María Emma Mejía, la consentida de Iván Duque y Ernesto Samper que lidera la política exterior de Colombia en la ONU

Mejía fue secretaria de la Organización Internacional fundada por Hugo Chávez, UNASUR, siendo reemplazada posteriormente por el propio Ernesto Samper, quien permitió la alineación en la región de los intereses de la izquierda radical ,apoyando la descomposición de Venezuela y facilitando el posicionamiento de Cuba.

Durante la última semana, se ha discutido en Colombia las razones por las cuales Donald Trump, por segunda vez, cancelo su viaje oficial a Colombia, un mes antes de la visita, sin agendar para una tercera oportunidad una nueva fecha. La situación seria extremadamente compleja, debido a la histórica cercanía estratégica de Colombia con los Estados Unidos, y el drama venezolano que sin antecedentes, ha disparado los niveles de éxodo humano en Latinoamérica.

En concretó, parte de los interrogantes pueden haberse despejado esta semana, cuando en una votación histórica de la ONU, apoyando a Cuba, y solicitando levantar el “embargo” de los Estados Unidos sobre esta dictadura, Iván Duque autorizó a María Emma Mejía, Embajadora de Colombia en la ONU, a alinearse con los intereses de Raúl Castro, y dar la espalda a los Estados Unidos. Prácticamente el mismo día, ante los evidentes hechos y las consecuencias para la política exterior norteamericana, la secretaria de estado de la Casa Blanca cancelaba por segunda oportunidad su viaje a Colombia, enfriando, de nuevo, las relaciones entre Estados Unidos y el país.

El florero de Llorente de tal situación, puede ser precisamente María Emma Mejía, a quien Iván Duque protegió en la Embajada de Colombia en la ONZ, anticipando que, contra viento y marea, se quedaría hasta diciembre de este año. La situación llama poderosamente la atención debido precisamente a que María Emma Mejía es la más importante consentida del expresidente colombiano Ernesto Samper, quien durante años ha sido conocido por haber financiado su campaña a la presidencia con dineros del cartel de Cali.

Como si fuera poco, Mejía fue secretaria de la Organización Internacional fundada por Hugo Chávez, UNASUR, siendo reemplazada posteriormente por el propio Ernesto Samper, quien permitió la alineación en la región de los intereses de la izquierda radical ,apoyando la descomposición de Venezuela y facilitando el posicionamiento de Cuba.

El propio “ex terrorista” del ELN, León Valencia, se refería a Mejía en los siguientes términos:

“Ahora se la ve acompañando a Lucho Garzón en las correrías por la ciudad enviando el mensaje de que está al lado del primer experimento importante de gobierno de la hasta hace poco marginal izquierda colombiana. Tiene para ello fibra social, comoquiera que su mayor orgullo es haber ayudado a cientos de jóvenes de Medellín a encontrar un futuro en los años aciagos de la ciudad, cuando ella fungía como delegada presidencial en las comunas incendiadas por la violencia. Tiene una rebeldía recóndita que aflora ante los atropellos a los derechos humanos o los zarpazos a las libertades democráticas. Tiene la ilusión de la paz y ha participado en las comisiones que desde la sociedad civil o desde el gobierno se han conformado para tan grande propósito.”

 

 

Como se sabe, María Emma Mejía fue también Ministra de Relaciones Exteriores de Ernesto Samper, lanzándose a la alcaldía de Bogotá por el Polo Democrático en alianza con Samuel Moreno y Gustavo Petro. Así las cosas, la decisión de Iván Duque de trabajar en la ONU con María Emma Mejía, lanza un mensaje contundente a la administración de Donald Trump, donde el gobierno nacional avala como principal representantes en el organismo internacional, a la anterior secretaria de la UNASUR, y una aliada de la izquierda regional, contraviniendo la agenda de Washington.

 

Nuestros anunciantes



Loading...
Imagen de Sofía Gaviria Correa
Sofía Gaviria Correa
Imagen de Abelardo De La Espriella
Abelardo De La Espriella
Imagen de Jaime Arturo Restrepo Restrepo
Jaime Arturo Restrepo Restrepo