PODCAST: La Voz de la Mayoría Silenciosa

Las 4 cruzadas de Trump que intimidaron a Santos, el populismo, las redes sociales y los medios de comunicación

Donald Trump, llegó a la Casa Blanca con un discurso claramente pragmático y contra el populismo de la izquierda. Su discurso conservador caló en un país cansado de buscar quedar bien con todo el mundo localmente, pero violador del derecho internacional.

Con un discurso conservador y abocado a la protección de la industria estadounidense, con la censura en medios y redes sociales y la eminente muestra de un proceso electoral con rasgos claros de fraude, el gobierno de Donald Trump automáticamente puso en problemas a los gobiernos de izquierda y populistas de la región. Las siguientes, son las 4 cruzadas que libro durante sus años de mandato lo cual lo ponen en las antipodas de la administración de Juan Manuel Santos, Nicolás Maduro, Daniel Ortega y Raúl Castro.

La cruzada de Trump contra el populismo del partido demócrata

Donald Trump, llegó a la Casa Blanca con un discurso claramente pragmático y contra el populismo de la izquierda. Su discurso conservador caló en un país cansado de buscar quedar bien con todo el mundo localmente, pero violador del derecho internacional. Adicionalmente, la imagen de Trump revive los principales propósitos sociales de los Estados Unidos como república de emprendimiento y de propiedad privada, contrario al discurso populista de la corrupta familia Clinton, Joe Biden y los intentos fallidos de la administracion de Obama de tratar de corregir el rumbo con mas impuestos y un sistema de salud insostenible.

La cruzada contra la corrupción de Washington, los Clinton y Joe Biden

La cruzada contra el populismo y el lenguaje políticamente correcto de Trump, le hizo llenarse de enemigos poderosos privilegiados, como los medios de comunicación, los sindicatos de actores de Hollywood, el partido demócrata, las BigTech como Twitter, Facebook o Google y quién fuera en su momento posiblemente la candidata más corrupta en la historia de los Estados Unidos; Hillary Clinton.

En concreto, a pesar de las numerosas conspiraciones creadas en las elecciones de 2017 por el partido demócrata para atraer a los votantes, los ciudadanos no le creyeron las mentiras a Hillary Clinton, lo que automaticamente la hizo hundirse en las encuestas.

A pesar del claro sesgo de fraude demostrado en las actuales elecciones con Joe Biden, el fenómeno es excepcional, debido a que nunca en la historia política del país un candidato se había ganado tantos enemigos en medio de la campaña que incluso llevaron a censurar y eliminar su perfil.

Como si fuera poco, los escándalos de corrupción y manejo privado de los asuntos públicos de los demócratas, no solamente estallaron en medio de las elecciones, sino que fueron conocidos globalmente con publicaciones recientes lo que no cesó en los intereses de la ciudadanía de llevar nuevamente a Donald Trump al poder. De esta manera, la credibilidad de Trump automáticamente aumentó, llevando a cabo con pruebas, una campaña de acusaciones infundadas del partido demócrata que le valió el voto de los ciudadanos.

La cruzada contra las noticias falsas de los medios de comunicación y la censura en redes

El evidente rechazo del electorado norteamericano a los medios de comunicación y su fábrica de mentiras, llevó a la gente a buscar nuevas fuentes de noticias independientes, lo que le permitió a Trump articular su discurso con miras a las elecciones tanto del 2017 como del 2020. Adicionalmente, los ciudadanos estadounidenses se dieron cuenta que los medios de comunicación estaban confuabulados para impedir la victoria de Trump. La situación de los medios de comunicación como fábrica de mentiras en los Estados Unidos no sería nueva en el mundo.

En Colombia recientemente existen numerosas demandas ciudadanas que denuncian como estos medios manipulan al electorado, que en el caso doméstico tuvo su mayor rechazo con la victoria del No en el plebiscito. Por este motivo, Trump supo valerse de la falta de credibilidad de las grandes corporaciones de prensa escrita y television en Estados Unidos, para edificar sus aspiraciones. Su esfuerzo fue finalmente reconocido por los electores quienes, en muestra de rechazo por lo sucedido en redes sociales, han decidido volcarse en contra de los llamados BigTech.

La cruzada contra el totalitarismo y el populismo de izquierda en Latinoamérica

Con la llegada de Trump a la casa blanca con un discurso conservador y abocado a la protección de la industria estadounidense, puso automáticamente en problemas a los gobiernos de izquierda y populistas de la región.

Entre los gobiernos afectados por la llegada de Trump se cuentan:

Raúl Castro: Trump ha afirmado enfáticamente que va a apoyar la llegada del capitalismo a Cuba, y que el régimen es una dictadura. Además de ello de declararlo nuevamente amigo del terrorismo.

Juan Manuel Santos: Trump no comparte ceder el estado de derecho con organizaciones narcotraficantes y terroristas, y abiertamente negó la posibilidad de conceder derechos al terrorista Simon Trinidad, solicitado por el gobierno de Colombia, como se reveló en su momento con una carta de congresistas estadounidenses. Adicionalmente, el lenguaje complaciente de Santos con los narcotraficante de las FARC, y su cercanía con Raúl Castro y Maduro, lo hicieron no solamente un político de desconfiar, sino peligroso para los intereses de Trump y los Estados Unidos.

Nicolás Maduro: Trump supo que Maduro era un dictador, y que a pesar del silencio de Santos y Raúl Castro como cercanos al régimen cubano, Venezuela debe salir cuanto antes de él.

Daniel Ortega: Para Trump, Ortega es otro dictador más de Latinoamerica, cuyos poderes recientes otorgados por el congreso lo ponen a la altura de Maduro.

Nuestros anunciantes



Loading...