter mensual.

Nuestros anunciantes